Aciertos y errores en la polémica de 'Chico Malo', canción candidata a Eurovisión

Aciertos y errores en la polémica de 'Chico Malo', canción candidata a Eurovisión

La canción asignada a Aitana y Ana Guerra no les ha gustado de todo y ha llevado a bronca de los profesores.

Televisión Luis Mesa Luis Mesa 25 Enero 2018 18:40

La llegada de las canciones de Eurovisión a la Academia de 'OT 2017' ha hecho aparecer la gresca por primera vez en todo el concurso. Luego de ofrecer un total de nueve opciones donde se contemplan una canción grupal, cinco individuales y tres dúos, ha sido esta última opción la que ha llevado a la polémica. 

'Chico malo', un trap compuesto por Brisa Fenoy para Aitana y Ana Guerra ha sido la culpable. La canción, que para muchos es un reggaeton, ha parecido no ser por completo del agrado de las intérpretes, las que han reconocido "que nunca han cantado un reggaeton ni la elegirían", un hecho que no choca con que les haya gustado "y la bailaran en una fiesta sin duda". 

El reto, que puede ser considerado tanto el más complicado como el más actual de la carrera a Eurovisión, ha terminado por agobiar un poco a las concursantes y tener que actuar tanto Manu Guix como Noemí Galera en una bronca quizá un poco desmedida.

Ni 'boy', ni 'game'

Momento de la primera toma de tonos junto a Brisa Fenoy "Momento de la primera toma de tonos junto a Brisa Fenoy"

El inicio de este primer Eurodrama (demasiado estaban tardando) llegaba en la tarde del 24 de enero durante la clase del dueto junto a Mamen Márquez y Laura Andrés. Las chicas, que hubieran ensayado la noche anterior a conciencia el tema y con ganas, reclamaban que las palabras en inglés de la canción no les representaban del todo.

Siempre con la posibilidad de cambios ofrecida tanto por profesores como compositores, Ana Guerra declaraba que "querían fumarse el game", ya que no le gustaba "en una canción que de ir a Eurovisión me va a perseguir toda la vida". Incluso acudiendo Aitana a hablar con Manu Guix para ofrecer los cambios('boy' por 'hoy' y 'game'por 'ley'), el catalán le dejaba claro que el 'game' era prácticamente lo más atractivo del tema, al mismo tiempo que les reiteraba que toda reclamación partiera de la educación y el respeto al compositor. 

Las caras lo decían todo en las dos, y en una Academia grabada 24 horas, con solo verlas se notaba que 'Chico Malo' no era mucho de su agrado. Entre risas y caras raras por un número que exige de baile, compenetración, un doble tempo exigente y un estilo muy novedoso, las chicas parecía que les había pasado algo malo con la canción. Con algún gesto más 'altanero, precioso y orgulloso' de la cuenta, los profesores a la hora de la merienda decidían tirarle de las orejas.

'Una soberbia de guantazo'

Las caras de Ana y Aitana ante la bronca de los profesores "Las caras de Ana y Aitana ante la bronca de los profesores"

Si hasta el momento habíamos visto alguna queja y sin ningún tipo de tensión, la hora de la merienda lo cambió todo. Apareciendo Manu Guix y Noemí Galera en la cocina, ambos visiblemente enervados reclamaban respeto y tacto ante la compositora de la canción.

Ambos afirmaban que la canción estaba hecha para ellas y que "iban a sonar en todas las terrazas este verano", al mismo tiempo que les recalcaban que eran dos personas que habían tenido grandes retos similares en la edición.

Sin cerrar la puerta a cambios y apreciaciones, Manu Guix resaltaba una y otra vez "respeto y consideración a una compositora que ha invertido el tiempo en el tema", mientras Noemí Galera les recalcaba que estaban todo el día siendo grabadas y que "cómo le sentaría a Brisa verlas así ensayando"

Excusándose ambas concursantes en un tono mucho más moderado al de los profesores, la regañina acabaría con Ana Guerra y Aitana pidiendo perdón y la segunda completamente hundida entre lágrimas. Sin la cercanía que nos tenía acostumbrado el concurso, el dueto se llevaba una bronca que nada más verse estallaba un sinfín de opiniones en contra en redes sociales.

Después de la tormenta, llega la calma

Pese a lágrimas, algún chillido y descontentos, la vida de la Academia en esta semana no para. Con el primer pase de micros, Aitana y Ana han continuado con sus ensayos como si nada e incluso han vuelto a agradecer la reprimenda a los profesores.

Como si padres e hijos fueran, el desencuentro no ha sido más que el primer contacto de los triunfitos con la industria musical. A diferencia de otras semanas donde han tenido que llevar a su terreno canciones de otros intérpretes, ahora el reto es mayor al ser una canción pensada para ellos. Frente a otros concursantes como Alfred, o incluso sus canciones individuales, en este 'Chico Malo' tanto Gestmusic como Universal han pensado en un producto excelente para ambas pero que se separa de sus gustos. Como recalcaban los profesores, expertos, críticos y músicos han visto más allá de las dos concursantes, que han pasado por una breve crisis existencial con solo oír el tema. 

Ana y Aitana tienen un reto por delante muy actual "Ana y Aitana tienen un reto por delante muy actual"

Siendo las más indicadas para este encargo, al igual que cuando Ana War tuvo que lidiar con 'Sax' o Aitana con 'Procuro olvidarte', el reto es mayúsculo pero el resultado será aún mejor. Las dos cuentan con una canción cercana al trap y a lo que suena día a día en la radiofórmula, algo que no solo les puede meter de lleno en la lucha por Eurovisión, sino también darles un tema con mucho recorrido en discotecas y en verano. 

Si ni siquiera el espectador tiene aún el oído muy hecho a este 'Chico Malo', no creemos que haya que presionar en exceso a las intérpretes. El tiempo dirá si es la canción o no, de momento lo que si nos ha dejado es una buena enseñanza y valores para los concursantes, unido a un mal trago que pudo solventarse de otra manera. Pero como solemos decir, 'OT 2017' se ha convertido en una familia, y las broncas no son del todo malas a veces. ¡A seguir mirando a Lisboa!

Comentarios