¿Qué va a suceder en Andalucía? ¿España va a vivir realmente el auge de la ultraderecha?

¿Qué va a suceder en Andalucía? ¿España va a vivir realmente el auge de la ultraderecha?

La irrupción de VOX en el Parlamento andaluz con doce escaños promete volver a generar todo un terremoto en la política nacional.

Una victoria muy amarga. A pesar de convertirse en la lista más votada el Partido Socialista pierde opciones reales de formar un gobierno en Andalucía tras 36 años y cede todo el espacio al bloque conservador.

Los datos son especialmente claros: el PSOE (con 33) pierde catorce escaños, el PP (con 26), pierde siete, Ciudadanos (con 21) sube doce y la suma de Podemos con Izquierda Unida, (17) baja tres. Es decir, por primera vez, el Parlamento andaluz cuenta con una mayoría de derechas.

Sin embargo... ¿Qué implican todos estos resultados? ¿Qué posibilidades reales hay de formar un gobierno? ¿Realmente la derecha va a gobernar durante, al menos, una legislatura en Andalucía? Vamos a analizar varios factores importantes:

Así queda el Parlamento de Andalucía "Así queda el Parlamento de Andalucía"

1 La necesidad de llegar en forma a la macrocita electoral de primavera y el caramelo de la Junta de Andalucía

La macrojornada electoral que se avecina esta primavera (cuando se celebrarán autonómicas, locales, europeas y, quizás, generales), será el máximo test de salud para todos los partidos políticos.

El simple hecho de obtener un resultado desastroso, obliga a mantenerse en un indeseado ostracismo durante cuatro años. Una irrelevancia política que puede salir muy cara en el futuro. Y, conscientes de ello, los grandes partidos están manejando la gobernabilidad de Andalucía con esta vía.

¿Cómo? Primero, por parte de Podemos y PSOE, dibujándose como dique frente a la extrema derecha. "Hago un llamamiento al feminismo, a los colectivos LGTBI, a los pensionistas... hay que unirse para evitar perder nuestros derechos y libertades", proclamaba Pablo Iglesias en rueda de prensa. También Díaz anunció su intención de elaborar un "pacto frente a los anticonstitucionalistas", en donde situaba a VOX.

Pero, sin duda, su propuesta no llegará hacia adelante. El caramelo de la Junta de Andalucía se ha dejado pasar por el olfato del centroderecha en muchas ocasiones y, esta vez, no se trata de un mero deseo.

Pero aquí tenemos un problema: con una diferencia de tan sólo cinco escaños, Ciudadanos quiere perder su condición de bisagra para convertirse en verdadera alternativa de gobierno. Y no lo han ocultado durante esta jornada: su candidato, Juan Marín, se presentará a la sesión de investidura. Y lo hará junto a Juanma Moreno, del PP, una situación excepcional.

2 ¿Adelanto electoral?

Juanma Moreno (PP) y Juan Marín (Cs), posible pacto en Andalucía "Juanma Moreno (PP) y Juan Marín (Cs), posible pacto en Andalucía"

Si hablamos coloquialmente, estos movimientos pueden llevar a decir vulgarmente que hay intención de 'marear la perdiz' hasta primavera. Y 'luego veremos' si hay investidura efectiva o nuevas elecciones.

Porque sí, interesa gobernar Andalucía. Pero, ¿cómo haría Ciudadanos para posicionarse en el centro político mientras que pacta con un partido que quiere separar a España del Norte de África con un muro y cuenta con un candidato que tiene tras de sí toda una serie de gestos y comentarios homófobos y machistas? Parece complicado.

Aquí hay que tener cautela, porque esta fragmentación del centroderecha puede carbonizar a todos sus líderes y debilitar el bloque, tal y como ya ha sucedido con Podemos y PSOE cuando intentaron alcanzar pactos en las elecciones de 2015.

Por tanto, este paso hacia adelante por parte de Ciudadanos y PP puede apuntar a un posible adelanto electoral (es evidente que los populares no van a apoyar un gobierno de una fuerza a la que superan en cinco diputados), aunque será complicado de gestionar de cara al electorado.

Pero hay más: en el PSOE se ha criticado la "campaña de baja intensidad" que ha desmovilizado el voto. Es decir: lo habían dado todo por ganado. Y unas nuevas elecciones con este precedente se podrían volver en contra. Si activan realmente el voto, la victoria se acercaría.

3 ¿Y la extrema derecha? ¿Está influyendo la cuestión catalana?

Francisco Serrano, candidato de VOX en Andalucía, junto a Santiago Abascal, líderl del partido "Francisco Serrano, candidato de VOX en Andalucía, junto a Santiago Abascal, líderl del partido"

El anterior panorama genera incertidumbre, pero hay otro que no: la extrema derecha llega a España por la puerta grande y viene para quedarse. La irrupción con doce parlamentarios en Sevilla es incluso mayor a la vivida por Podemos en las europeas de 2014 (con cinco) y evidencia que la formación de Abascal cruzará Despeñaperros en los próximos meses.

A pesar de que se pueda vincular a un espectro pequeño del electorado (gran parte aún mantiene el antídoto del franquismo), no podemos olvidar que España cuenta con un problema interno que no se vive en Europa: un conflicto territorial de gran magnitud.

Este ha sido el verdadero motivo del auge de VOX y no el mantra de la inmigración (que importan desde Europa). De hecho, el apoyo de Mateo Salvini al independentismo catalán es la mayor de las evidencias, puesto que han generado una grieta inédita en este movimiento europeo. Por tanto, el desarrollo electoral de VOX estará íntimamente unido al conflicto catalán, a lo que suceda en los próximos meses y a la vorágine de pactos que se adopten en lo que queda de legislatura.

Porque aquí hay otro factor que estamos olvidando. Gran parte del voto que recibe Abascal forma parte de la indignación y no de la ideología. Y sí, VOX ha podido llevarse votantes de Podemos. La capacidad de los morados será determinante para recuperarlo, tal y como sucedió en Cataluña con el auge y posterior caida de Plataforma per Catalunya.

4 La enésima era de la 'Nueva Política' y un nuevo cambio en el eje del discurso

La llegada de otro partido a la primera línea política vuelve a suponer una tormenta en el ámbito electoral. Al igual que sucedió con Podemos y Ciudadanos, VOX llega para ocupar hueco y, evidentemente, quitárselo a sus rivales.

¿Conseguirá que sus propuestas protagonicen el debate político? No sería ninguna novedad, ya que Alternativa por Alemania ha conseguido lo propio en su país y con una representación muy inferior a la obtenida en Sevilla. La capacidad de seducción, de virar el debate y de obtener publicidad en los medios, será fundamental para la ultraderecha. 

Pero lo cierto es que, a partir de ahora, entrarán temas sobre la mesa que antes no habían contado con tanta relevancia mediática. 

5 El PSOE se carboniza

Susana Díaz, la gran derrotada de las elecciones andaluzas "Susana Díaz, la gran derrotada de las elecciones andaluzas"

Justo cuando parecía que todo iba medianamente bien para el PSOE, el descalabro de Susana Díaz daña seriamente a los dos grandes rivales. Primero, porque la aún presidenta no ha contenido a VOX. Segundo, porque el presidente del Gobierno no ha recibido los avales necesarios en unos comicios que se leen en clave nacional.

Con dos líderes completamente quemados, aquellos que surgieron como parte de la 'nueva era' y con un poder que no ha dejado crecer a otros miembros... ¿Qué alternativa viable existe frente a Díaz y Sánchez?

Ahora dependerá de todos los movimientos que lleve a cabo Pedro Sánchez, que aún cuenta con la ventaja de manejar el poder y poder mostrar sus propuestas de Gobierno. Pero lo tiene difícil: la situación de los políticos independentistas y sus 89 escaños dejan poco margen de maniobra.

6 Llegarán gobiernos más débiles

Con la irrupción de VOX, nos hemos situado en un contexto formado por un total de cinco grandes partidos, con personalidades muy marcadas, intereses propios y con sus líneas rojas a la hora de formar pactos de gobierno.

Todo ello promete italianizar la política, es decir, formar gobiernos más débiles y con mayor posibilidad de caer en cualquier momento. La caída de Rajoy en la primera moción de censura que triunfa en el Congreso fue la escenificación de lo que se avecina, pero ahora la política requerirá de bisturí y pactos diarios con el resto de fuerzas: tanto a la derecha como a la izquierda.

Comentarios