Foto del día

<< >>
Madrid guarda en su memoria al joven asesinado en 2007 Carlos Palomino

Madrid guarda en su memoria al joven asesinado en 2007 Carlos Palomino

Chema Barroso/Gtres Lunes, 16 de Mayo de 2016

¿Por qué es la foto del día?

Ocurrió hace 9 años, un militar del ejército Josué Estébanez mataba de una puñalada en el metro a Carlos Palomino, un joven de 16 años que ahora contaría con 25. Josué Estébanez volvía de una manifestación convocada por el partido de ultra-derecha Democracia Nacional para protestar en contra de la inmigración, y en un encontronazo que tuvieron él y sus amigos en el metro con un grupo de jóvenes antifascistas, entre los que se encontraba Palomino, el militar apuñaló a este joven y también a otro amigo suyo, que consiguió sobrevivir. 

Hasta la fecha, varias placas en conmemoración de Carlos fueron colocadas por sus amigos en la estación de metro de Legazpi, donde ocurrió todo, pero eran quitadas por los neonazis. Ahora es el propio Auntamiento de Madrid el que ha tenido este gesto con la familia y amigos de Carlos Palomino, pero también con los movimientos antifascistas que intentan que la ciudad esté libre de racismo. La placa se encuentra en el número 145 del Paseo de las Delicias.

Los movimientos antifascistas no son igual a los movimientos neonazis "pero al revés", utiliza muchas vías para luchar contra los grupos discriminatorios racistas, machistas, homófobos, etc., como la asociación vecinal y comunitaria, las charlas informativas, conciertos, jornadas, actividades culturales, periódicos, etc. Intentan mostrar a la sociedad que todos tenemos cabida en ella, pero que no se tolera la intolerancia por razones de sexo, etnia u orientación sexual. No es un movimiento, son muchos, unos con los que nos podamos sentir más identificados que otros, con unos modos que podemos ver más mejorables que otros, pero que intentan buscar una sociedad más igualitaria.

Estébanez fue condenado a 26 años de cárcel por homicidio e intento de homicidio con el agravante de delito de odio. Con esta placa, Madrid indica que el fascismo pierde. En esta y otras ciudades españolas se denuncian con frecuencia agresiones fascistas llevadas a cabo por grupos radicales contra personas de diferente ideología, también contra inmigrantes o contra hombres y mujeres homosexuales. 

El asesinato de Palomino se sumó en 2007 a la lista de otros, como el de Yolanda González, que fue secuestrada y asesinada en Madrid en el año 1980 por miembros de Fuerza Nueva, o el de Guillem Agulló en 1994, que también fue víctima de una agresión con arma blanca en Castellón.

Comentarios