Buscar
Usuario

Noticias

Victoria Federica vuelve a infringir la ley: la multa a la que se enfrenta por sus infracciones en patinete

La hija de la infanta Elena se saltó varias leyes de la seguridad vial mientras iba en patinete eléctrico por Las Ventas.

Victoria Federica vuelve a infringir la ley: la multa a la que se enfrenta por sus infracciones en patinete

Nueva polémica de Victoria Federica. La sobrina del rey ha sido multada tras ser captada cometiendo varias infracciones este fin de semana que podrían acarrearle una multa por incumplimiento de la Ley de Seguridad Vial. Mientras iba en su patinete eléctrico por Las Ventas, parece que la hija de la infanta Elena hizo caso omiso a varias normativas de circulación.

"Patín Piti"

Parece que la joven de 21 años es todo un peligro al patinete. Tanto es así que incluso ya tiene su propio meme tras subirse a un patinete fumando por lo que la han apodado como "Victoria Federica patín piti". Este último incidente de tráfico tuvo lugar cuando Victoria Federica acudía con unas amigas a ver las últimas corridas de la Feria de San Isidro.

El problema llegó cuando ella y sus amigas, una vez acabadas las faenas de Las Ventas, salieron de la plaza de toros con la idea de ir de fiesta. ¿Y qué mejor manera hay para desplazarse entre el bullicio de la capital que subidas a unos patinetes eléctricos? Pues para ella parece que no hay nada mejor, a juzgar por la sonrisa captada por las cámaras de los paparazzis.

Victoria Federica junto a una amiga sobre un patinete eléctrico
Victoria Federica junto a una amiga sobre un patinete eléctrico GTres

Más allá de que las normas de tráfico en referencia a los patinetes eléctricos siguen todavía en proceso, parece que la hija de la infanta Elena se saltó varias de las ya escritas. En primer lugar, Victoria Federica iba de 'copiloto' en un transporte en el que solo puede ir una persona. Y no contenta con ello, además va hablando por el móvil, una infracción multada por la DGT con hasta 100 euros.

A esto se añade la guinda del pastel. Y es que, además, ni ella ni su amiga llevaban el casco reglamentario, algo que la Ley de Seguridad Vial establece que es obligatorio. Por no llevarlo, la sanción es de 200 euros. Y así, con ese panorama, iban ambas circulando tan tranquilas por el centro de Madrid.

Artículos recomendados

Artículos relacionados
Contenidos que te pueden interesar