Una cuarta víctima denuncia a Roman Polanski por violarla hace más de cuatro décadas

Una cuarta víctima denuncia a Roman Polanski por violarla hace más de cuatro décadas

Renate Langer, exmodelo y exactriz, se ha atrevido a llevar a cabo la denuncia tras conocer el caso de la tercera víctima del director de cine.

Cine Christopher Mackenzie Christopher Mackenzie 04 Octubre 2017 18:00

Roman Polanski no podrá vivir tranquilo. Pese a sus 84 años, aún continúan saliendo a la luz casos de abusos sexuales que el reconocido director de cine cometió presuntamente hace ya unas cuantas décadas. En esta ocasión, se trata de la cuarta mujer que lo denuncia pública y judicialmente por una violación ocurrida en 1972 en la localidad suiza de Gstaad cuando ella tenía 15 años.

La policía suiza ha iniciado una línea de investigación tras la denuncia de Renate Langer, de 61 años. Esta actriz nacida en Múnich, envío unos correos a los agentes preguntándoles sobre la posibilidad de llevar a cabo la denuncia contra Polanski. Uno de los policías le respondió que tendría que preguntarlo. Tras esto, Langer envío copias de los correos a The New York Times para que el caso se hiciera público.

Cuatro casos de abusos sexuales

Roman Polanski durante la ceremonia de los César franceses en 2014 "Roman Polanski durante la ceremonia de los César franceses en 2014"

Desde que se sucediera la primera denuncia en los años 70, otras tres mujeres han tenido el valor suficiente para iniciar procesos judiciales contra el oscarizado director de cine. En 2010, Charlotte Lewis, una actriz británica, confesó haber sido forzada a tener relaciones sexuales cuando apenas tenía 16 años. Asimismo, una tercera víctima identificada como Robin M, denunció a Polanski en agosto de ese mismo año.

La denuncia de esta tercera víctima hizo reaccionar a Langer. Tras haber presenciado una conferencia de prensa en Los Ángeles el pasado verano en la que Robin M confesaba haber sufrido este episodio traumático por parte del cineasta, la exactriz de Múnich salió convencida y consultó las posibilidades legales de llevar a cabo la denuncia.

La cuarta víctima afirma que conoció al famoso director de cine cuando trabajó de modelo en Múnich a principios de los 70. La mujer se sintió atraída por la posibilidad de poder asistir a un casting para una película de Polanski. Fue entonces cuando el cineasta la llevó hasta su casa en Gstaad (Suiza) y la violó.

Según afirma Langer, no había roto su silencio con anterioridad debido a que cuando se sucedieron los hechos décadas antes, se sintió "avergonzada, desconcertada, perdida y sola" y ha afirmado que su madre podría haber sido víctima de un ataque al corazón. Ahora que sus padres han fallecido y alentada por el discurso de Robin M, ha dado el paso para denunciar ante la justicia y la sociedad los abusos a los que la sometió Polanski.

Cabe destacar que, durante la década de los 70, la sociedad era aún mucho más machista y más represora con la mujer de lo que es a día de hoy. Hasta hace unos años, las mujeres se encontraban desemparadas por las leyes y los hombres podían violarlas e incluso matarlas sin que apenas tuvieran consecuencias penales. Con la continua concienciación de la sociedad y tras una lucha intensa de las mujeres feministas, la sociedad y las normas han evolucionado hasta producirse un cambio en las leyes que castigan duramente en la actualidad la violencia machista o violencia de género. En pleno 2017, las mujeres se sienten respaldadas para denunciar esta lacra social, pese a que todavía quedan muchos avances que conseguir.

El caso que provocó la huida de Polanski

La actriz Samantha Geimer, primera víctima de Roman Polanski "La actriz Samantha Geimer, primera víctima de Roman Polanski"

Samantha Geimer fue la primera mujer que denunció la violación a la que se vio sometida por parte del cineasta cuando ella era solo una adolescente. En 1977, el director de 'El Pianista' fue acusado de drogar y violar a Geimer en la casa de Los Ángeles (EEUU) del actor Jack Nicholson mientras se encontraba de viaje. 

Sin embargo, tras un acuerdo con los jueces, Polanski se declaró culpable de haber mantenido relaciones sexuales ilegales con una menor y llegó a un acuerdo con la fiscalía. La justicia le había prometido retirar otros cargos más graves. Fue entonces cuando el cineasta salió bajo fianza -tras 42 días en prisión- y huyó de los Estados Unidos en 1978 hacia Francia convencido de que los jueces recularían y acabaría encarcelado durante muchísimos años.

El director de obras de arte cinematográficas como 'La semilla del diablo' (1968) y 'Chinatown' (1974) abandonó el país norteamericano para no volver jamás. Su carrera, pese a las complicaciones, continúo en Europa. En 2002 era galardonado por 'El Pianista', película que obtuvo siete Césares de la Academia francesa y tres Oscar de Hollywood al mejor director, mejor actor (Adrien Brody) y mejor guión adaptado.

Comentarios