¡Desastre! El último puesto en Eurovisión de los últimos diez años

¡Desastre! El último puesto en Eurovisión de los últimos diez años

Porque todo el mundo se acuerda de los ganadores pero ¿y de los perdedores?

Televisión Jorge PM Jorge PM 16 Mayo 2015 12:26

Eurovisión, ese gran evento europeo que pone a todos los países del continente y otros un poquito más alejados a competir por, en teoría, llevar la mejor canción. Pero teniendo en cuenta que nos encontramos ante un espectáculo televisivo, normalmente la canción es lo de menos y lo importante es dar un buen espectáculo (salvo en esta 60ª edición que parece que se han propuesto aburrir a Europa). Y claro todos recordamos a  Loreen con "Euphoria", Conchita Wurst con "Rise like a Phoenix" o Lena con "Satellite" ya que fueron las ganadoras de algunas de las últimas ediciones, pero ¿os acordáis de las canciones que quedaron ultimísimas? Lo dudo, y por eso hacemos este recopilatorio con el último puesto en Eurovisión de los últimos diez años, para que no olvidemos algunos de los horrores televisivos más bochornosos que el Festival nos ha dado.

2014  Francia - Twin Twin "Moustache" - 2 puntos

Comenzamos con el último puesto más cercano en el tiempo. "Moustache" se presentaba como una de las alternativas más movidas de 2014 y resultaba hasta simpática, entre otras cosas, por el carisma de los miembros de Twin Twin pero Europa mandó a Francia, el país que representaban, al último puesto. ¿Por qué? Pues mayoritariamente por hacer un directo vocalmente bochornoso. Y aunque la realización, el cutrebailecito y los efectos de MovieMaker estuvieron bien y diferenciaban la canción, la inexistente voz de Lorent Idir y los horribles coros de François Djemel y Patrick Biyik se quedaron pequeños en el escenario preparado en Copenhague. Así sólo Suecia y Finlandia dieron un punto cada una a la canción francesa. Al menos no hubo eurodrama y Twin Twin se lo tomó con el mejor humor posible llegando a desnudarse en un programa de televisión como castigo.

2013 Irlanda - Ryan Dolan "Only Love Survives" - 5 puntos

Aunque Irlanda es uno de los países más amados del Festival (lo ha celebrado hasta en 7 ocasiones) estos últimos años está sufriendo una especie de maldición. Es decir, que está eligiendo a sus representantes un poco aleatoriamente. Casi de forma premonitoria, Ryan Dolan actuó en el puesto 26 y en ese mismo puesto quedaría en la tabla final. En una edición marcada por las canciones pop-dance (con Cascada por Alemania o Krista Seigfried por Finlandia), Dolan no parecía ser el que más papeletas tenía para descalabrarse pero así fue. Gracias a una actuación con bailarines tocando panderetas gigantes, un fondo arcaico lleno de tribales como si esto fuera 2004 y las cejas más depiladas que vimos en esa edición, además de un espantoso directo, hicieron que Irlanda quedara última. Chipre, Suecia y Reino Unido fueron las únicas en dignarse a votar "Only love survives". El amor no sé, pero la carrera de Dolan dudo que haya sobrevivido.

2012 Noruega - Tooji "Stay" - 7 puntos

Noruega presentó a su Eric Saade particular en 2012 cuando el Festival se celebraba en la ciudad de Bakú. ¿El problema? Que el chico era mono hasta que abría la boca. Y también se encargaba de desmontar el estereotipo de que todos los gays saben bailar. Con una canción igual de arrítmica que el intérprete, "Stay" con sus aires árabes y dance no gustó en exceso en Europa. Tampoco gustó la granja de gallos que montó Tooji en el escenario cada vez que tenía hacer un agudo ni lo mal aprovechado que estuvo el enorme escenario construido en la ciudad azerbaiyana. Sólo Páises Bajos, Suecia e Islandia evitaron que Tooji se fuera a su casa acompañado de un rosco.

2011 Suiza - Anna Rossinelli "In love for a while" - 19 puntos

En 2011 Suiza presentaba a una Anna Rossinelli vocalmente decente. El gran problema de la noche fue la canción en sí misma. ¡UNA NANA! Suiza presentó literalmente una nana al ukelele. ¿Y para qué sirven las nanas? Efectivamente, para dormir a la gente. Si a eso sumamos que Anna tiene el carisma parecido al de una fregona (ese bailecito con los pies que parece que está haciendo Aqua Gym...) o que el fondo elegido daba en cámara tan mal que podía provocar conjuntivitis en quien lo viera pues tenemos el por qué del resultado. Y es que tras 26 canciones nadie se iba a acordar de la que te ha provocado una siesta de tres minutos. Reino Unido (con 10 puntazos), Eslovaquia y Serbia fueron las únicas que parecieron no dormirse.  

2010 Reino Unido - Josh Dubovie "That sounds good to me" - 10 puntos

No es ningún secreto que Reino Unido lleva encadenando unos annus horribilis en el Festival de Eurovisión. Y este 2015 tampoco parecen querer mejor la situación. Pero lo que nos ocupa es este último puesto en 2010. Entre terrible y apocalíptica fue la actuación de Josh Dubovie. Una cosa es jugar a que tu canción suene de otra época y otra es importarla directamente de 1958. Al olor a naftalina de la canción se le suma la constante sonrisa de pánfilo que Josh mantiene durante toda la actuación y que inspira en mí ganas de pegarle, su careto de "no sé qué estoy haciendo aquí" y ¡ojocuidao! breakdancers que pegan totalmente con el tono del tema que está defendiendo. Podéis disfrutar del grito desafinado final y de su merecido último puesto (gracias a que sólo Irlanda, Georgia, Azerbaiyán y Albania lo votaron) a continuación.

2009 Finlandia - Waldo's People "Lose control" - 22 puntos

Con el último puesto con mayor puntuación de los últimos años se presenta Finlandia en este ranking. Bueno, realmente se presenta con un Pitbull venido a menos y con tres momias embutidas en trajes de fiesta que suponemos que son sus "Jennifer Lopez" particulares. Como si fuera esto una orquesta de pueblo, Finlandia nos presenta uno de los peores raps que he tenido el disgusto de escuchar y una de las actuaciones más circas nunca vistas (de forma literal, llevan malabaristas de fuego). De hecho, durante toda la actuación podemos observar quienes deben ser los fans fineses entre el público porque son los únicos que lo están dando todo mientras las demás nacionalidades intentan no pasar demasiada vergüenza ajena. A pesar de todo, Islandia, Suecia, Estonia, Bulgaria y Malta hicieron que Waldo y su gente llegaran a tener 22 puntos aunque no les sirviera de mucho.

2008 Reino Unido - Andy Abraham "Even if" - 14 puntos

El quedar finalista en The X-Factor en 2006 no pareció hacer mella entre el público europeo. Andy Abraham se presentó en el escenario con una canción de corte anticuado, pero lo que más pesó para dejarlo en el último puesto fue la espantosa escenografía que imitaba una mala discoteca setentera y la poca conexión que consiguió el público con Abraham debido al nerviosismo de éste. ¿Recordáis los espasmos de Brequette en nuestra final nacional en 2014 mientras cantaba "Más (Run)"? Pues no son nada comparado con el baile de San Vito que se marcó el representante de Reino Unido.  Un conjunto de errores no excesivamente malos por sí mismos pero que unidos lastraron la posición del país británico. Irlanda y San Marino se encargaron de que la derrota fuera un poco menos humillante.

2007 Irlanda - Dervish "They can't stop the spring" - 5 puntos

¿Os acordáis de El Sueño de Morfeo y de cómo a Raquel del Rosario se le escaparon unas cuantas notas? Pues no innovamos nada, Irlanda ya lo hizo en 2007 con "They can't stop the spring". Y es que Dervish presentó una canción con aires folclóricos irlandeses que no estaba nada mal, hasta que a la cantante se le quiebra la voz nada más empezar y monta un gallinero en el escenario. La puesta en escena tampoco ayuda con 5 señores tocando un instrumento cada uno a su avío y nuestra protagonista desafinada sin saber dónde meterse. Una pena, pues como digo la canción no era terrible (hemos sufrido folclore más infumable en Eurovisión) y el significado de su letra es bonito. Pero Dervish lo hizo tan mal que sólo Albania se atrevió a darle puntos.

2006 Malta - Fabrizio Faniello "I do" - 1 punto

No voy a hablar de las caras de intensito del cantante, ni de su camisa descamisada ni de su combo de pantalones de talle alto y fajín. Porque aunque todos ellos son errores, lo que llevó a Fabrizio (que tiene nombre de ambientador) al último puesto fue su canción de 2001 en pleno 2006 y llevar a una persona que canta mejor que tú a hacerte los coros. Las comparaciones son odiosas y Fabrizio salía perdiendo. Pero es que salía perdiendo hasta con el equipo de baile. Como si tuviera clavado un palo en su puerta trasera, Fabrizio apenas se movía con gracia, salero o la intensidad que mostraba su expresión facial. Un punto de Albania y Fabrizio de vuelta a casa.

2005 Alemania - Gracia "Run and Hide" - 4 puntos

A Gracia su vocal coach no le había enseñado la diferencia entre los agudos y desafinar. Y así le salió la actuación. Vestida un poco de aquella manera (mitad dominatrix, mitad Dolly Parton), la representante alemana puso a prueba los oídos de media Europa en apenas 3 minutos. Y ella no lo hizo por los nervios como nuestra Morfea o la Dervish irlandesa, sino porque la canción era simple y llanamente así.  Con alguien que hubiera clavado los agudos la canción no hubiera quedado mal del todo pero Gracia se encargó de que los que quisiéramos correr y escondernos fuéramos nosotros. Moldavia y Mónaco (que todavía participaba) se encargaron de darle 2 puntos cada una. Y no tuvimos que volver a escuchar esta canción nunca más hasta ahora.

CURIOSIDADES

1 Hasta en dos ocasiones España se ha visto salvada de ser el último lugar en Eurovisión esta década. En 2013 con El sueño de Morfeo y "Contigo hasta el final" y en 2009 con Soraya Arnelas y "La noche es para mí".

2 Hace falta volver a 1999 para encontrar la última vez que España se comió el puesto final. Lo hizo con Lidia y "No quiero escuchar" que consiguió solo un punto.

3 La primera vez que Francia ha conseguido un último puesto en los 60 años de historia eurovisiva ha sido en 2014 con Twin Twin.

4 Para encontrarnos un último puesto que recibiera 0 puntos tenemos que remontarnos a 2003. Reino Unido con "Cry Baby" del duo Jemini lo consiguió.

5 "¿Quién maneja mi barca" de Remedios Amaya es la única vez que España ha conseguido cero puntos desde que se implantó el nuevo modelo de puntuación (el que va del 1 al 12), empatando en 1983 con Turquía en el último puesto.

6 En 2008 el último puesto fue compartido: Reino Unido, Alemania y Polonia quedaron en último lugar con 14 puntos. Las normas del Festival fueron las encargadas de dejar a Reino Unido como la perdedora de la noche.

Comentarios