Fenómeno Aitana Ocaña: las heridas de 'OT' y la presión contra una artista que empieza

Fenómeno Aitana Ocaña: las heridas de 'OT' y la presión contra una artista que empieza

La joven cantante está empezando su carrera pero ya tiene una presión mediática que puede ser muy perjudicial.

Televisión Víctor Mopez Víctor Mopez 27 Septiembre 2018 14:45

¿Recordáis vuestros dieciocho añitos? Alcanzar la mayoría de edad supone un paso importante no solo por el trámite de poder votar. Supone el primer paso hacia la vida adulta en el que empezar a definir tu futuro. Por regla general, a esa edad te examinas de selectividad, eliges la carrera universitaria en la que te volcarás en los próximos años o directamente te lanzas al mundo laboral. Son decisiones importantes, pero meditadas al lado de tu familia y amigos, con los que pasas una gran parte de tu tiempo y largas noches de discoteca. Bendita juventud.

Esos maravillosos años también son fundamentales para nuestro desarrollo, pero no todo el mundo puede disfrutarlos de la misma manera. Y este es el caso de los jóvenes artistas. Ser un artista a temprana edad te expone de una manera decisiva y te arrebata todo aquello que, se supone, una persona debe vivir en su juventud. Cambiar los exámenes por los conciertos, las copas con amigos por las preguntas incómodas de la prensa y los tranquilos paséos por la ciudad por horas y horas de vuelos y carreteras puede parecer maravilloso para quien lo ve desde fuera, pero para aquel que lo vive no es nada sencillo.

Fenómeno 'OT'

'Operación Triunfo', un verdadero fenómeno "'Operación Triunfo', un verdadero fenómeno"

'Operación Triunfo' es, con toda seguridad, el talent show musical más exitoso de nuestro país. Tras ocho temporadas y un parón de seis años, el concurso regresó a Televisión Española con una edición que ha conseguido recuperar el éxito y el fenómeno que explotó su primera temporada allá por el 2001. 'OT 2017' presentó a un grupo de dieciséis jóvenes auténticamente genuinos que, debido a su edad, no conocieron el formato, por lo que se lanzaron a vivirlo con total naturalidad sin sospechar que aquello les cambiaría la vida.

Tras más de tres meses encerrados en la Academia, los concursantes salieron topándose con un boom mediático que les ha atrapado de una manera voraz, sin pedir permiso. Nadie se esperaba un éxito tan arrollador como el cosechado por la novena edición del programa producido por Gestmusic que, si bien les ha dado la opotunidad de cumplir su sueño, también les ha convertido en víctimas del mismo

No todos lograrán mantenerse en la industria musical y algunos ni siquiera podrán comenzar su propia carrera más allá de 'OT'. Sin embargo, algunos de ellos ya despuntan configurándose como grandes estrellas arrastrando importantes legiones de fans. Este es el caso, por ejemplo, de Amaia Romero, Aitana Ocaña o Luis Cepeda, los que parecen tener más futuro en el mundo de la música. Alcanzar la fama y el éxito de una manera tan repentina y atroz tiene sus consecuencias, puede suponer una losa muy pesada para gente tan joven que hasta hace menos de un año era completamente anónima. Nadie les enseña a digerir esto y, psicológicamente, se paga.

El síndrome de Rosa López

Rosa López, primera ganadora de 'OT' "Rosa López, primera ganadora de 'OT'"

El fenómeno de 'OT 2017' solo es comparable al de la primera edición del talent show. El tiempo de descanso del que ha gozado el concurso le ha permitido recuperar la ilusión del espectador y dar con una generación de concursantes que, como aquella que formaron Rosa López, David Bisbal, Chenoa, Bustamante y compañía, han entrado con el folio en blanco.

De aquel 'OT 1' una concursante consiguió revolucionar a un país entero: Rosa López. La granadina, por aquel entonces, solo tenía 20 años, y tras alzarse con la victoria salió de la Academia para darse cuenta que a partir de entonces era 'Rosa de España'. Después vino Eurovisión, conciertos, firmas de discos, viajes, promociones... Y por el camino la cantante se rompió.

Pocos son los que dudan que la intérprete de 'Europe's Living a Celebration' fue un juguete roto que acabó siendo devorada por aquella fama y éxito que no le permitieron respirar. Tal fue la presión, que la ganadora de 'OT 1' acabó perdiendo su prodigiosa voz, lo que la obligó a retirarse de los escenarios. Nada volvió a ser igual para Rosa López. Durante varios años permaneció en el ostracismo, lo que no empañó el bonito recuerdo que dejó en el gran público que, hoy en día, le sigue guardando un cariño especial.

Quince años después del estreno de aquella maravillosa primera edición, TVE celebró un reencuentro entre todos sus concursantes emitido en forma de documental que culminó con un concierto multitudinario en el Palau Sant Jordi. Ver de nuevo juntos en pantalla a los ya maduritos extriunfitos volvió a despertar los recuerdos y emociones, por lo que pudimos comprobar que Rosa López, a pesar de los años transcurridos, seguía sin superarlo. Sus lágrimas sinceras y sus palabras dibujadas entre una sonrisa y ojos de pesar dieron una idea de las consecuencias y cicatrices que puede dejar el fenómeno de 'Operación Triunfo'.

La presión de Aitana Ocaña

Aitana Ocaña durante su paso por 'OT 2017' "Aitana Ocaña durante su paso por 'OT 2017'"

Solo los propios concursantes de 'Operación Triunfo' pueden entender lo que significa formar parte del concurso. El encierro en la Academia y el boom posterior supone una bofetada que no todos logran esquivar. El foco mediático, tal y como se demostró en el caso de Rosa López, a veces quema, porque no todos tienen la fortaleza o seguridad de manejarlo para sobrevivir en un mundo que, de primeras, quizás no entienden. 

Aitana Ocaña entró en 'OT 2017' con diecioho años recién cumplidos, cuando se acababa de examinar de selectividad. Desde la Gala 1, en la que ya se convirtió en la favorita del público, despuntó configurándose como una firma candidata a ganar el concurso. No hizo falta, finalmente quedó segunda clasificasa por detrás de su compañera y amiga Amaia Romero. No obstante, hoy nadie duda de que es una de las artistas más prometedoras de nuestro país con un imponente futuro por delante.

Durante su estancia en la Academia ya dio el perfil de una cantante con verdadera proyección internacional. Con muchas cosas que pulir debido a su juventud, muchos fueron los que directamente la compararon con artistas de la talla de Sia. Lo que puede parecer un halago, también se convierte en una presión cuando no cumples las expectativas de aquellos que te han puesto el listón demasiado alto.

La catalana está cumpliendo su sueño y puede que el futuro del pop en España lleve su nombre, pero la presión a la que está siendo sometida puede tornarse insoportable. Ocaña está llamada a triunfar, pero también ha de formarse y aprender. Todo el mundo espera que llene estadios, compara sus singles con los de Dua Lipa... Y olvidamos que está empezando. Se le está pidiendo virtuosismo a una joven que tan solo ha dado el primer paso de un camino que nunca acaba. Aprendamos de nuestros errores, tanto el gran público como la industria musical, para que Aitana no tenga que mirarse en el espejo de Rosa López. 

Ayuda psicológica

Amaia, Aitana, Roi y Ana Guerra no pueden dejar de llorar durante su visita a la Academia "Amaia, Aitana, Roi y Ana Guerra no pueden dejar de llorar durante su visita a la Academia"

El ser una de las concursantes más queridas de 'OT' también supone que se la exija más que al resto. El interés que despierta Aitana va más allá de su maravillosa voz. Su personalidad transparente hacen de ella una artista sincera, honesta y cercana que fácilmente acaba llegando al corazón del público, al que remueve por dentro ya no solo con una de sus canciones, sino con cualquier comentario o gesto. Ella lo sabe y lo único que hace es sentirse eternamente agradecida, como repite cada vez que tiene ocasión.

La responsabilidad que esto supone, no obstante, no deja descansar a la joven cantante. Desde que salió de la Academia ha intentado adaptarse a su nueva realidad en la que se le han cuestionado hasta aspectos de su vida privada, especialmente en su relación con Luis Cepeda, también concursante de su edición. 'OT' no solo afecta en lo profesional, sino en lo más profundo de lo personal. 

La ayuda psicológica se hace necesaria. Durante la última fase de cásting finales de 'OT 2018' Aitana pudo visitar la Academia al lado de sus compañeros Amaia, Roi Méndez y Ana Guerra. La emoción la invadió. Antes de la Gala 1 de la nueva edición del concurso, volvió a visitarla para conversar con los neófitos triunfitos y, de nuevo, la emoción se apoderó de ella. "Yo por mí me quedaría aquí siempre. Creo que a todos nos ha costado [adaptarnos a la vida fuera de la Academia], pero a mí creo que ha sido a la que más le ha costado superarlo. Voy poco a poco", confesaba.

Esa misma noche volvió a subirse al escenario que la vio nacer como artista para intérpretar su primer single en solitario, 'Teléfono'. Pero algo salió mal. Los nervios pudieron con ella y le jugaron una mala pasada, lo que sirvió para que las redes sociales afilaran sus cuchillos. Horas después, se abrió en canal para sincerarse sobre lo ocurrido y expresar los duros momentos vividos durante los útimos meses: "Siento no haber podido controlar mi emoción (...) espero conseguir ser más fuerte poco a poco y poder superarlo... todo".

"Hay veces que he querido parar de luchar"

Aitana Ocaña canta 'Teléfono' en la Gala 1 de 'OT 2018' "Aitana Ocaña canta 'Teléfono' en la Gala 1 de 'OT 2018'"

A través de una sincera carta, Aitana Ocaña ha mostrado sus sentimientos con el objetivo de que todos entendamos, de alguna manera, por lo que está pasado. "Yo estoy bien, solo quiero transmitiros (...) que si dejo de contar mi vida privada es porque no me he acostumbrado todavía a la idea de estar tan expuesta, sé que yo tenía que tenerlo claro y os prometo que lo tengo, muy, muy claro, solo estoy diciéndoos que lo proceso todo poco a poco... y siento si es poco a poco pero es que soy así", ha explicado.

Reconoce que "desde que salí de 'OT' he cometido varios errores, de los que he ido aprendiendo" aunque tiene claro que "voy a comentar muchísimos más, porque esto es un camino, y no quiero llegar a ninguna meta, simplemente disfrutar del camino, tropezándome, desviándome, volviendo a encontrarlo (...) simplemente siendo feliz disfrutando". 

La joven cantante explica que "solo llevo dentro de esta nueva vida casi un año, y sí... es poco tiempo, pero todo es nuevo para mí. Hay veces que he querido parar de luchar o he pensado que esto no era para mi, pero ¿sabéis?, no voy a dejar de luchar, en quererme, en superarme, en aprender, en entenderme, y en entender a los demás, en confiar en mí antes que nadie más, en encontrar mi calma/paz interior, en saber llevar esto 'como una campeona' (...), el entender mi camino y comprenderlo tanto hasta acabar de amarlo del todo, y que nunca acabe... que nunca acabe este camino por favor, es precioso".

Sus palabras no solo transmiten verdad, sino una madurez abrumadura. Aitana necesita ayuda y está en nuestra mano hacerle el camino más fácil. Dejémosla que lo disfrute y que se lo vaya labrando ella sola, disfrutando y tropezando como ella misma señala. Si queremos que vuele, no le cortemos las alas, que Aitana puede llegar al cielo.

Comentarios