Vyleesi: así es y así funciona la viagra femenina

Vyleesi: así es y así funciona la viagra femenina

El fármaco Vyleesi es el segundo intento de la industria farmaceútica por poner solución a la falta de libido en mujeres.

La mayoría de estudios coinciden en que gran parte de las mujeres sufren fuertes caídas de la líbido y el apetito sexual en la etapa anterior a la llegada de la menopausia. Las farmaceúticas han visto en esta generalización una oportunidad de negocio y se encuentra ahora en plena lucha por lanzar al mercado una viagra femenina que prometa resultados eficaces.

Vyleesi, conocido químicamente como bremelanotida, no es otra cosa que una inyección subcutánea que activa los nervios cerebrales implicados en el deseo sexual. Su comercialización ha sido ya aprobada en Estados Unidos por la FDA (Administración Federal de Alimentos y Fármacos) y se aplica en el abdomen o en el muslo tres cuartos de hora antes de comenzar a mantener relaciones sexuales.

Sin embargo, la decisión de dar vía libre a la viagra femenina en el mercado no ha sido vista con buenos ojos por todo el mundo y los expertos en salud sexual ya advierten del peligro. La clave del riesgo de Vyleesi reside en que, según explica la BBC, la bremelanotida no actúa sobre el sistema vascular, sino que afecta directamente al sistema nervioso, por lo que cualquier complicación podría derivar inmediatamente en un problema de salud más grave para una usuaria de viagra femenina.

Vyleesi ha sido aprobada y se comercializará en Estados Unidos "Vyleesi ha sido aprobada y se comercializará en Estados Unidos"

Los peligros de la viagra femenina

Otra de las críticas se basan en el hecho de que el 40% de las mujeres esperimentaron dolor de cabeza, sofocos y naúseas durante los ensayos clínicos, lo que ha llevado a asociaciones feministas como la Red Nacional de Salud de la Mujer a criticar que el fármaco haya sido aprobado sin consultar a un panel de asesores encargados de estudiar el medicamento en profundidad.

Cynthia Pearson, directora ejecutiva de la asociación ha afirmado estar "decepcionada" con la aprobación del fármaco y explica que las mujeres "no cuentan con la suficiente información para tomar una decisión sabia sobre si el fármaco es seguro y efectivo".

El deseo sexual, por otro lado, responde a una multitud de factores externos, psicológicos y fisiológicos, y no tiene por qué suponer una afección a la salud. Plantearlo de esta forma solo llevaría a entender que la falta de apetito sexual como un problema que solucionar y no como una realidad que puede existir como consecuencia de varios condicionantes.

A pesar de las críticas que ha recibido el medicamento, Vyleesi tiene ya su lugar en el mercado, donde competirá con Addyi, el primer intento de viagra para consumo femenino que se suministra en forma de píldora diaria y que, al contrario de la nueva creación, está contraindicada en caso de consumo de alcohol.

Ante la comercialización del fármaco pese a las adevertencias de los expertos, estos recomiendan a las pacientes no inyectarse más de una dosis en 24 horas y nunca más de 8 dosis por mes.

Comentarios