Buscar
Usuario

Política

Agresión en Alsasua a dos Guardias Civiles: ¿delito de terrorismo o no?

Las discrepancias entre los tribunales de Justicia y algunos magistrados o políticos están intensificando el debate. La Fiscalía ha pedido 50 años de prisión para cada uno de los agresores.

La agresión a dos Guardias Civiles en Alsasua (Navarra), ha vuelto a la actualidad después de la petición de la Fiscalía de 50 años para cada uno de los agresores. El Ministerio Público ha terminado imputando a cada uno de ellos cuatro delitos de lesiones terroristas.

Los hechos se registraron el pasado 15 de octubre de 2016 en un bar de la localidad navarra, cuando varios miembros del movimiento OSPA de la Izquierda Abertzale agredieron de madrugada en un bar a un teniente y un sargento de la Guardia Civil, así como a sus parejas. El teniente tuvo que ser trasladado al hospital donde fue intervenido por una fractura de tobillo.

Puerta del bar donde sucedió todo "Puerta del bar donde sucedió todo"

En una sociedad vasca y navarra que quiere dejar atrás la barbarie del terrorismo separatista, en Los Replicantes queremos hacernos la pregunta: ¿Representa este delito un residuo de aquella pesadilla? ¿Se trata de una 'simple pelea de bar', tal y como se ha señalado desde algunos sectores?

Las posturas están completamente enfrentadas y parece difícil que se pueda llegar a una conclusión consensuada. Por ello queremos plantear el debate para que los lectores lleguen a sus propias conclusiones: ¿Hubo delito de terrorismo? 

1 Sí hubo delito de terrorismo

Las personas que agredieron a los guardias civiles pertenecían al colectivo OSPA, un movimiento vinculado a la izquierda abertzale que, paradójicamente está en contra de la presencia de la Guardia Civil en los territorios vasco y navarro.

Tanto víctimas como agresores no mantenían ningún vínculo que pudiese justificar una agresión por motivos personales. En este caso, el Tribunal Supremo indica que la intención de los agresores era "provocar un estado de terror en las personas que aparecen como víctimas".

El filósofo Fernando Savater considera que las agresiones como las de Alsasua muestran que la banda continúa activa "El filósofo Fernando Savater considera que las agresiones como las de Alsasua muestran que la banda continúa activa"

La resolución del Alto Tribunal concluía que los agresores podían haber incumolido del artículo 573.1 del Código Penal, puesto que sus actos se enmarcan en "un marco de conductas dirigidas a crear en los miembros de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y de sus familias un estado de terror e inseguridad que los impulse a abandonar los mencionados territorios", algo que se incluye en una estrategia coordinada.

La novia de uno de los agentes agredidos ya ha tenido que abandonar la localidad "atemorizada" y ha confirmado que no puede salir de la calle sola porque "me siento atemorizada, tengo miedo a salir a la calle. Todo esto ha marcado mi vida". La joven, que está en tratamiento psicológico para superar todo lo sucedido, ha señalado un punto importante: "Mi novio nunca ha tenido ningún problema con nadie antes de esto, pero no voy a tolerar que nadie me imponga con quién tengo que relacionarme".

Si los hechos mantuviesen la naturaleza descrita, supondría que ETA no ha finalizado con su actividad (aún no se ha disuelto, aunque haya entregado su arsenal). El filósofo Fernando Savater describía la situación de esta manera en una entrevista con el diario ABC: "Militarmente han perdido, pero continúan muy activos. Para muestra lo ocurrido en Alsasua con los guardias civiles. Cuando podían matar, mataban, y cuando ya no pueden, no dejan vivir. Eso es lo que hay que impedir", ha relatado.

Con esta postura comulgan las asociaciones y colectivos de terroristas, la Fiscalía y el Tribunal Supremo. Y por esta vía serán juzgados hasta que el magistrado determine la naturaleza de los hechos.

2 No hubo delito de terrorismo

Los que argumentan que no existió en ningún momento delito de terrorismo, se basan en el siguiente argumento: los acusados no tenían vinculación conocida con ETA.

"La Fiscalía habla del entorno de ETA cuando ETA está desactivada y no está acreditada la vinculación de ninguno de los acusados con la organización terrorista. Me llama la atención que emplee tanot esfuerzo en un contexto en el que el protagonista es ETA cuando no está en el juicio ni llamada a declarar", ha señalado la profesora de Derecho procesal penal en el Centro de Estudios del Colegio de Abogados de Madrid, Isabel Elbal, en declaraciones a Público.

La presidenta navarra, Utxue Barkos y la consejera de presidencia, María José Beumont, consideran "La presidenta navarra, Utxue Barkos y la consejera de presidencia, María José Beumont, consideran "negativa e innecesaria" la condena"

Por otro lado, en un primer escrito de la Fiscalía se señalaba que los altercados fueron casuales, así como en los informes preliminares de la Guardia Civil y la Policía Foral. Las diligencias por terrorismo se abrieron posteriormente. Además, el encuentro fue casual y las víctimas actuaron cuando empezaron a oír improperios, tal y como ha relatado el periodista Alejandro Torrús.

También algunas fuentes jurídicas, que en este caso no han querido revelar su identidad, consideran "desproporcionado" que se haya llegado a imponer una pena de 62 años de prisión por romperle un tobillo a una persona. "Una pelea a las 5 de la mañana termina con un tobillo roto. ¿Hay dudas sobre su naturaleza?" relata uno de los entrevistados.

Con estas afirmaciones comulgan los grupos nacionalistas, el ayuntamiento de Alsasua, los familiares de los acusados y el Gobierno de Navarra, que ha calificado la actuación de "innecesaria" y "negativa".

Mientras tanto, la división de opiniones continúa en marcha mientras la Justicia dilucida si hubo delito o no en las agresiones.

Artículos recomendados

Comentarios