Buscar
Usuario

Política

El acta del máster que presentó Cifuentes tiene dos firmas falsificadas

El documento presentado por la presidenta de la Comunidad de Madrid fue fabricado horas después de que estallara el escándalo.

El escándalo sobre el máster de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, sigue haciéndose cada vez más grande. El pasado 21 de marzo saltó la información a los medios de comunicación destapando que había obtenido el título con notas falsificadas. Horas después, la afectada presentó cinco documentos como prueba de que sí había cursado el posgrado de derecho autonómico de la Universidad Rey Juan Carlos

Entre los documentos que presentó se encontraba el acta de defensa del Trabajo Fin de Máster (TFM) en el que podía verse la nota que obtuvo (7,5) y la firma de las tres miembros del tribunal formado ilegalmente ya que ni eran funcionarias ni entre ellas había un profesor externo a la universidad. Además, no figuraba sello oficial.

Según ha publicado El Confidencial citando fuentes del Instituto de Derecho Público (IDP), el acta presentada por Cifuentes fue fabricado horas después de que estallara el escándalo. Las profesoras que supuestamente evaluaron el 2 de julio de 2012 a la por entonces delegada del Gobierno de la Comunidad de Madrid eran las profesoras del departamento de Derecho Constitucional Alicia López de los Mozos, Cecilia Rosado y Clara Souto. Sin embargo, dos de las firmas, la de López de los Mozos y Souto estarían falsificadas.

El documento con las firmas falsificadas aportado por El Confidencial "El documento con las firmas falsificadas aportado por El Confidencial"

Enrique Álvarez Conde, catedrático responsable del máster, se reunió el pasado martes 3 de abril con las profesoras en el despacho de un abogado para tratar de pactar una versión común ante la investigación interna abierta en la universidad. Este miércoles declara ante los investigadores de la URJC Álvarez Conde y el jueves, las tres profesoras.

Las explicaciones

Fue Álvarez Conde, según fuentes de la universidad, quien proporcionó el supuesto acta al rectorado tras estallar el escándalo. Después, el rectorado se lo envió a Cristina Cifuentes. Desde el Gobierno autonómico han asegurado que "la presidenta de la Comunidad de Madrid se limitó a mostrar los documentos que le facilitó la universidad para demostrar que había realizado el máster en derecho autonómico".

El equipo de Cifuentes asegura que el acta falsificada fue enviada a la presidencia de la Comunidad de Madrid desde el correo electrónico de la secretaria del rector Javier Ramos. Apuntan, además, que no entienden quién ha podido falsificar esa acta y señalan que mantienen su confianza en las profesoras y en la dirección del centro.

Javier Ramos, rector de la URJC, defendió en un primer momenro que no había irregularidades en el expediente de Cifuentes. Sin embargo, tras conocerse más detalles sobre las irregularidades del máster ordenó a la jefa de la Inspección de Servicios que abriera una "información reservada" para aclarar el caso. Además, pidió a la conferencia de rectores dos inspectores de otras universidades para garantizar la independencia del proceso.

El pasado viernes, Ramos remitió un correo a todos los miembros de la URJC prometiendo que reaccionará "con contundencia siempre que se ponga en entredicho la reputación" del centro. "No dudaré en investigar y esclarecer todos los casos en los que encontremos irregularidades. En el caso concreto que hemos sufrido estos últimos días, buscaremos decididamente la verdad", aseguró.

Cifuentes se matriculó tres meses después

Entre el goteo de información que se ha ido publicando sobre el máster de Cifuentes, también ha podido saberse que se matriculó tres meses depsués del comienzo del mismo. Si ya habíamos escuchado a varios alumnos de ese año decir que no la vieron ni un solo día por clase, ahora resulta que la por aquel entonces diputada en la Asamblea de Madrid se matriculó tres meses después de que empezara el máster

Cristina Cifuentes tiene mucho que explicar "Cristina Cifuentes tiene mucho que explicar"

El calendario de la URJC establecía dos fechas de inscripción, ordinaria y extraordinaria. La primera de ellas iba del 3 de mayo al 30 de junio de 2011. El plazo extraordinario, en caso de que quedaran plazas libres, sería del 7 al 18 de septiembre. 

Tras la inscripción, los alumnos serían sometidos a una prueba de selección. En el caso del plazo ordinario, dicha evaluación tendría lugar del 1 al 10 de julio. Para el plazo extraordinario, del 19 al 25 de septiembre. Los admitidos se publicarían en un listado el 11 de julio en el caso ordinario, y el 26 de septiembre en el extraordinario. 

Es decir, la fecha límite para poder inscribirse en ese máster era el 18 de septiembre, y a partir del 26, si todo iba bien, podría unirse a las clases. Pues bien, la emisión del pago de la matrícula de Cifuentes se realizó el 21 de diciembre, un trimestre después.

Artículos recomendados

Comentarios