Pasaron 57 años pensando que su padre les había abandonado hasta que excavaron en el sótano

Pasaron 57 años pensando que su padre les había abandonado hasta que excavaron en el sótano

A Michael Carroll y a sus hermanos siempre les habían dicho que su padre los abandonó, sin embargo, la historia no terminaba de encajar.

Noticias Nico Dámaso Nico Dámaso 15 Diciembre 2018 18:00

Michael Carroll ha vivido toda su vida con un presentimiento. Quería saber la verdad sobre lo que había ocurrido con su padre, del que siempre le contaron que había abandonado la vieja casa familiar en Lake Grove, Long Island y nunca regresó. Esto aparentemente sucedió cuando el protagonista apenas tenía 8 meses de vida. Su padre y el de sus tres hermanos, desapareció sin dejar rastro.

Los familiares de los Carroll nunca dieron muchas explicaciones a los hijos del presunto padre desentendido. Pero a Michael en ningún momento le encajaba la historia y no se dio por vencido. Durante los años que los hermanos vivieron en la antigua casa, que data de 1925, percibían que la vivienda escondía secretos, pero no encontraban explicación a lo que ocurría.

Su madre, Dorothy, quien murió en 1998, nunca contó demasiado detalles a sus hijos sobre la desaparición de su padre, George, un veterano de la Guerra de Corea. Lo único que afirmaba era que un día salió por la puerta y nunca volvió. Otros les decían que había vuelto a Corea del Sur y algún otro fue más allá: estaba enterrado en el sótano de su casa.

Michael Carroll atendiendo a la prensa frente a la casa "Michael Carroll atendiendo a la prensa frente a la casa"

Siempre notaron una energía extraña en la casa

Los hermanos vivían obsesionados con la historia de su padre. No terminaban de creerse que simplemente los abandonara, nada cuadraba del todo. Incluso recurrieron a psíquicos y médiums para que analizaran la casa y su posible actividad paranormal. "La energía está aquí", dijo un medium señalando a un lugar del sótano. Los hermanos recordaron rápidamente la siniestra teoría que relacionaba el sótano con su padre.

El 30 de octubre, en la víspera de Halloween, realizaron una excavación en el nivel más bajo de la casa, descubriendo el esqueleto de un cadáver, intacto y completo. Pocas dudas le quedaban a Michael y sus hermanos, pero la confirmación oficial llegó esta misma semana. Las autoridades del Condado de Suffolk confirmaron que se trataba de los restos de George Carroll, su padre.

Las autoridades, tras el descubrimiento del cadáver "Las autoridades, tras el descubrimiento del cadáver"

Las personas que podían tener respuestas ya han fallecido

"Pudimos determinar que la causa de la muerte incluyó impactos bruscos en la cabeza con fracturas del cráneo y lesiones cerebrales, aunque puede haber otras lesiones que ya no son detectables", informó el médico examinados del condado, Michael Caplan a News Day. La verdad sobre esta historia es, a día de hoy, muy difícil de conocer, pues los que podrían haber sabido algo ya han fallecido: su madre y Richard Darress, el segundo marido de esta.

¿Se llevaron todos el secreto a la tumba?¿O nunca supieron nada al respecto? Son muchas las incógnitas, pero Michael Carroll se encuentra satisfecho: "Estoy feliz de que mi padre esté fuera de ese agujero de mierda", comentó a la prensa. Ahora, los hijos preparan un funeral apropiado y el fallecido será enterrado en el Calverton National Cemetery.

Comentarios