Buscar
Usuario

Música

Aitana Ocaña, al borde del llanto al ser perseguida y acosada por la prensa

Tras un idílico viaje junto a su pareja, Miguel Bernardeau, Aitana se topó con la insistencia y el agobio de los periodistas en su llegada a Barajas.

Aitana Ocaña, al borde del llanto al ser perseguida y acosada por la prensa

Aitana Ocaña salió de 'OT 2017' apuntando maneras y levantando pasiones, que avivó aun más aun al salir del programa. Con éxitos como 'Teléfono', 'Vas a quedarte' o su nuevo single '+', con Cali y El Dandee, la extriunfita se ha convertido en toda una estrella con un exitosos recorrido en la música que promete.

Su carrera está en pleno auge y no dejamos de verla en diferentes actos, rodeada de caras reconocidas. Así ha ocurrido durante esta semana: Aitana y su pareja, Miguel Bernardeau, actor e hijo de Ana Duato, acudieron al desfile de Hugo Buoss en la semana de moda de Milán. Acapararon los focos, posaron felizmente en el photocall y coincidieron con personalidades como Chiara Ferragni. Sin embargo, aquella escapada ha terminado con un sabor agridulce para la catalana.

Aitana Ocaña y Miguel Bernardeau junto a Chiara Ferragni en Milán "Aitana Ocaña y Miguel Bernardeau junto a Chiara Ferragni en Milán"

Era de esperar que la prensa del corazón estaría esperando a la pareja de moda, aunque tal recibimiento, la lluvia de preguntas y el agobio general pasaron factura a Aitana. En uno de los vídeos difundidos se aprecia cómo la artista, agobiada, está a punto de llorar"Lo siento, lo siento. Por favor", alegaba ella pidiendo paso.

Agobiada y rodeada de cámaras consiguió salir de la terminal de Barajas para acudir en busca de un taxi junto a Benardeau. "Me da mucha vergüenza esta situación", confiesa la joven a su pareja, ante la incomodidad palpable. Finalmente consiguen entrar en el taxi sin hacer ningún tipo de declaraciones, y ante la reacción de Aitana, el protagonista de 'Élite' decide tapar la ventanilla con una sudadera para impedir que siguieran grabando o haciendo fotografías. "El gilipollas este", se escucha a uno de los trabajadores cuando se marchan.

Un límite indefinido

El vídeo ha generado un gran debate en redes sociales en el que los seguidores de la artista han mostrado su descontento hacia la actitud de los periodistas. "Que sean famosos no permite todo"; "hay momentos en los que Aitana está a punto de llorar y aun así siguen preguntando y encima tonterías. Chapó por ella, que aun teniendo 20 años demuestra tener una educación enorme", alegan.

Sin embargo, no todas las opiniones coinciden. "Todos saben a los que se exponen y luego todos se aprovechan del lado bueno de la fama y se quejan del malo", remarcó un usuario. "Me encanta Aitana y creo que es supereducada, no como Miguel muchas veces, pero esto es así. El periodista no ha sido irrespetuoso y hace su trabajo", continuaba otro.

El precio de la fama, aclaman muchos. Sin embargo, nadie debería verse abordado de esta manera y sometido a semejante agobio y estrés tras volver de un viaje, máxime cuando Aitana siempre ha sido un encanto con la prensa. ¿Dónde está el límite entre el trabajo de los periodistas y el acoso a los famosos?

Artículos recomendados

Comentarios