7 enseñanzas que nos dejó 'Friends'

7 enseñanzas que nos dejó 'Friends'

Recordamos la mítica ficción repasando algunas de las lecciones que aprendimos gracias a sus protagonistas.

Televisión Azucena Pereira Azucena Pereira 22 Septiembre 2018 18:38

En el año 1994 daba comienzo la emisión de 'Friends', una comedia protagonizada por Jennifer Aniston, David Schwimmer, Courteney Cox, Matt LeBlanc, Lisa Kudrow y Matthew Perry. La ficción fue ganando adeptos poco a poco, gracias en parte a sus entrañables personajes, pero también por una trama en la que no faltaba el humor, el amor y la amistad. En la actualidad se ha convertido en todo un clásico de la pequeña pantalla y cuenta con millones de seguidores alrededor del mundo.

Durante las diez temporadas que se mantuvo en antena, sin casi darnos cuenta, 'Friends' nos dejó numerosas enseñanzas que podemos aplicar en nuestro día a día, lecciones para evitar cometer los mismos errores que nuestros protagonistas favoritos o para saber apreciar un poco más todas las cosas buenas que nos rodean y los logros conseguidos.

1 Los amigos son la familia que uno elige

Los protagonistas de 'Friends' siempre han sido una gran familia "Los protagonistas de 'Friends' siempre han sido una gran familia"

Quizá suene a tópico, pero 'Friends' es un claro ejemplo de que los amigos se acaban convirtiendo en familia. De hecho, sin darnos cuenta, muchas veces pasamos mucho más tiempo con nuestras amistades que con nuestros padres o nuestros hermanos, por lo que es normal que al final consideremos a los amigos como si fueran parte de nuestra familia.

Los protagonistas de 'Friends' representan a la perfección ese sentimiento de que los amigos son la familia que elegimos porque siempre se encuentran a nuestro lado en los mejores y en los peores momentos. Están ahí para compartir nuestras alegrías o ayudarnos a resolver problemas y a salir de agujeros negros. Además, como pudimos comprobar con Mónica y Rachel o Chandler y Joey, por mucho que existan malentendidos o peleas, la amistad siempre acaba prevaleciendo como buenos hermanos.

2 Nunca es tarde para cambiar de trabajo y hacer lo que te gusta

Chandler abandonó un trabajo estable para hacer lo que quería "Chandler abandonó un trabajo estable para hacer lo que quería"

Muchas veces nos vemos obligados a trabajar en sitios que no nos motivan y en los que no disfrutamos haciendo nuestras labores, pero no queda más remedio para poder obtener un jornal y sobrevivir en este mundo. Sin embargo, Chandler nos demostró que hay que ser valientes y atrevernos a cambiar nuestras vidas si eso no nos hace felices, aunque eso suponga abandonar un trabajo estable para lanzarnos a la aventura de encontrar el puesto de nuestros sueños. Con mucho esfuerzo, fue capaz de conseguir un puesto de trabajo que realmente le entusiasmaba.

Asimismo, tal y como nos enseñó Joey antes de convertirse en el doctor Drake Ramoray en 'Los días de nuestra vida' y cumplir su sueño de ser un reconocido actor, ningún tipo de trabajo es indigno. La fama cuesta y Joey tuvo que desempeñar muchos trabajos e interpretar muchos papeles hasta poder encontrar cierta estabilidad en el mundo de la actuación, participando en proyectos de lo más peculiares. De este modo, llegó a trabajar de camarero en el Central Perk, de probador de colonias, de modelo de pintalabios masculino, protagonizó anuncios sobre prevención de enfermedades de transmisión sexual e incluso hizo de doble de cuerpo de Al Pacino.

3 Hay que pensar antes de hablar

A punto de casarse, Ross llamó a su novia por otro nombre "A punto de casarse, Ross llamó a su novia por otro nombre"

En ocasiones nos dejamos llevar por los impulsos y actuamos sin pensar, cometiendo muchas veces errores que se hubiesen evitado meditando un poquito antes de entrar en acción. Lo mismo sucede cuando hablamos, hay veces que en lugar de reflexionar lo que vamos a decir, soltamos palabras sin haber pensado previamente el discurso que queríamos emitir. No obstante, también es cierto que no siempre podemos controlarnos y el subconsciente acaba jugándonos malas pasadas, tal y como le sucedió a Ross.

El personaje interpretado por David Schwimmer nos ha regalado grandes momentos precisamente gracias a su incapacidad de controlarse a la hora de hablar. El fallo más grande lo tuvo el día de su boda con Emily, cuando se confundió de nombre y se dirigió a ella por el nombre de Rachel.

También aprendimos gracias a Ross, que existen diferentes formas de contar, por lo que hay que elegir muy bien cómo queremos calcular el tiempo para no acabar bronceados de más.

4 Rendirse no es una opción

Joey nunca desisitió en su sueño de ser actor "Joey nunca desisitió en su sueño de ser actor"

A lo largo de las diferentes temporadas, Mónica, Rachel, Phoebe, Ross, Joey y Chandler se tuvieron que enfrentar a diversos retos que les enseñaron a luchar hasta el final y que rendirse nunca es una opción. Sin ir más lejos, Phoebe no cesó en su empeño de ser una gran compositora, aunque sus canciones fueran de lo más extravagantes e incomprensibles y a veces alejaran a la gente en lugar de acercarla a disfrutar de su música.

Rachel también trabajó duro empezando como camarera hasta llegar a formar parte de la plantilla de una importante marca de moda, como siempre había soñado. Joey nunca tiró la toalla con su sueño de ser actor e incluso puso empeño en mejorar su formación intentando aprender cosas nuevas como francés. Mónica luchó para que le reconociera como la gran chef que era. Y el bueno de Ross nunca se cansó de hablar de dinosaurios y de defender su título como doctor a pesar de que sus amigos detestaran todo lo que tuviese que ver con la paleontología.

5 Ser madre o padre no es una tarea sencilla

Rachel y Ross a punto de ser padres "Rachel y Ross a punto de ser padres"

Llega un momento en la vida de algunas personas en las que su reloj biológico empieza a sonar y sienten la necesidad de ser padres. Otras veces la noticia llega de imprevisto y no hay más remedio que tomar una decisión. Así pues, tras una noche de lujuria y desenfreno con Ross, Rachel descubrió que estaba embarazada, algo que le hizo dudar si quería ser madre o no. Finalmente se alegró de su maternidad y acabó afrontándola con el apoyo del padre, lo que no le impidió sentir cierto miedo en algún momento dado por no saber cómo tratar a un bebé. Además, cuando nació Emma pudo comprobar que, efectivamente, ser madre no es nada fácil

Por su parte, tras haber sido tía hasta en dos ocasiones, Mónica no pudo resistirse a la idea de convertirse en madre. El problema estaba en que Chandler no lo tenía tan claro y le daba miedo ser padre. Como matrimonio que eran, ambos consiguieron afrontar sus miedos y lanzarse a por el bebé, aunque desgraciadamente no pudieron llegar a ser padres por sus propios medios y tuvieron que adoptar. No obstante, al igual que Rachel, durante ese duro camino nos enseñaron que ser padre o madre puede dar mucho miedo, pero cuando tienes a tu hijo o a tu hija en brazos, todas las dudas se disipan.

6 Pide perdón y acepta las disculpas

Mónica pide disculpas a Chandler con un pavo en la cabeza "Mónica pide disculpas a Chandler con un pavo en la cabeza"

Muchos sabemos que perdonar es necesario porque nos ayuda a liberarnos emocionalmente de esa persona, consigue quitarnos ese lastre de encima y nos permite pasar página. Todas estas lecciones las hemos aprendido también gracias a los protagonistas de 'Friends' que, además, nos enseñaron que como seres humanos que somos, todos cometemos errores en algún momento dado, ya sea en el trabajo, en los estudios, en nuestro día a día e incluso con las personas que más queremos.

Como pedir perdón es de valientes, Mónica tuvo que hacer lo imposible para que Chandler aceptara su perdón tras conocer que la accidental amputación de su dedo meñique del pie se debió a una estúpida apuesta de adolescentes movida por el rencor y la venganza. Así pues, Mónica llegó a meter la cabeza dentro de un pavo y a ejecutar un bochornoso baile para ganarse la aceptación de sus disculpas. Pero no fue la única que hizo el ridículo, el propio Chandler quiso disculparse con Joey por robarle la novia pasando el día de acción de gracias dentro de una caja.

7 El amor de tu vida puede estar donde menos lo esperas

Joey casó a Phoebe y a Mike "Joey casó a Phoebe y a Mike"

A veces no es necesario buscar para encontrar lo que tanto deseas. Esto mismo sucede con el amor: cuando menos lo esperas, en el lugar más inhóspito; de repente aparece esa persona que cambia tu mundo por completo. Uno de los ejemplos más claros es el caso de Mike y Phoebe. La pareja se conoció gracias a Joey, cuando este convenció a Mike para que se hiciese pasar por uno de sus amigos y cumplir así con la promesa que había realizado a Phoebe de que acudiría a la cita doble con un colega para ella. Aunque Phoebe descubrió que todo era una mentira, decidió darle una oportunidad a Mike y todo acabó en una preciosa boda y un final feliz.

Pero si hablamos de amor, nada como enamorarse de tu mejor amigo o de tu mejor amiga y que esa potente amistad se convierta en una preciosa historia de amor. Aunque ni lo propios protagonistas se lo hubiesen imaginado nunca, entre Mónica y Chandler saltó la chispa del amor que hizo que se convirtieran en una de las parejas más queridas y estables de la historia de la televisión. Además, cuando te enamoras y logras reconocerlo, ¿por qué esperar más tiempo a decírselo a la otra persona? Como nos demostró Ross, a veces es mejor lanzarse para no tener que recorrer todos los aeropuertos de la ciudad en busca de la persona amada.

Comentarios