Buscar
Usuario

Noticias

Masacre en un instituto de Florida: un joven deja 17 muertos en un tiroteo

En lo que va de año, han muerto más de 1.800 personas por violencia armada en EEUU.

Nueva masacre con armas en un instituto de Estados Unidos. Eran las dos de la tarde hora local en la localidad de Parkland, al noroeste de Miami (Florida), cuando Nikolas Cruz, un joven de 19 años, llegaba a las inmediaciones del instituto Stoneman Douglas cargado con un rifle AR-15 lleno de munición. Ahí daría comienzo su matanza, que continuaría dentro del centro, con un balance de 17 muertos y 15 heridos, tres de ellos graves.

El instituto estaba cerca de terminar su jornada escolar, con más de 3.200 alumnos en el interior. Muchos se escondieron dentro de armarios o debajo de las mesas, mientras que, a pocos metros, Nikolas abría fuego con cualquiera que viera a su paso. Algunos estudiantes grabaron los momentos de tensión vividos en la escuela secundaria.

El asesino era un antiguo alumno del centro

Nikolas Cruz fue detenido por las autoridades segundos después de perpretar la masacre. El joven era estudiante del Stoneman Douglas, aunque había sido expulsado hace apenas un año por su conducta. Era descrito por sus excompañeros como un chico solitario con una obsesión preocupante por las armas de fuego y cuchillos. De hecho, fueron sus amenazas de atacar el colegio lo que propició su expulsión, y hasta le prohibieron la entrada con mochila en el instituto.

El País ha recogido varios testimonios de alumnos del centro que presenciaron la matanza. Uno de ellos conocía a Cruz: "Siempre andaba activando las alarmas de la escuela, desde que tenía 13 o 14 años". La mayoría coincide: "Todo el mundo lo había previsto".

Alumnos y profesores vivieron momentos angustiosos dentro del instituto "Alumnos y profesores vivieron momentos angustiosos dentro del instituto"

Nikolas encendió las alarmas por última vez. Acto seguido, comenzó a lanzar bombas de humo y, tapado con una mascarilla, empezó a disparar a cualquier persona que se encontrara entre la neblina de los pasillos. 

El joven, que llevaba una camiseta con el escudo de la escuela, fue detenido a las afueras del instituto, y permanece en la prisión del condado, donde será interrogado. 

En 45 días de año, ya han muerto más de 1.800 personas por violencia armada en EEUU

¿A quién le sorprende que esto ocurra en EEUU? A estas alturas, a nadie. La asociación Gun Violence Archive, que señala todas las muertes ocasionadas por las armas en el país norteamericano, ya ha registrado 6.572 incidentes y 30 matanzas masivas en el mes y medio que llevamos de año, con un total de 1.826 víctimas, más de 40 al día.

El de Cruz es uno de los ataques a centros escolares más violentos de la historia, pero el cuarto de este tipo en EEUU en 2018, lo que muestra el nivel crítico del asunto. No hay nadie a salvo en las escuelas. 

Donald Trump ha escrito un tweet de condolencia con las víctimas. Asegura que "ningún niño ni profesor ni nadie más debería sentirse inseguro en una escuela estadounidense", mientras permanece firme en su defensa de las armas. Una contrariedad que comparte con buena parte de la sociedad estadounidense, que siguen viendo las armas como la solución en vez de como el problema mientras la cifra de muertos crece y crece (más de 15.000 en 2017).

En Florida no puedes comprar una cerveza hasta los 21, pero puedes adquirir un arma cuando llegas a los 18. Hay algo que falla en el sistema, como deja claro el senador demócrata Chris Murphy, uno de los políticos que más han luchado por regular el uso de armas. 

Estados Unidos llora una nueva masacre por culpa de la violencia armada. Veremos cuánto tarda en hacerlo de nuevo. 

Artículos recomendados

Comentarios