Un alcalde francés se come una rata porque el Barça ha remontado en la Champions

Un alcalde francés se come una rata porque el Barça ha remontado en la Champions

La política española no estaba tan mal como creíamos, si no, echad un vistazo fuera.

Las ratas están de moda. No hay duda. Lo mismo te las encuentras cosidas en plena costura de tu modelito de Zara que te preparas todo un buen filete a lo 'ratatouille' sobre una cama de patatas panaderas que está 'para chuparte los dedos'.

Hay que reconocerlo: esos bichos peludos, grasientos, mugrosos, que salen de las alcantarillas y que prometen pasarte las infecciones más divertidas que se te pueden ocurrir no son lo primero en lo que piensas a llevarte a la boca cuando tu tripa ruge más que la Esteban cuando tocan a su 'Andreíta'.

Y teniendo en cuenta todo eso, el alcalde de Mont-de-Marsan, Charles Dayot, consideró que, con 'las pocas posibilidades' que tenía el Barça para remontar frente al PSG en la Champions, debía de enfrentar una apuesta.

Porque lo de gobernar y eso aburre un poco. Así que, sin ningún tipo de pudor, retó a la formación blaugrana a comerse una rata entera si conseguían remontar en el encuentro que, para desgracia del político, se saldó 'casi en empate'. 6-1 a favor del Barça. Casi nada.

Una leche

Como diría nuestra querida Rita Barberá, lo primero que tuvo que pasar por la cabeza de Dayot fueron las siguientes palabras: "¡Qué hostia!".

Y como Charles Dayot es todo un hombre de palabra, decididó sentarse en pleno restaurante, ante la atenta mirada de las cámaras y de sus vecinos y comenzar a degustar el plato como si fuera todo un marqués.

¿Os preguntáis a que sabía la rata? "Como a conejo", ha relatado al portal 101 Great Goals. Así continúa la clase política de nuestro planeta. 

Comentarios