Fin a la guerra en Corea tras más de seis décadas

Fin a la guerra en Corea tras más de seis décadas

Kim Jong-un y Moon Jae-in se comprometen a la "desnuclearización completa" y a firmar un tratado de paz.

Política Alba López García-Consuegra Alba López García-Consuegra 27 Abril 2018 14:50

En la histórica cumbre celebrada este viernes en su frontera del Paralelo 38, las dos Coreas se han comprometido a la "completa desnuclearización" de la paz de la Península y a firmar un tratado de paz que ponga fin a la guerra que ambos países libraron hace más de seis décadas, que terminó solo con un armisticio. 

El día ya empezó con sucesos que pasarán a la historia: se trata de la primera vez que un líder norcoreano, Kim Jong-un, ha pisado Corea del Sur. Además, la carga ha sido emotiva. Kim ha cruzado la línea de demarcación que señala en cemento la frontera entre las dos Coreas y ha apretado la mano de Moon. Los dos juntos han atravesado ese simbólico confín que ha separado a las dos naciones durante más de seis décadas (desde 1953), entre los aplausos de todos los presentes, incluidos los periodistas. Según ha informado la oficina de Moon, este ha tenido tiempo de bromear con su invitado: "Has venido al sur y me pregunto cuándo iré yo al norte".

Moon y Kim han firmado la "Moon y Kim han firmado la "paz" estrechándose la mano"

Las relaciones entre las dos Coreas se acercan a la normalidad, después de estar casi en el abismo de una guerra nuclear el año pasado, y cooperarán para una "paz permanente". "No habrá más guerra en la península coreana", ha dicho Moon. "Nos llevó mucho tiempo que las dos Coreas se unieran y se tomaran de la mano, y hace tiempo que esperamos que este momento ocurrierra", ha dicho Kim.

Panmunjom convertido en símbolo de paz

"Al estar aquí hoy, puedo ver que los surcoreanos y norcoreanos son las mismas personas y no se pueden separar. Somos compatriotas... no deberíamos enfrentarnos, somos las mismas personas y debemos vivir en unidad. Espero que podamos vivir muy pacíficamente en el futuro" ha añadido Kim.

"Panmunjom es un símbolo de dolor y sufrimiento y división, pero se convertirá en un símbolo de paz. Usando un idioma, una cultura, una historia, Corea del Sur y Corea del Norte se reunirán como un solo país, disfrutando de la paz y la prosperidad eternas", ha declarado.

Las Coreas y Trump

Kim Jong Un, en su comparecencia ante los medios para leer la declaración, aseguró que trabajará para "cumplir lo que consta en el documento". Un documento que no especifica en qué consistirá esa desnuclearización, ni tampoco se esperaba que se explicara. Ahora se espera la respuesta de Casa Blanca. Entonces, podrá tener lugar la gran cumbre, la decisiva: la que está prevista entre Kim y el presidente de EEUU, Donald Trump, en mayo o junio. Allí podrá empezar a hablarse de medidas concretas, sobre el programa nuclear de Corea del Norte, la posibilidad de levantar parcialmente sanciones internacionales o el tratado de paz que sustituya definitivamente al armisticio que detiene la guerra entre las dos mitades de la Península.

Trump no ha tardado en responder al compromiso de las Coreas en su cuenta personal de Twitter: "¡LA GUERRA DE COREA SE ACABA! ¡Estados Unidos, y toda su GRAN gente, debería estar muy orgulloso de lo que está ocurriendo ahora en Corea!", escribía en un tweet. En otro, "Tras un año furioso de lanzamientos de misiles y pruebas Nucleares, tiene lugar ahora una reunión histórica entre Corea del Norte y del Sur. ¡Cosas buenas están pasando, pero solo el tiempo dirá!"

Comentarios