4 consejos para adelgazar de una manera efectiva y saludable, según la OCU

4 consejos para adelgazar de una manera efectiva y saludable, según la OCU

La OCU alerta del riesgo que supone no controlar nuestros hábitos a la hora de bajar de peso, con especial atención a los productos adelgazantes.

Los cánones de belleza de la sociedad tienen un impacto en la mente del ser humano. De esta manera, todos buscamos mejorar nuestro aspecto físico y recuperarnos de los excesos y caprichos que nos hemos dado a lo largo del verano y las vacaciones de Navidad. Es por ello que las conocidas cuestas de septiembre y enero son siempre el momento de aquellas personas que intentar seguir rutinas de ejercicio intensivas y cambiar su alimentación, aunque no siempre de la manera más adecuada. Es conveniente saber que la necesidad de perder peso y ponerse en forma también pueden sobrellevarse de una manera efectiva a la par que sencilla.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha decidido redactar una guía con 24 páginas repletas de útiles consejos que puedan ayudarnos a la hora de adelgazar de forma saludable, siguiendo unos hábitos que eviten que nuestro cuerpo sea víctima del conocido "efecto rebote" y posteriormente no recuperemos los kilos que habíamos perdido. De esta manera, nuestra salud no correrá ningún riesgo y lo mejor de todo no tendremos que sudar la gota gorda ni pasar hambre. 

Según reza el comunicado de la OCU, la publicación también hace hincapié en consejos para reajustar tu alimentación, lo imprescindible en ella y de lo que no te puedes deshacer, tanto dentro como fuera de casa. Por otro lado, da a conocer los beneficios sobre el ejercicio físico y qué hábitos debes seguir para mejorar tu condición física y bajar de peso, con pequeñas y sencillas pautas que no supondrán un gran esfuerzo en tu día a día. También te pondrá en alerta sobre el uso de medicamentos y complementos nutricionales que se ingieran sin prescripción médica previa. En muchas ocasiones, su efecto no es el deseado y también conllevan un riesgo que puede afectar a la salud. 

La ingesta de medicamentos que aseguren ayudar a perder peso deben estar supervisada por el médico "La ingesta de medicamentos que aseguren ayudar a perder peso deben estar supervisada por el médico"

El componente psicológico de las dietas también es importante, por lo que la OCU quiere resaltar cuatro factores que debemos tener en cuenta antes de empezar cualquier proceso de pérdida de peso. Debemos tener cuidado con las dietas milagro, porque son peligrosas y, por encima de todo, engañosas. 

1 Ninguna dieta es milagrosa

La pirámide nutricional es importante en cualquier dieta. Eliminar el consumo de cualquiera de sus alimentos es un error fatal y no ayuda en absoluto a nuestra voluntad de perder peso y mucho menos de forma saludable. Prescindir de alguno de sus eslabones de forma continuada solo podría desembocar en un desequilibrio nutricional y problemas de salud.

Aquellas dietas milagrosas, formuladas en torno a la premisa de que perderás peso rápidamente, no son de fiar. Eso hay que tenerlo muy claro antes de dar el paso y ponernos a régimen. Los científicos tampoco han podido probar su caracter saludable y es que algunas como las hiperproteicas pueden dañar nuestros riñones a largo plazo. 

2 Cuidado con los productos adelgazantes

Creer que los suplementos nutricionales podrían ayudarnos a bajar de peso es ya un falso mito. Muchas son las compañías que aseguran en los envases, que sus productos hacen milagros y producen resultados científicamente probados. Sin embargo, su consumo desmesurado o inadecuado solo acarrea graves consecuencias que harán sufrir a nuestro organismo. Los médicos han reportado en algunas ocasiones haber recibido pacientes con cuadros de anemia, cansancio y otras afecciones físicas y mentales, desde problemas cardiovasculares o mareos, a trastornos alimentarios.

La guía ayuda a identificar cuáles son los productos que engañan al consumidor y le intentan convencer de que son un buen método en contra de esos kilos de más. Ni siquiera aquellos que dicen ser naturales son seguros, porque cualquier producto que sustituya a un alimento de la pirámide nutricional o garantize su rápida efectividad no debe tener nuestra confianza

No debemos eliminar ningún eslabón de la pirámide nutricional si queremos hacer que nuestra dieta sea permanentemente efectiva y saludable "No debemos eliminar ningún eslabón de la pirámide nutricional si queremos hacer que nuestra dieta sea permanentemente efectiva y saludable"

3 Los medicamentos, únicamente con receta médica

Si los expertos recomiendan no basar nuestra dieta en productos nutricionales que garantizan perder peso, mucho menos debemos tomarlos sin control médico. Aquellos productos que realmente sean un apoyo en la bajada de peso estarán recomendados por el médico y será este especialista quien te lo indicará.

Cualquier producto recomendado por los profesionales de la salud habrá pasado las pruebas pertinentes que garanticen su calidad y realmente sirvan como método contra las grasas y demás elementos nocivos en nuestro organismo. El problema sigue siendo que muchos de estos fármacos están comercializados sin necesidad de presentar prescripción médica en el momento de obtenerlos. La OCU se posiciona en contra de las condiciones que regulan su comercialización.

4 No ser víctimas del efecto rebote

Lo primero que tenemos que tener claro es que no queremos recuperar el peso que hemos empleado tanto esfuerzo y tiempo en perder. Ese debe ser nuestro primer objetivo. Para ello, tenemos que ser realistas y luchar por ello paso a paso. No puede ocurrir de un día a otro y tenemos que ser pacientes con el proceso que vamos a atravesar. La rapidez no va de la mano de la efectividad. Una dieta mal llevada, no solo pone en riesgo nuestra salud, sino que podría motivar el hecho de que recuperemos rápidamente y sin darnos cuenta todos esos kilos.

El efecto rebote viene producido en ocasiones por abandonar de forma precipitada los hábitos saludables que se recomiendan y ser víctimas de la ansiedad y la desmesura en nuestra ingesta diaria. Si consideras que no eres capaz de fijar unos objetivos saludables por ti mismo, la OCU recomienda que nos pongamos en mano de un nutricionista para tratar de llevar un control conveniente y conseguir un resultado realmente saludable y efectivo a largo plazo.  

Comentarios