Buscar
Usuario

Noticias

"¡Viva España, cabrones": a ladrillazos por confundir una senyera valenciana con la independentista catalana

La trifulca comenzó por una confusión en un patio de vecinos del casco antiguo de Málaga al grito de "¡Viva España, cabrones!".

"¡Viva España, cabrones": a ladrillazos por confundir una senyera valenciana con la independentista catalana

La simbología de las banderas que representan las instituciones y entidades territoriales de nuestro país siguen siendo un problema. Esta vez, la cuestión ha alcanzado el casco antiguo de Málaga. Dos grupos de jóvenes han acabado a ladrillazos por una confusión tan absurda como la de identificar erróneamente una bandera valenciana con una independentista catalana en un balcón. Los hechos sucedían en la calle Pozos Dulces a las ocho de la tarde.

El grupo de agresores que confundía la senyera valenciana con la catalana empezaba la discusión al grito de "¡Viva España, cabrones!" y presentaban síntomas claros de embriaguez. La bandera colgaba del balcón de un apartamento turístico que un grupo de jóvenes valencianos había alquilado. 

Los atacantes se ensañaron ampliamente con los inquilinos del piso, a los que profirieron todo tipo de vejaciones e insultos. Hasta el punto de lanzarles ladrillos que encontraron en una obra próxima al lugar de los hechos. Las víctimas, respondieron de la misma forma, devolciendo los trozos de los ladrillos que alcazaban el inmueble. 

Según los vecinos, el caos era tal que los trozos de ladrillo volaban de un lado hacia otro, "de arriba a abajo y de abajo a arriba". Hasta que una vecina decidió intevenir en la discusión y acabar con la agitada situación. Todo acabó "sin ir a mayores" después de que la mujer amenazara a ambos grupos con llamar a la policía. Por otro lado, los inquilinos del piso tuvieron que retirar la bandera que colgaba de su pequeño mirador. 

"Fue horroroso, acabo de llamar a la policía, estoy histérica, son como ocho o nueve tíos grandotes", contabilizaba la vecina, reprochando su conducta a ambos grupos. Pese a que la amenaza de la mujer cesó la pelea, la policía no se personó en la zona hasta pasada más de media hora. 

Cuestionan la versión de los hechos

No es la primera vez que una bandera suspendida de un balcón es motivo de polémica, pero no es frecuente que este tipo de trifulcas acaben así. El suceso levantó el caos y sembró el pánico entre los vecinos de los pisos colindantes. No había ningún símbolo catalanista más, nada que se pudiera relacionar con el nacionalismo catalán que día tras día es foco de todas las miradas en cualquier rincón del país. 

Sin embargo, existen testimonios de otros vecinos, residentes en las viviendas colindantes, que dicen haber presenciado el ataque y reniegan del trasfondo político que se quiere atribuir a la pelea. Tras ponerse en contacto con El Diario, un individuo asegura que la bandera "ni siquiera se mencionó". Al parecer fueron los atacantes quienes se identificaron como catalanes y dada su exaltación, el grupo de residentes en el piso turístico se asomó al balcón para reprocharles su conducta en la vía pública "por el ruido ocasionado". Después de varias amenazas por parte de los catalanes, uno de ellos cogió "un puñado de gravilla y se lo lanzó al chico que estaba en el balcón". Este testigo observó cómo posteriormente echaron a correr "hasta perderse de vista". Según él, nunca se gritó ese "¡Viva España!". 

Los vecinos achacan los hechos al turismo de borrachera que está llegando a la ciudad en los últimos tiempos "Los vecinos achacan los hechos al turismo de borrachera que está llegando a la ciudad en los últimos tiempos"

Tras percatarse de lo ocurrido, los hechos han sido denunciados públicamente por la Asociación de Vecinos del Centro Antiguo de Málaga en el programa de Atresmedia 'Espejo Público'. "Había ladrillos volando de un lado a otro", comentaba el portavoz de la asociación. El incidente tuvo lugar al mismo que tiempo que la ciudad acoge la tradicional Feria de Málaga.

"La Feria de Málaga es un despropósito, especialmente a partir de las seis de la tarde cuando termina. Es un lugar de borrachos y gente drogada haciendo lo que quieren", añadía en directo en el programa de Susanna Griso. 

Artículos recomendados

Comentarios