Buscar
Usuario

Noticias

Agresión tránsfoba en Valencia: las arrastran y roban al grito de "travelos de mierda"

Un grupo de 25 personas agredieron a dos jóvenes trans, que también denuncian la escasa ayuda policial que recibieron cuando fueron a denunciar.

Agresión tránsfoba en Valencia: las arrastran y roban al grito de "travelos de mierda" Agresión tránsfoba en Valencia: las arrastran y roban al grito de "travelos de mierda"

Foto: GTres

Nueva agresión tránsfoba en Valencia. Los hechos ocurrieron en la madrugada del pasado viernes 1 de octubre al sábado día 2, cuando Valeria, una trans joven de 19 años, hacía botellón junto a otra amiga, también trans, en la avenida Blasco Ibáñez. La agresión se desató cuando se acercaron a un grupo de personas a pedir un vaso de plástico.

Ha sido la propia Valeria la que ha decidido denunciar el suceso a través de sus redes sociales. "Cuando nos acercamos a un grupo de unas 25 personas aproximadamente nos dijeron que no tenían. Nos despedimos y nos dijeron 'chao, chicas'".

Sin embargo, una de las integrantes del grupo decidió hacer gala de sus transfobia. "Yo aquí no veo ninguna chica", espetó a lo que Valeria respondió dejando claro que sí que eran mujeres. La agresora, entonces, intentó quemarla con un cigarro, por lo que la joven le apartó la mano pero al tratar de marcharse la cogió del pelo y la tiró al suelo.

"En ese momento todo el grupo de aproximadamente unas 25 personas vino a pegarme y en cuanto se dieron cuenta que mi amiga también era trans dijeron: 'ella también es un hombre', y empezaron a pegarla a ella también", asegura.

Mientras las golpeaban y pateaban en el suelo no dejaban de lanzarle insultos del tipo "travelos de mierda". El suceso no quedó solo en insultos y golpes, sino que también intentaron robarles los bolsos y los móviles e incluso a su amiga le quitaron las zapatillas para tirarlas a un contenedor. "Había gente alrededor, pero nadie hacía nada", denuncia Valeria.

Escasa ayuda policial

Tras la paliza, prosigue Valeria, acudieron corriendo a un furgón de policía cercano, cuyos agentes, según denuncia la víctima, "estuvieron unos 10 minutos esperando para bajar del coche, y cuando bajaron los agresores ya se habían ido". Lamenta que "los policías no ofrecieron ningún tipo de ayuda". Ante la impotencia, ambas amigas se subieron en un taxi para realizar el parte de lesiones en el hospital clínico de València. La afectada pidió "máxima difusión y visibilidad para que se sepa lo que te puede llegar a pasar por ser trans en esta sociedad".

Artículos recomendados

Comentarios