Buscar
Usuario

Vida

5 razones por las que La Veneno es un mito

Murió el icono y nació el mito: La Veneno es uno de los personajes más queridos y un símbolo de libertad.

Cristina Ortiz Rodríguez, nacida como José Antonio Ortiz Rodríguez y más conocida por su nombre artístico, La Veneno, no fue un personaje más. Aunque se convirtió en icono con los años, esta mujer, natural de Adra (Almería), fue la representante de una lucha sin ni si quiera saberlo.

La Veneno nunca se lo propuso pero se convirtió en un referente. Con sus apariciones en televisión llegó a familias de pueblos como el suyo, del que tuvo que huir para ser quien quiso y vivir como lo hizo. No había un mensaje detrás, pero tampoco hizo falta para comprender el universo que la rodeaba. Una vida repleta de claroscuros que no la ensombrecieron ni si quiera en su final, cuando presentaba sus memorias escritas por la biógrafa Valeria Vega.

Aunque relató en multitud de ocasiones los momentos más crudos de su vida su imagen nunca fue la de una víctima, todo lo contrario; La Veneno siempre se presentó como la estrella que merecía ser y que hoy recordamos en el aniversario de su muerte. Estos son los 5 motivos por los que La Veneno es un mito:

1 Su icónica presencia y estilismo

La Veneno se adelantó a Beyoncé "La Veneno se adelantó a Beyoncé"

Año 1996. Una despampanante mujer es captada por las cámaras del programa de Pepe Navarro en el Parque del Oeste. Allí, muchas prostitutas se reunían para trabajar cada noche, pero Cristina iba enfundada en un mítico vestido rojo, de corte similar al que llevaría en siguientes ocasiones y con el que se hacía destacar. Cuando sus apariciones en televisión se convirtieron en habituales, La Veneno comenzó a mostrar su anatomía, de la que presumía exhibiendo sus pechos o piernas sin ningún tipo de pudor. La Veneno combinó diferentes pelucas con su pelo natural, así como vestidos de todo tipo con grandes complementos, causando con cada uno el mismo efecto que impedía despegarse de la televisión un momento para dejar de mirar. Años después, La Veneno, con su simple presencia, continuó haciendo icónicas ciertas prendas. De hecho, ella lució antes el vestido con el que Beyoncé (¡Beyoncé!) presentaba al mundo a sus gemelos.

2 Su soez verborrea

La Veneno tuvo decenas de frases célebres "La Veneno tuvo decenas de frases célebres"

Si por algo será recordada La Veneno es porsus malsonantes frases. Con su espontaneidad, unida a su genio, se convertía en una máquina de acuñar términos como "¡Digo!" y conseguía convertirse en viral años después con "¡¿Qué currículum tiene esta tarántula?!", "¡Qué me caso!", "Me cago en tó tus muertos, so desgraciá, ¿Tú quién eres peazo puta?". Estas son algunas de las más memorables, pero en cada aparición, Cristina era capaz de soltar por su boca lo primero que se le pasaba por la mente e incluirlo dentro de nuestro vocabulario habitual. Aún sigue coleando por Twitter aquella entrevista en 'DEC' en la que La Veneno comenzó a proferir una batería de insultos a una mujer que decía ser su amiga y que da muestra del inocente ingenio de esta mujer. "¡Anda a la mierda, marrana!"

3 Su reaparición tras ingresar en la cárcel

Cristina Ortiz nunca ha llevado una vida fácil "Cristina Ortiz nunca ha llevado una vida fácil"

Como toda estrella que se tercie, La Veneno pasó dos periodos en muy poco tiempo: del éxito al más absoluto ostracismo. Una vez acabado el programa de Pepe Navarro, cancelado en su paso a Antena 3 en 1997, y tras haber grabado incluso un single, su estrella comenzó a apagarse, y su vida tomó un rumbo distinto. De 2003 a 2006 La Veneno ingresó en una cárcel por verse envuelta en una estafa al seguro de un piso, y tras ser denunciada por un exnovio italiano suyo, Andrea Petruzzelli. Tras varios años de aislamiento,La Veneno regresó a los medios relatando una historia que algunos pusieron en duda, pero que la traía de vuelta, y con ganas de volver a ser quien fue.Pese a su desmejorado aspecto físico, volvió a enganchar a los espectadores recordando su etapa como prostituta con cierta melancolía, presentando a su nueva pareja, sometiéndose a los famosos polígrafos de la época o enfrentándose a enemigos que los programas le iban sacando.

4 Las extrañas circunstancias de su fallecimiento

La Veneno en la presentación de su biografía, '¡Digo! Ni puta ni santa', poco antes de su muerte "La Veneno en la presentación de su biografía, '¡Digo! Ni puta ni santa', poco antes de su muerte"

Y La Veneno terminó de convertirse en mito con su fallecimiento. El pasado 9 de noviembre de 2016 Cristina fallecía en el Hospital Universitario La Paz tras varios días en coma después de haber sido encontrada por su novio, un chico rumano de 25 años, tumbada en el sofá en un estado de semi-inconsciencia, con el cuerpo lleno de moratones y una brecha en la cabeza que le produjo un traumatismo cráneo-encefálico. A día de hoy, la rumorología ha alimentado todo tipo de teorías, ya que La Veneno se fue con una biografía recién publicada en la que detallaba relaciones y momentos de su vida hasta entonces desconocidos. Ella misma aseguró en su última entrevista en 'Sálvame Deluxe' que había recibido amenazas de muerte por la publicación de este libro, pero lo cierto es que La Veneno no fue la misma en dicha última aparición. Con dificultad para expresarse, temblorosa, y sin la fuerza que la caracterizaba, La Veneno mostró claros síntomas de que algo no iba bien. Aunque en los últimos tiempos el personaje pareció resurgir, La Veneno vivía sola y así esperó a ser enterrada, mientras pasaban los días y las especulaciones sobre su muerte solo hacían que crecer. Como las grandes divas del espectáculo, se fue haciendo mucho ruido y dejando muchas dudas.

5  Su historia, la de la lucha por libertad

La veneno siempre luchó por su libertad dando visibilidad al colectivo transexual "La veneno siempre luchó por su libertad dando visibilidad al colectivo transexual"

Valeria Vega, su biógrafa, explicó tras su fallecimiento que la familia de Cristina eran sus vecinos, lúmpenes con los que compartía un bocadillo en el bar de debajo de su casa. No se le puede reprochar nada de lo que hizo porque siempre vivió como quiso, mientras que su familia no le brindó el gran apoyo que podía necesitar. De hecho, hasta en su final la familia se dividió en dos bandos: los que querían que se siguiese investigando las causas de su muerte, y los que aceptaban lo que dictaminaba la autopsia. Todo se ha dicho hasta ahora, incluso que algunos familiares no quieren reabrir el caso para no perder el dinero del seguro, pero lo cierto es que Cristina se fue aún siendo Joselito de su pueblo en busca de los focos con los que siempre había soñado. En el programa de Pepe Navarro se reencontró con sus padres, que ante medio país enganchado a la televisión le pedían, en cierto modo, que abandonase esa vida y regresase con ellos. Ella se lamentaba porque ya no podía dar marcha atrás, pero se mantenía fuerte: "No estoy contenta con mi vida, pero no tengo otro camino que ese", respondía a su madre. Un camino que le llevó a convertirse en uno de los personajes más queridos de este país.

Artículos recomendados

Comentarios