Buscar
Usuario

Noticias

Los Turpin dicen que maltrataron a sus hijos para montar un reality show y enriquecerse

La pareja tenía la intención de concebir un nuevo hijo para que su futuro espectáculo contara con un nuevo participante.

La investigación sobre la macabra historia de la pareja que maltrató cruelmente a sus 13 hijos en Estados Unidos, David y Louise Turpin, continúa arrojando a la luz detalles imposibles de comprender para cualquier persona con un mínimo de inteligencia emocional.

Tras detallar cómo la pareja comía delante de los niños mientras que permanecían famélicos y atados a los muebles de esta Casa de los Horrores; la pareja ha continuado relatando, con una sonrisa en la boca, las motivaciones que les llevaron a maltratar cruelmente a todos sus hijos desde sus respectivos nacimientos.

Durante las conversaciones entre la pareja y los jueces, la señora Turpin ha relatado su principal motivación: hacer un reality show sobre su gran familia con el que convertirse en auténticos millonarios. "Solía decir cómo serían perfectos para la televisión y a menudo mencionaría que serían más grandes que el reality show Kate Plus 8", han afirmado en referencia a un reality show sobre una familia atípica norteamericana.

Louise Turpin no ha mostrado ningún tipo de arrepentimiento durante el juicio "Louise Turpin no ha mostrado ningún tipo de arrepentimiento durante el juicio"

Sus ansias de enriquecerse y alcanzar la fama fueron las principales motivaciones por las que la pareja se mudó a California e intensificó los malos tratos y agresiones contra sus propios hijos.

La pareja había ido detallando poco a poco todos los recovecos de este espectáculo televisivo. La propia Louise había mostrado su intención de concebir un nuevo hijo para que el programa contase con la presencia de un recién nacido ante la cámara.

La casa de los horrores

El estado en el que se halló a los hijos de la pareja fue especialmente dura, tal y como han decrito los agentes. Los 13 descendientes se encontraban desnutridos, algunos atados a muebles, con señales de haber recibido agresiones y golpes.

La situación en la casa era completamente crítica y el aislamiento especialmente duro. Solo uno de ellos había acudido a la universidad, sin posibilidad de relacionarse con sus compañeros por el duro control de su madre, que siempre le acompañaba al aula.

La familia aparentaba una vida normal en sus publicaciones en las redes sociales "La familia aparentaba una vida normal en sus publicaciones en las redes sociales"

Varios de los hijos de la pareja aparentaban edades muy inferiores y algunos de ellos padecían retraso mental como consecuencia de las mala alimentación y la situación precaria en la que habían sido criados.

La pareja se enfrenta a una condena de 94 años de prisión por estos delitos. La noticia, además, ha desatado toda una oleada de solidaridad. Las peticiones para acoger a los niños han aumentado, aunque los expertos están intentando que los hermanos no sean separados.

No hay que olvidar que se necesitan para superar un trauma que les afectará durante el resto de sus vidas. Los médicos destacan que necesitarán un largo proceso de rehabilitación y no descartan secuelas permanentes en algunos de ellos.

Artículos recomendados

Comentarios