"Aprobé sin ir a clase, trabajar o hacer exámenes": la vida de los alumnos VIP de la URJC

"Aprobé sin ir a clase, trabajar o hacer exámenes": la vida de los alumnos VIP de la URJC

El sumario del Caso Máster ha dejado varios testimonios en los que se reconoce, sin tapujos, todo tipo de prácticas 'cuestionables'.

Política Adrián Parrondo Adrián Parrondo 12 Septiembre 2018 17:43

La instrucción del Caso Máster, en el que se están viendo involucrados personalidades como Cristina Cifuentes, Pablo Casado o la ya exministra de Sanidad, Carmen Calvo; ha llevado a varios alumnos considerados como VIP a declarar las extrañas circunstancias en las que realizaron sus estudios.

"Me matriculé porque me lo indicó Álvarez Conde, pero realmente no cursé el máster", señala ante el tribunal María Dolores Cancio, becaria de Enrique Álvarez Conde, el director del Instituto de Derecho Público de la URC , y continua: "el primer día acudí a clase, pero me dijo que no era necesario acudir".

Sin embargo, con el paso de los meses, las 'ayudas' crecen. La jueza le pregunta si "realizó méritos académicos para conseguir su título". A ello, Cancio responde, según los audios recogidos por la Cadena Ser: "no fui a clase, no hice ningún examen, no hice ningún trabajo, nada".

La asistencia a las clases era completamente obligatoria, pero eso no influyó en algunos alumnos. Un ejemplo lo representa Alida Mas Taberner, imputada en la causa y que entonces ejercía como alto cargo del gobierno valenciano: "Cuando llamo, una de las cosas que pregunto es si cabe la posibilidad de hacerlo desde Valencia". Conde decidió permitirlo y le terminó aprobando mediante la entrega de unos trabajos.

Decidieron evitar el correo electrónico y se comunicaron por mensajeros o personalmente

El grupo de alumnos VIP nunca utilizaba el correo electrónico para gestionar los trabajos "El grupo de alumnos VIP nunca utilizaba el correo electrónico para gestionar los trabajos"

Lo habitual en estos casos, sobre todo en el siglo XXI, es enviar todo tipo de documentación de manera telemática. Sin embargo, los alumnos VIP, entre los que también se encuentran la expresidenta madrileña Cristina Cifuentes, tenían especial predilección por los mensajeros y el 'mano a mano'.

Uno de los casos que más llamó la atención de la jueza es, también, el de Alida Mas Taberner. Junto a sus problemas de agenda y distancia para acudir a las clases y contactar con los profesores; se suman las incógnitas sobre el intercambio de información.

La lógica podría llevar a pensar que Taberner escribía sus trabajos en el ordenador de su casa y posteriormente los enviaba por correo a Álvarez Conde para que los corrigiese y reenviase de manera inmediata. Error: "Yo subía al despacho del señor Álvarez Conde, despachaba con él, me resolvía dudas, lo corregíamos", introduce la imputada y añade: "Siempre enviaba la documentación por correo ordinario y en alguna ocasión personalmente".

"A mí nadie me lo ofreció"

No todos los alumnos contaron con las mismas facilidades "No todos los alumnos contaron con las mismas facilidades"

Sin embargo, las condiciones de los alumnos VIP eran completamente distintas a las que tenía el resto de los alumnos. En la causa, por ejemplo, han declarado otros alumnos como Gonzalo, a quien nunca se le ofreció esa posibilidad.

"Yo fui a todas las clases, a mí nadie me ofertó otra posibilidad". En aquella ocasión, Gonzalo estaba trabajando, lo que le llevó a hacer toda una labor de engranaje para cuadrar todas sus actividades: "todo ello me originó un problema de compatibilidad, suspuso un esfuerzo brutal".

Otra de las compañeras de Gonzalo, también lo confirma: "Era obligatorio asistir a clase, pero si algún día no podíamos... yo creo que solo falté dos días en todo el máster" confiesa ante el tribunal.

Se retiró la defensa del TFM en el último minuto

Álvarez Conde retiró la defensa del TFM en el último minuto "Álvarez Conde retiró la defensa del TFM en el último minuto"

Los alumnos 'No VIP' que cursaban el máster sin facilidades se llevaron la sorpresa cuando llegó el momento de defender el TFM: "Todos asistimos el 29 de junio a las 17H de la tarde y de repente nos dijeron que el tribunal nos eximía de la obligación de defenderlo". Una sorpresa que evitó cualquiera de los alumnos VIP, ya que nadie se molestó, si quiera, en mencionarles una fecha para esa defensa.

Además, la diferencia entre unos alumnos y otros llama la atención en otra cuestión: las convalidaciones. Los que contaron con más facilidades llegaron a disfrutar de aprobar el título con solo cuatro asignaturas, porque Álvarez Conde les ofreció, en exclusiva, el reconocimiento de créditos.

"Me habían informado de que tenía derecho al reconocimiento académico de créditos, creo que fue el profesor Enrique Álvarez Conde", señala una de las presuntas beneficiadas. Algo que, sin embargo, no pudo disfrutar el resto de alumnos.

Comentarios