Buscar
Usuario

Foto del día

<< >>
Trump rompe su cumbre con Corea del Norte tras negarse a levantar las sanciones

Trump rompe su cumbre con Corea del Norte tras negarse a levantar las sanciones

Evan Vucci | GTRES Jueves, 28 de Febrero de 2019

¿Por qué es la foto del día?

Una imagen inédita: una cumbre bilateral entre Corea del Norte y Estados Unidos. La buena sintonía entre los líderes de ambos países, Kim Jong-un y Donald Trump, llama la atención si recuperamos aquellas amenazas de ataques "con fuego y furia" que resonaban año y medio atrás.

Pero, lo que parecía convertirse en el fruto de un deshielo que dura ya más de seis décadas, ha quedado al final en nada. La negativa de Washington a retirar las sanciones contra el régimen y, con ello, a mantener el bloqueo económico hacia la última dictadura stalinista del mundo, ha provocado la salida de Trump de improviso: ni siquiera ha asistido al almuerzo programado entre ambos.

Pero el desencuentro, lejos de anécdotas, tiene consecuencias importantes. Entre ellas, que finalmente no se ha producido la firma de la ansiada declaración conjunta en la que se comprometían a iniciar la desnuclearización de la península coreana. Además, no está claro el tono en el que ha ido derivando la conversación entre ambos y cómo se afrontarán, a partir de ahora, las relaciones entre ambos países.

El propio Trump, sin embargo, ha argumentado su inesperada salida en una multitudinaria rueda de prensa ante los medios: "Nos hemos marfchado porque el secretario de Estado, Mike Pompeo y yo hemos pensado que no era bueno firmar lo que había. Han sido dos días muy productivos, pero a veces hay que seguir caminando", ha asegurado.

La clave de la ruptura han sido las sanciones que asfixian la economía norcoreana y Trump ha sido claro: "Ellos querían que se levantaran enteramente y estaban dispuestos a desnuclearizar parte de lo que nosotros le pedimos. Pero tenemos que seguir negociando y, con el tiempo, superaremos nuestras diferencias".

A pesar de todo, el presidente de los Estados Unidos ha querido quitar hierro al asunto: "No ha sido levantarme e irme. Ha sido una marcha amigable. Le he dado la mano a Kim Jong-un y seguiremos negociando porque somos amigos y su país tiene un gran potencial económico". El inquilino de la Casa Blanca espera, ahora, que Corea del Norte reflexione y acepte el inicio de ese proceso de desnuclearización.

Comentarios