Tres años de cárcel para una presentadora egipcia que habló de madres solteras

Tres años de cárcel para una presentadora egipcia que habló de madres solteras

La periodista ha sido condenada a tres años de cárcel por lo que han considerado un delito de incitación al libertinaje.

La presentadora Doaa Salah fue condenada a tres años de cárcel por un tribunal egipcio porque se le ocurrió debatir la situación de las madres solteras en el país en su programa de televisión.

La corte consideró que lo que había hecho era un acto de incitación al libertinaje y por ello no solo fue condenada a prisión sino que deberá pagar una multa de 10.000 libras egipcias, una sentencia que por la que puede recurrir.

La situación de las madres solteras en Egipto

Para tratar el tema del programa, la presentadora se presentó con una falsa tripa de embarazada "Para tratar el tema del programa, la presentadora se presentó con una falsa tripa de embarazada"

El tema en cuestión fue tratado en el programa "Con Dody", presentado por la periodista y que se emitió el pasado julio en un canal de televisión privada: Al Nahar.

Después de haberse emitido, las autoridades del país suspendieron el programa durante tres meses por lo que consideraban difusión de "ideas inmorales" que alienan a la sociedad y "amenazan el tejido de la familia egipcia".

La sociedad de Egipto es muy conservadora, ya que las mujeres no tienen ni voz ni voto, los hombres son quienes tienen el poder. Al mínimo indicio de empoderamiento femenino, las autoridades toman medidas en contra.

Doaa Salah insinuó que las mujeres podían tener hijos siendo madres solteras, algo que le ha costado tres años de cárcel "Doaa Salah insinuó que las mujeres podían tener hijos siendo madres solteras, algo que le ha costado tres años de cárcel"

Por eso, las madres solteras están muy mal vistas, alterar la familia tradicional se considera prácticamente un crimen, supone una gran vergüenza para las mujeres tener un hijo fuera del matrimonio y sulen ser rechazadas y repudiadas por familiares y en general por el conjunto de la sociedad.

Las relaciones sentimentales, sexuales, y la decisión de tener hijos o no, no dependen de las mujeres. Están sometidas a lo que decidan los hombres, y aunque en apariencia el país se ha ido modernizando poco a poco, la larga tradición patriarcal que lo precede sigue muy presente.

Comentarios