Buscar
Usuario

Ciencia

Cáncer: ¿Cuáles son las señales de alarma y cuándo debería preocuparme?

Llevar una vida saludable, estar concienciado y detectar el tumor a tiempo pueden disminuir hasta en un 50% la probabilidad de tener cáncer.

El 4 de febrero se celebró el Día Mundial contra el Cáncer, una enfermedad que se cobra la vida de alrededor de 9 millones de personas al año. Precisamente, la mayoría de ellas (más del 70%) viven en América Latina, África y Asia. Aquí, la desigualdad y la falta de recursos también ejercen un factor determinante. Según la OMS, hay 28 países africanos que no disponen de una sola máquina de radioterapia, por lo que un 80% de las personas diagnosticadas con cáncer fallecen por culpa de la enfermedad en esos territorios.

  El cáncer muestra ciertas señales con las que garantizar una detección precoz y aumentar las posibilidades de supervivencia "El cáncer muestra ciertas señales con las que garantizar una detección precoz y aumentar las posibilidades de supervivencia"

En España, alrededor de 113.000 personas perdieron la vida a causa del cáncer en 2016, el último año en el que se registraron estas estadísticas. Por ello, representa la segunda causa de muerte en nuestro país. Además, la tendencia es creciente. Según estimaciones de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), el año pasado se diagnosticaron 228.482 casos, unos 12.000 más que en 2012. En cuanto al número de fallecidos, podrían llegar a los 160.000 en 2035.

Existen varias señales de alarma

Debido a estos datos la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) insiste en la prevención para controlar los niveles de esta enfermedad. Y es que prevenir el cáncer podría hacer disminuir en un 50% el riesgo de tenerlo, una cifra más que considerable. 

La Prevención Secundaria es vital. Consiste en detectar precozmente los tumores malignos, lo que aumenta las posibilidades de salvar la vida al paciente. La AECC ha realizado una lista de posibles síntomas para concienciar a la sociedad.

Algunos de ellos, como un bulto, una herida o un dolor persistente, en la mayoría de los casos no tienen relación con un tumor maligno. Sin embargo, la organización recomienda consultar con el médico con el fin de descartar completamente esta enfermedad.

Otros síntomas más específicos sí exigen una mayor atención. Es el caso, por ejemplo, de una mancha o lunar que cambia de forma o color, pica o se convierte en irregular, circunstancias que podrían indicarnos la presencia de un melanoma

Los lunares tienen que ser vigilados constantemente "Los lunares tienen que ser vigilados constantemente"

También los cambios urinarios o intestinales (disminución de la fuerza de la orina o alternar estreñimiento y diarrea, entre otros síntomas) deben ser tratados con la mayor rapidez posible, así como las hemorragias anormales

Por último, la AECC hace hincapié en la importancia de acudir al médico en otros casos que podrían desembocar en tumores graves, como una tos o disfonía persistente o agravada (sobre todo si se es fumador), o una pérdida de peso injustificada, sin ninguna razón aparente. La prevención, en estos casos, ejerce como un factor fundamental

La AECC habla en su web de Prevención Primaria y Secundaria, y de la necesidad de interiorizarlas en la sociedad. La Prevención Primaria va destinada a llevar una vida saludable. La doctora Gabriela Cinat, especialista en oncología de la Universidad de Buenos Aires, sostiene que "sin tabaco y sin sobrepeso, podríamos reducir en un 45% el cáncer en el mundo". El tabaco, por ejemplo, aparte de ser el factor principal en el cáncer de pulmón, laringe y boca, puede ser también determinante en otros tumores como el de riñón o vejiga. 

En España, la mitad de los hombres y un tercio de las mujeres tendrán cáncer en algún momento de su vida "En España, la mitad de los hombres y un tercio de las mujeres tendrán cáncer en algún momento de su vida"

No obstante, la Prevención Primaria va más allá de eliminar nuestros malos hábitos. Tomar conciencia de las enfermedades, y poseer información suficiente sobre qué puede originar el cáncer, es clave a la hora de evitarlo o combatirlo. Para ello, la AECC incide en la importancia de llevar a cabo una Educación de la Salud que llegue a todos los sectores de la población, tanto niños como ancianos. Porque la prevención salva vidas. 

Artículos recomendados

Comentarios