Denuncian a VOX por estafar a sus afiliados con lotería fraudulenta

Denuncian a VOX por estafar a sus afiliados con lotería fraudulenta

Vox ha sido demandado por haber vendido participaciones de un número de lotería que no habían comprado y que resultó premiado.

Según las actas de VOX, el partido de ultraderecha ingresó 18.100 euros por la venta de miles de participaciones para un número de la lotería de 2015. Sin embargo, en las cuentas no aparece ningún gasto por la compra de los décimos, ni los recibos ni los propios boletos.

El número 93.815, que es el que supuestamente habían comprado, resultó finalmente premiado con 100 euros por décimo, pero justo antes de que se realizara el sorteo avisaron mediante un correo electrónico de que se había cambiado al 88.008.

Gracias al audio que ha compartido el diario Vozpópuli, se puede escuchar una grabación del acto que se celebró en 2016 en Valencia con los afiliados. Javier Ortega Smith, secretario general del partido, confirmó que "Vox nunca se gastó un duro en lotería". "¿Quién ha dicho que nos hemos gastado 18.000 euros?", preguntó el secretario, a lo que le confirman que fueron ellos mismos "en un acta notarial que levantasteis".

"No es lo mismo gastarse que reservar", aclara Ortega. Uno de los afiliados, claramente enfadado, le pregunta por las irregularidades: "Y entonces, ¿qué pasa? Entonces, las papeletas que se repartieron por todos los lados, por ejemplo, en Cáceres... ¿Qué pasa, que repartís papeletas y no tenéis los décimos?". El miembro de VOX le responde que "no, porque eran 18.000 euros. Eso lo hace todo el mundo", porque, según él, "no te gastas 18.000 euros si no sabes cuántas vas a vender".

La denuncia del exsecretario de VOX en Cáceres

Una denuncia por "delito de estafa" demuestra que ninguno de los afiliados que compró una participación cobró su premio porque esos décimos no habían sido comprados realmente.

Aunque todavía ninguno de los miembros de la cúpula de VOX están imputados en el caso, Santiago Abascal, Iván Espinosa de los Monteros, Enrique Cabanas Burkhalter y Andrés Porta Monedero podrían ser investigados como los responsables de esta financiación ilegal.

Javier Ortega Smith, secretario general de Vox "Javier Ortega Smith, secretario general de Vox"

Según la demanda realizada por Diego López Ordóñez, exsecretario de la Gestora de la formación verde en Cáceres, las papeletas fueron compradas en órganos provinciales de Vox de Cáceres, Barcelona, Valencia, León, Toledo y Ávila por un precio de cinco euros. El importe recaudado fue después remitido a la sede del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) en Madrid, ya presidido por Abascal.

Esta iniciativa se había realizado con el fin de financiar el partido, y fue el propio CEN quien emitió las participaciones de lotería que fueron distribuidas y vendidas. De su precio, cuatro euros iban para la participación en el sorteo y el euro sobrante se dedicaba al partido. De confirmarse todos los datos aportados, los cinco euros podrían haber ido íntegramente a VOX porque de momento no han demostrado que terminaran comprando ningún décimo.

El cambio fue 'error del lotero'

A las 10:25 horas del 22 de diciembre de 2015, el mismo día del sorteo, la dirección nacional mandó un correo avisando de que se había modificado el número "por razones de exclusiva responsabilidad de la Administración de Lotería".

Al parecer, el cambio del número 93.815 al 88.008 se debió a que la Administración de Lotería donde, supuestamente, se habían comprado los décimos, cometió un error y vendió las participaciones de VOX al público. De nombre Sota y Sol S.L., la administración se encuentra en la calle Salamanca, número 3, en la ciudad madrileña de San Fernando de Henares.

Fuentes del partido de ultraderecha confirman que la formación reservó los décimos, pero al ir a comprarlos "unos días antes del sorteo", el lotero había vendido parte de ese número a otros clientes. Ellos mismos defienden que su organización no ha cometido ningún acto ilegal y "no jugarían con su imagen" por 18.000 euros.

La denuncia del exsecretario de VOX a la que ha tenido acceso Vozpópuli pide que, aunque el número se cambiase y el primero no fuera finalmente comprado, se tendrían que poder consultar los recibos o los propios décimos con el segundo número. El cacereño destaca que estos justificantes deberían aparecer en las cuentas del portal de transparencia como "aprobadas".

La "mala suerte" de haber sido premiados

Según VOX, fueron "ajenos al error y así consta en el acta notarial que facilitamos a los afiliados y simpatizantes. No tenemos nada que ver con el error de venta de esos cupones". La administración "puso anuncios en prensa tres días antes del sorteo para avisar del cambio de número", por lo que lo que tuvo el partido fue "mala suerte" de que tocó el premio.

Las participaciones distribuidas por el CEN con el primer número | Vozpópuli "Las participaciones distribuidas por el CEN con el primer número | Vozpópuli"

Ante esta irregularidad, aunque el partido reconoce que debería haber devuelto el dinero, se amparan en que al final no se terminó jugando con ese número premiado. Según ellos, el dinero que habían pagado los afiliados correspondería al número 88.008 del que se avisó horas antes y que no obtuvo premio alguno.

Un representante de la Administración de Lotería de San Fernando de Henares confirma que el número "encargado" por Vox se vendió al público por un "error involuntario" y el partido aceptó "reemplazarlo".

La falta de "antelación al sorteo"

La Federación-APLA: Asociación Profesional de Loterías y Apuestas afirma que cuando un socio reserva un número, la administración debe garantizárselo guardándolo hasta la fecha que se acuerde.

No obstante, estos errores a la hora de vender lotería son "comunes", pero para solventarlos hay que tomar medidas como aclarar el fallo en un acta notarial o anunciarlo en los medios. Eso sí, recalcan que estas soluciones han de hacerse "con suficiente antelación al sorteo".

La Federación aprovecha para dar su opinión, y es que, para ellos, "la mejor prueba de que unos décimos que no han sido premiados se terminaron comprando es enseñarlos".

Comentarios