Una transexual logra cambiar su nombre en el DNI sin operarse ni hormonarse

Una transexual logra cambiar su nombre en el DNI sin operarse ni hormonarse

La documentación que necesitaba para realizar el cambio de nombre fueron aprobados sin ningún tipo de trabas legales ni médicas.

Con 54 años Jesica Valdivia, una mujer transexual, ha conseguido que su nombre se hiciera oficial en su DNI sin someterse a ninguna operación de cambio de sexo y sin haber recibido tratamiento de hormonación. Este proceso lo comenzó en el Juzgado de Paz del municipio sevillano de San José de Rinconada. Acudió allí a solicitar la documentación necesaria para cambiar oficialmente su nombre en el documento de identidad. 

Jesica Valdivia "Jesica Valdivia"

Los papeles que necesitaba eran un informe psicológico, un historial médico, fotografías donde se le viera completamente de mujer e incluso testigos. Y así fue, presentó la información solicitada en la que detallaba, junto a su médico, que por problemas de salud no podía someterse a un tratamiento de hormonación. También el informe del análisis psicológico fue aprobado por lo que no tuvo que presentar las fotografías ni los testigos. 

La ley que permitía que personas como Jesica pudieran realizar el cambio de nombre y sexo sin que hubiera operación genital y tampoco procedimiento judicial, se aprobó en 2007. Bastaba con los documentos que proporcionó la mujer sevillana. 

Un gran paso para el colectivo

El proceso de un cambio de nombre para un o una transexual puede parecer un caso simple y que no encuentra problemas, al menos para los que se encuentran ajenos a la situación. Pero lejos de la realidad, para aquellas personas que no sienten que el cuerpo que la naturaleza le ha dado corresponde con su cuerpo real es un paso muy importante

Es un proceso largo y duro que, según narra la protagonista, "se pasa mal""A mi siempre me han llamado Jesica, el problema viene cuando estás en un sitio rodeada de amigos en el que tienes que dar el nombre. Entonces piensas por qué se tiene que enterar todo el mundo y cuando lo dices comienzan las típicas risitas", narra. 

Sin apoyo familiar

Para Jesica el camino ha sido difícil, ya que hace 30 años, intentó comenzar con los trámites que le permitían recibir el tratamiento hormonal, sin embargo, no recibió apoyo de su familia y tampoco era fácil a nivel médico. Actualmente, por problemas de salud y su edad, no le es posible recibirlo. 

Comentarios