Buscar
Usuario

Política

La nueva tumba de Franco en la Almudena llenaría el centro de Madrid de franquistas

El cadáver de Franco se situaría en la Catedral de la Almudena, en pleno centro de Madrid, donde la familia tiene un panteón privado.

La retirada de los restos de Francisco Franco del Valle de los Caídos se realiza con el fin de apartar su tumba de un lugar privilegiado y rodeado de las víctimas de la Guerra Civil de 1963 que él mismo propició, sin embargo el posible nuevo emplazamiento del cadáver parece que será en la Catedral de la Almudena, en pleno centro de Madrid, por lo que seguiría siendo un lugar privilegiado.

Tanto el Arzobispado de Madrid como el Gobierno de España temen que el nuevo lugar de descanso del general golpista se convierta en un lugar de peregrinación franquista, pero desde Moncloa afirman que la familia Franco tiene en la Almudena "un panteón privado que compraron hace años", por lo que no pueden hacer nada para cambiar esta nueva localización.

La familia Franco desea que sea enterrado en el centro de Madrid, en la cripta privada donde se encuentran las cenizas de su hija, Carmen Franco, y también quieren trasladar el cadáver de Carmen Polo, la esposa del general, enterrada en el cementerio del Pardo, para que descanse junto al resto de la familia.

La Catedral de la Almudena, posible nuevo emplazamiento del cadáver de Franco "La Catedral de la Almudena, posible nuevo emplazamiento del cadáver de Franco"

De este modo, el dictador español se uniría a presidentes fascistas de otros países que también están enterrados en mausoleos o tumbas privilegiadas: Benito Mussolini fue colgado boca abajo en Milán junto a su esposa Clara Petacci, pero un grupo neofascista robó los restos en 1946 y fueron enterrados el año 1957 en su ciudad natal, Predappio, en una tumba pública que ahora es lugar de peregrinación; el cuerpo de Iósif Stalin estuvo enterrado en el Mausoleo de Lenin hasta 1961 y ahora descansa en la Muralla del Kremlin bajo una estatua; Mao Tse-Tung, el líder de la República Popular China y del Partido Comunista de China, fue enterrado en 1973 en la plaza de Tianamén, en su mausoleo privado.

Sin embargo, otros tiranos similares no corrieron la misma suerte, como el argentino Jorge Rafael Videla, que está enterrado bajo una tumba falsa que reza 'Familia Olmos', tal como afirma el diario Clarín. El dictador murió en su celda en mayo de 2013, donde cumplía cadena perpetua por crímenes a la humanidad. Los ciudadanos incluso llegaron a organizar protestas para evitar que se enterrara al expresidente.

El caso de Hitler es más confuso, pues aunque la versión oficial es que el jefe del Partido Nazi se suicidó junto a su mujer Eva Braun y se convirtieron en ceniza al final de la Segunda Guerra Mundial, ciertos archivos revelan que, tras la disolución de la Unión Soviética, sus cuerpos fueron arrojados al río Biederitz, en Magdeburgo.

Franco puede descansar en el mar

Alemania incineró y esparció en el mar los restos de Rudolf Hess para evitar la peregrinación de los simpatizantes nazis "Alemania incineró y esparció en el mar los restos de Rudolf Hess para evitar la peregrinación de los simpatizantes nazis"

El historiador Paul Preston no anda desencaminado al afirmar que "cualquier tumba dentro de España podría simplemente sustituir al Valle de los Caídos como lugar de peregrinación para sus adeptos", y él propone "un entierro en el mar" para el dictador gallego.

"Dado que la decisión no será universalmente bienvenida, si este decreto ley llega a ser aplicado, el problema será encontrar un lugar de enterramiento universalmente satisfactorio", por lo que Paul Preston alega que Franco quería "ser marino", por lo que quizá la mejor opción es que se le "enterrara" en el mar.

No sería el primer caso en el que un alto cargo termina descansando en el mar, pues Ángela Merkel exhumó en 2011 los restos de Rudolf Hess, amigo al que Hitler dictó su libro 'Mi lucha', para cesar la peregrinación nazi que se daba en la localidad de Wunsiedel (Baviera). Tal y como contaba el diario alemán Süddeutsche Zeitung, el cadáver fue incinerado y los restos se esparcieron en alta mar.

Artículos recomendados

Comentarios