Buscar
Usuario

Política

Un grupo de la ultraderecha fascista acosa a Mónica Oltra en su propia casa

Los radicales liderados por el partido España 2000 intimidaron a la vicepresidenta de la Comunidad Valenciana mientras estaba con sus hijos.

La ultraderecha lo ha vuelto a hacer. Su modus operandi ya es conocido por todos: intimidar, insultar e incluso en algunas ocasiones llegar a las agresiones físicas. Fue lo que hicieron durante la manifestación del 9 de octubre en Valencia organizada por plataformas y partidos de izquierda y secundada por algunos sectores independentistas catalanes en un acto de reivindicación y libertad.

En esta ocasión le ha tocado a la vicepresidenta, portavoz y consejera de Igualdad y Política Inclusiva de la Comunidad Valenciana, Mónica Oltra, sufrir el acoso de un grupo de ultraderechistas en las puertas de su propia casa. Ocurrió durante la hora de la cena, cuando la política se encontraba en su hogar tranquilamente con sus hijos. De repente, rodeados por una gran bandera de España con la banda sonora de "Que Viva España" de Manolo Escobar, estos fascistas interrumpían la velada familiar.

Un escrache fascista

Un grupo de veinte personas irrumpía frente a la casa de Mónica Oltra para lanzar proclamas a favor de la unidad de España y en contra de la política por "apoyar els Països Catalans". Varios de ellos tenían la cara cubierta. Sin embargo, gracias a la grabación con el teléfono móvil del jefe de Gabinete de Oltra, se pudo identificar al cabecilla de los concentrados: José Luis Roberto, líder de España 2000 en Valencia.

Este partido extraparlamentario está ubicado en la radicalidad de la extrema derecha. Se autodefine como "partido patriótico social y populista", escondiendo sus verdaderos ideales. Es decir, fascismo puro y duro. Su líder, José Luis Roberto es dueño de varias empresas entre las que se encuentra Levantina de Seguridad.

Los asaltantes llegaron en varios coches sobre las 21:30 del pasado 18 de octubre. Algunos cubrían su rostro con máscaras del asesino de la película 'Scream'. Durante el desarrollo de esta intimidación y asalto hacia la vida privada de la vicepresidenta, desplegaron una gran bandera española que contenía el lema "Viva la unidad de España". Además, pusieron la canción de Manolo Escobar, "Que Viva España" amplificada por un megáfono. En este acto se mezclaron los símbolos de todos los españoles con la radicalidad de los ideales que defienden.

Mónica Oltra ha asegurado que denunciará los hechos "Mónica Oltra ha asegurado que denunciará los hechos"

En una entrevista a la Cadena Ser, Oltra aseguraba que se encontraba tranquilamente con su familia cuando de repente sus hijos escucharon la música y "se pensaron que había una fiesta". Para la política valenciana, los movimientos de este grupo están enmarcados dentro del fascismo. "Hay que llamarles por su nombre, es fascismo", aseguraba tajantemente. Asimismo, Oltra se mostraba preocupada y afeaba la apropiación de los símbolos nacionales, concretamente la bandera de España, por parte de estos radicales de extrema derecha: "la bandera de España es de todos", afirmaba en una clara defensa hacia la enseña nacional.

En las puertas de las Cortes Valencianas, Oltra afirmaba que iba a presentar una denuncia por los hechos. "Son agresiones que no se pueden tolerar y hay que perseguirlas", ha afirmado contundentemente. "Ayer vinieron a por mí, pero mañana pueden ir a por cualquiera; si no frenamos al fascismo, el fascismo se apodera de todo", ha criticado la vicepresidenta.

Condena al acoso

Esta actuación llevada a cabo por la ultraderecha ha sido condenada desde diferentes ámbitos. La vicepresidenta ha recibido el apoyo del alcalde de Valencia, Joan Ribó, así como del portavoz del PSPV-PSOE Manolo Mata. Además, las Cortes Valencianas han emitido una condena a través de la cuenta oficial del Parlamento. Por otro lado, el delegado del Gobierno, Juan Carlos Moragues, se puso en contacto con la afectada para preocuparse por su estado.

Tweet del alcalde de Valencia mostrando su apoyo:

Tweet de las Cortes Valencianas condenando la intimidación a Mónica Oltra:

Asimismo, el líder de Podemos ha querido mostrar apoyo y condena a la "basura fascista:

La solidaridad proviene de todos los signos políticos:

Así como por parte del Partido Popular de Valencia:

Las muestras de apoyo alcanzan todas las ideologías y Mónica Oltra se ha visto arropada casi por unanimidad por la clase política. Sorprendente ha sido el apoyo del PPCV, la rama valenciana de los populares, debido a que fueron ellos mismos los que se negaron a condenar la violencia de la ultraderecha durante la manifestación valenciana del pasado 9 de octubre. En su lugar, en un escueto comunicado condenaban "todo tipo de violencias", fórmula calcada de la utilizada por Donald Trump para condenar a los supremacistas blancos nazis.

La ultraderecha española despierta

Radicales ultra agrediendo a manifestantes pacíficos "Radicales ultra agrediendo a manifestantes pacíficos"

El pasado 9 de octubre se celebraba la tradicional marcha por el Día de la Comunidad Valenciana convocada por los partidos de la izquierda, asociaciones y sindicatos. Este año, además, se unían sectores de la CUP. Durante el desarrollo pacífico de la manifestación reivindicativa, un grupo de energúmenos de ultraderecha que portaba simbología nazi insultó y agredió a varios de los manifestantes.

La tensión se ha recrudecido en las últimas semanas debido a la falta de respuesta policial durante aquella jornada, según denunciaron los organizadores de la marcha. El Congreso de los Diputados intentó condenar estos ataques fascistas pero fue rechazado debido a la negativa del PP a apoyar la iniciativa. Esto se debió a que los populares pretendían condenar "todas las violencias" y eliminar las referencias a la ideología fascista y la simbología nazi que portaban los violentos.

Los agresores cercaron el recorrido de la manifestación e incluso llegaron a perseguir a modo de caza a algunos de los asistentes tras la finalización de la misma. Los agentes de la Policía Nacional han detenido a un total de doce personas implicadas en estos ataques. La mayoría de estos apresados son españoles que están ligados a grupos radicales que se encuentran en la órbita futbolística de los clubes deportivos.

Se les acusa de varios delitos entre los que se encuentran el de odio, desórdenes públicos y aquellos relacionados con el ejercicio de derechos fundamentales debido a que impidieron el normal desarrollo de una manifestación cívica y pacífica.

Artículos recomendados

Comentarios