Buscar
Usuario

Ciencia

Todos los efectos secundarios de la Aspirina que deberías conocer

La Aspirina es uno de los medicamentos más consumidos en nuestro país y ser puede adquirir sin receta médica, pero también tiene contraindicaciones.

Todos los efectos secundarios de la Aspirina que deberías conocer Todos los efectos secundarios de la Aspirina que deberías conocer

Foto: Envato Elements

La Aspirina es uno de los medicamentos más consumidos en España, ya que se puede adquirir sin receta médica y se emplea generalmente para paliar todo tipo de molestias y febrículas. El principio activo es el áctido acetilsalicílico, utilizado en numerosas ocasiones para bajar la fiebre y aliviar dolores leves o moderados.

A pesar de que suele resultar efectivo a la hora de reducir las molestias de las infecciones, también puede acarrear efectos secundarios y problemas para la salud, tal y como alerta la Agencia Española del Medicamento. Este es el motivo por el que resulta importante leer el prospecto para tener en cuenta todas las indicaciones necesarias antes de consumirlo.

Este fármaco es muy consumido, pero su principio activo, ácido acetilsalicílico, contiene contraindicaciones. A pesar de que se puede encontrar sin receta médica, como hemos comentado, conviene tener en cuenta algunas premisas para evitar problemas de salud.

Los efectos secundarios de la Aspirina

La Aspirina es un medicamento que, al igual que sucede con el resto de productos farmacológicos, implica una serie de efectos secundarios para nuestro organismo. Por ello, es importante conocerlos a fondo para tener en cuenta todos los riesgos.

Estos son algunos de los efectos a los que podemos exponernos al consumir Aspirina. Por ello, es siempre importante: este medicamento no es inocuo y siempre debemos recurrir a él cuando sea estrictamente necesario.

  • Problemas gastrointestinales: úlcera de estómago, úlcera de intestino, sangrado gastrointestinal, dolor de abdomen, digestión pesada, ardor, acidez, molestias gástricas, náuseas y vómitos.
  • Problemas respiratorios: dificultad para respirar (asma, espasmo bronquial), congestión nasal y rinitis
  • Problemas cutáneos: urticaria, erupciones cutáneas, angioedema (inflamación e hinchazón que afecta a la cara, labios, boca, lengua o garganta, que puede causar dificultad al tragar o respirar) y picor
  • Hipoprotrombinemia: alteración de la coagulación cuando se administra en dosis altas
  • Síndrome de Reye: en menores de 16 años con procesos febriles, gripe o varicela
  • Trastornos del hígado
  • Anemia
Por todo ello, es conveniente, como hemos comentado, recurrir a la Aspirina siempre que sea estrictamente necesario y, mejor, si contamos con la recomendación de un profesional sanitario.

Artículos recomendados

Comentarios