Buscar
Usuario

Cine

14 romances de cine no aptos para diabéticos

Escogemos las 14 historias de amor más empalagosas del cine para pasar un maravilloso San Valentín.

Que sí. Que lo típico por San Valentín sería hacer una serie de recomendaciones de películas perfectas para ver en la noche de los enamorados. O recopilar los mejores y más bonitos romances de la historia del cine. O escoger películas románticas atípicas para un plan diferente de San Valentín.

Y, ¿por qué no? Hablar claro de una vez y hacer una selección de las 14 parejas más cansinas que nos ha dado el cine romántico. Porque una cosa es dejarse llevar por los sentimientos y llorar y reírse con un romance de película. Y otra muy diferente es cuando los tópicos son de rastro y lo único que el director quiere es llevar al límite lo que conocemos como pornografía sentimental.

Es por ello que, en el presente artículo, escogemos catorce películas con sus respectivas catorce (aburridas) historias de amor, en las que el drama por el drama muchas veces se hizo presente, y donde enfermedades terminales, amores imposibles, pertenecer a clases sociales diferentes o apostar por ligarse a la fea del instituto, no solo supondrán insultos a la inteligencia del espectador, sino que son algunas de las culpables de haber perpetrado el falso ideal de las relaciones de pareja.

Feliz día de los enamorados. O no.

1 Nicholas Cage & Meg Ryan en 'City of Angels'

'City of Angels', de Brad Silberling "'City of Angels', de Brad Silberling"

Por si coger 'El cielo sobre Berlín' de Wim Wenders no era suficiente, en 1998 Meg Ryan, la que fuera una de las reinas de la comedia romántica de los noventa, se metía en la piel de una cardióloga un poquito sosa.

Ella, que por su profesión debería ser una experta en eso de tratar asuntos del corazón, hará gala del dicho aquel de "en casa del herrero, cuchillo de palo" cuando se enamore perdidamente de un ángel de la guarda que tiene el rostro de Nicholas Cage

2 Ben Affleck, Kate Beckinsale & Josh Hartnett en 'Pearl Harbor'

'Pearl Harbor', de Michael Bay "'Pearl Harbor', de Michael Bay"

Intentó ser una nueva 'Titanic' , pero mucho más espectacular y con un trasfondo que pretendía tocar la fibra a más de uno, pero nos olvidamos que detrás de este blockbuster con historia de amor a tres bandas metida con calzador, se encuentra nada más y nada menos que Michael Bay, el destructor de la Tierra.

Por suerte, ni a Bay ni al público le interesaba con quién se iba a quedar al final la pobre de Beckinsale, cuyo mayor drama en la vida en no saber escoger entre dos hombres hechos y derechos que, por encima del amor a su patria, también parecen sentir algo.

3 Richard Gere & Winona Ryder en 'Otoño en Nueva York'

'Otoño en Nueva York', de Joan Chen "'Otoño en Nueva York', de Joan Chen"

Sí. Richard Gere y Winona Ryder. El señor que había triunfado hacía años conquistando a una prostituta a golpe de talonario y una actriz acabando de buscar su hueco en Hollywood. Juntos. A alguien le pareció que era una buena forma para vender 'Otoño en Nueva York' y que se hiciese realidad.

Sin ir más lejos, en el año 2000 se estrenaba este batiburrillo de clichés sobre el ideal del amor, en el que un atractivo hombre maduro de negocios, se enamora perdidamente de una joven e independiente y alocada (bueno, eso no) joven que le enseñará una forma de amar como nunca antes él había esperado conocer. El Razzie a la Peor Pareja se lo llevaron. Pero todavía no han pedido perdón por esto.

4 Freddie Prinze, Jr. & Rachael Leigh Cook en 'Alguien como tú'

'Alguien como tú', de Robert Iscove "'Alguien como tú', de Robert Iscove"

En plena efervescencia del nuevo cine teen de los noventa, llegaba una nueva (y bochornosa) versión de 'Pigmalión', que por aquello de que estaba destinada a un público adolescente, tomó por estúpidos a los espectadores.

Rachael Leigh Cook es la chica rara y fea del instituto porque lleva coleta, gafas y un suele vestir con un mono tejano. Freddie Prinze, Jr. juega a ser el tipo más popular del mismo pero ¡oh,  Dios mío! Acaba de apostar llevar al baile de graduación a esa espantosa chica con alma de artista que acabará conquistando su corazón. Si te ha entrado sueño imaginándolo, imagínate viéndola. Suerte que 'No es otra estúpida película americana' ya la tuvo en cuenta en su momento como foco para parodiar.

5 Charlize Theron & Keanu Reeves en 'Noviembre dulce'

'Noviembre dulce', de Pat O'Connor "'Noviembre dulce', de Pat O'Connor"

Hasta el título es empalagoso. Y no, esta vez no es por obra y gracia de los traductores de títulos, sino que en la original el mes número once del año también era dulce.

En ella, Reeves era un triunfador sin tiempo para el amor y Theron una solitaria y vitalista mujer que le encandila, proponiéndole que viva con ella durante un mes. Desgraciadamente, ese noviembre será el último de su vida, pues haciendo hincapié en todos los peores vicios del drama gratuito, acabará revelada como una enferma terminal cuyo último aliento en vida será de hacer que su enamorado tenga bonitos recuerdos que contar. El Razzie no se lo llevaron, pero nadie se hubiera sorprendido.

6 Kate Beckinsale & John Cusack en 'Serendipity'

'Serendipity', de Peter Chelsom "'Serendipity', de Peter Chelsom"

Después de haberse vuelto loca entre Ben Affleck y Josh Hartnett, Kate Beckinsale se daba un paseo por la Gran Manzana durante Navidad hasta toparse con John Cusack. Por aquello de no forzar nada y querer darle vidilla a una existencia (imaginamos) muy aburrida, ella decidirá dejar todo en manos del destino para ver si se vuelven a encontrar.

Esa es la premisa de 'Serendipity'. Será entonces cuando pasen diez años, ella seguirá confiando en su destino y tú desearás no haberle dado al play.

7 Mandy Moore & Shane West en 'Un paseo para recordar'

'Un paseo para recordar', de Adam Shankman "'Un paseo para recordar', de Adam Shankman"

Por si no habíamos tenido suficiente con Charlize Theron enamorándose antes de morir para dejar a Keanu Reeves con el corazón roto, trasladamos la relación a dos jóvenes con los rostros de Mandy Moore y Shane West y ya tenemos más o menos las bases de 'Un paseo para recordar'.

Basada en una novela de Nicholas Sparks, todo es bonito, la historia de amor tan preciosa e idílica y parece que estamos en una nube. Hasta que acaba resultando que, como no podía ser de otra forma, la pobre muchacha va a morir y todos lloraremos. Pues no.

8 Jennifer Lopez & Ralph Fiennes en 'Sucedió en Manhattan'

'Sucedió en Manhattan', de Wayne Wang "'Sucedió en Manhattan', de Wayne Wang"

En realidad, podríamos jugar a escoger a ciegas cualquier película romántica protagonizada por Jennifer Lopez. O incluso recopilar todas las veces en las que la artista nos hizo pasar vergüenza ajena al verla enamorándose en pantalla. Pero la escogida ha acabado siendo 'Sucedió en Manhattan'.

La gracia de esta ocasión en la que JLo luchó con uñas y dientes por conseguir el Razzie, era que la historia pretendía ser una versión moderna del cuento de 'La Cenicienta'. Evidentemente, ella era una pobre (pero guapa, suponemos) empleada del departamento de limpieza de un hotel del centro de Nueva York, confundida con una huésped por un apuesto aspirante a senador a quien interpretaba Ralph Fiennes. Para que luego digan que Jennifer no hace nada por la visibilidad de la comunidad latina, ahí estaba ella postergando el cliché hasta la eternidad.

9 Rachel McAdams & Ryan Gosling en 'El diario de Noa'

'El diario de Noa', de Nick Cassavettes "'El diario de Noa', de Nick Cassavettes"

De nuevo, el nombre de Nicholas Sparks como la mente pensante detrás de la historia en la que se basó una película. En esta ocasión, y convertida en un clásico generacional que mitificó a Gosling como el adorable y perfecto novio sosainas que toda hija de vecina le querría presentar a su madre, Rachel McAdams se metía en la piel de la ingrata joven que caería rendida ante él.

Su argumento nos llevaba hasta los años cuarenta, una época en la que los tópicos y los clichés para querer hacer que el público llorase ya estaban a la orden del día, y en la que todos ellos convergían en una nube de amor y besos y cosas bonitas. Porque el amor es bonito, pero tampoco hace falta pasarse tanto con el edulcorado.

10 Hilary Swank & Gerard Butler en 'Posdata: Te quiero'

'Posdata: Te quiero', de <!--StartFragment-->Richard LaGravenese<!--EndFragment--> "'Posdata: Te quiero', de Richard LaGravenese"

Hilary Swank no solo debe lidiar con la maldición del Oscar, sino que esta le cayó encima por partida doble. Y para muestra, los extraños tumbos que ha ido dando su carrera desde entonces.

Eso le llevó en 2007 a tirarse al barro del melodrama facilón, interpretando a Holly Kennedy, una joven viuda que, no contenta con rebozarse en el duelo que supone el haber perdido a su alma gemela, Gerry (Gerard Butler), se obsesionará cuando descubra que éste le ha dejado una serie de cartas, todas ellas firmadas con "PD: Te quiero". Para que luego digan que no hay melodramas con personajes psicópatas.

11 Robert Pattinson & Kristen Stewart en 'Crepúsculo'

'Crepúsculo', de Catherine Hardwicke "'Crepúsculo', de Catherine Hardwicke"

Pattinson y Stewart. Stewart y Pattinson. O lo que es lo mismo: Bella Swan y Edward Cullen. La humana y el vampiro. La outsider y el misterioso. La rara y el raro. La virginidad y el celibato.

Así podríamos estar durante rato para poder lanzar descripciones del porqué fueron y serán una de las parejas más coñazo de la historia del cine. Pero eso ya lo sabemos todos. Suerte que la vida les ha ido mucho mejor desde que terminase la saga con la que saltaron al estrellato.

12 Channing Tatum & Amanda Seyfried en 'Querido John'

'Querido John', de Lasse Hallström "'Querido John', de Lasse Hallström"

No diremos desde aquí que Nicholas Sparks no tiene talento a la hora de escribir historias de amor, pero que a veces se pasa de intenso es algo que no podemos negar. Si a eso le sumamos que en 2010 le adaptaba Lasse Hallström, quien tampoco pasa desapercibido por pecar de poca intensidad, nos podíamos esperar lo peor.

Los avatares del horror de 'Querido John' serán en esta ocasión Amanda Seyfried y Channing Tatum. Él, el John del título, se enamorará de una joven universitaria, ella. Él es un soldado que está de permiso y que, evidentemente, tiene que volver a proteger el país. El drama está servido desde el primer momento. Y las justitas interpretaciones de ambos no juegan muy a favor de dejarse llevar por la historia.

13 Emilia Clarke & Sam Claflin en 'Antes de ti'

'Antes de ti', de Thea Sharrock "'Antes de ti', de Thea Sharrock"

¿Os acordáis de 'Intocable'? Era aquella feel-good movie que se convirtió en un fenómeno, que contaba cómo un multimillonario un poco clasista (y racista) se quedaba paraplégico y, por gracia del destino, la persona encargada de cuidarle sería un joven negro.

En aquella, se jugaba con la sensiblería del espectador hasta límites insospechados, convirtiéndola en todo un ejemplo de pornografía sentimental. Cambiemos al joven negro por una risueña Emilia Clarke, y al señor multimillonario por un apuesto rico parapléjico con el rostro de Sam Claflin. ¿El resultado? Una abominación romántica que se suponía nos tenía que gustar por su trasfondo de bondad y amor por encima de todo.

14 Dakota Johnson & Jamie Dornan en 'Cincuenta sombras de Grey'

'Cincuenta sombras de Grey', de Sam Taylor-Johnson "'Cincuenta sombras de Grey', de Sam Taylor-Johnson"

Que te quede clara una cosa, Anastasia: si de toda esa sala de torturas llena de tropecientos cachivaches con los que te podía haber hecho daño, el pesado de Grey solo te da unos cuantos azotes con un cinturón, ya puedes estar agradecida.

El colmo de la poca vergüenza no solo encontró a E.L. James como abanderada, sino que junto a ella se alzó una legión de seguidoras (y seguidores) que se creyeron que lo que esa pobre fan de la saga 'Crepúsculo' (obsesionada con Robert Pattinson) contaba en el libro, era BDSM de verdad. En su traspaso al cine, Dakota Johnson acabó diciendo que rodar con Jamie Dornan era un poco tedioso. Quizá porque el guion y la construcción de personajes no daba mucho más de sí.

Artículos recomendados

Comentarios