Buscar
Usuario

Política

Trump planeó invadir Venezuela para terminar con Maduro

Tanto su Consejo de Gobierno como los países latinoamericanos a los que se lo propuso rechazaron un ataque militar.

En agosto de 2017, Venezuela vivía uno de los momentos más delicados de los últimos años. Las protestas estudiantiles y de organizaciones antichavistas, quebradero de cabeza para Nicolás Maduro, eran más fuertes que nunca. La respuesta del Gobierno, también. Maduro parecía vivir sus últimos días como presidente venezolano, solo faltaba el golpe definitivo. O al menos, eso es lo que creía Donald Trump.

Los medios estadounidenses, basándose en una información de un alto funcionario de la Casa Blanca, han desvelado que en aquellos calurosos días de verano el presidente de EEUU estuvo muy atento a la crisis venezolana, y propuso a sus consejeros una solución definitiva: la intervención militar. Trump aseguró en una reunión con sus hombres de confianza que invadir Venezuela terminaría con ese "país problemático". 

Trump pretendía una nueva invasión de Estados Unidos "Trump pretendía una nueva invasión de Estados Unidos"

El presidente quiso, de este modo, repetir lo que hizo Ronald Reagan en la isla de Granada (1983) y George H. W. Bush en Panamá (1989), donde EEUU derrocó gobiernos antiimperialistas situados en el continente americano. Aunque la fuente que reveló la información aclaró que "nunca fue una opción inminente" para Trump, su equipo rápidamente desechó la idea. La injerencia indirecta es más eficaz y menos polémica que la directa.

Los países latinoamericanos también rechazaron la propuesta

Los consejos de sus ayudantes no terminaron de convencer a Donald Trump, quien días después declaró en público que no descartaba una "opción militar" para terminar con el conflicto en Venezuela. La amenaza no sentó bien a las altas instancias bolivarianas. Esta vez no le contestó Nicolás Maduro, sino su hijo, presidente de la Asamblea Nacional Constituyente: "Si se diera el supuesto negado de mancillarse el suelo patrio, los fusiles llegarían a Nueva York, señor Trump, tomaríamos la Casa Blanca, hasta Vietnam se quedaría pequeño".

La respuesta de Nicolás Maduro Guerra propició que el presidente de EEUU se replanteara la invasión. Consciente de que entre su propia Administración no tenía apoyos, los buscó entre sus aliados en el continente. Sin embargo, tampoco los encontró. 

Ninguno de los dirigentes latinoamericanos vieron con buenos ojos la acción armada en Venezuela "Ninguno de los dirigentes latinoamericanos vieron con buenos ojos la acción armada en Venezuela"

Primero fue Juan Manuel Santos, presidente de Colombia por aquel entonces y uno de los líderes políticos más críticos con el chavismo, pero contrario a una intervención armada, como se lo hizo saber en una reunión. Su sucesor, Iván Duque, tampoco es partidario de llevar a cabo esa acción.

Trump lo intentó una vez más en una Asamblea General de la ONU celebrada en Nueva York en septiembre de 2017. Habló sobre esta posibilidad con los presidentes de Brasil, Michel Temer, y Panamá, Juan Carlos Varela, así como con la vicepresidenta argentina, Gabriela Michetti. Los tres abogaron por seguir el plan establecido, que consiste en imponer sanciones que debiliten a Maduro, en lugar de pasar al conflicto bélico

Artículos recomendados

Comentarios