Tener sexo puede ser la solución a la alergia primaveral

Tener sexo puede ser la solución a la alergia primaveral

Un estudio confirma que quien sufre alergia puede ajustar "el número de relaciones sexuales dependiendo de la gravedad de los síntomas".

Para los alérgicos, la primavera puede convertirse en un auténtico infierno de mocos, estornudos y picores. La revolución del polen provoca la conocida como "fiebre del heno", que consiste en una rinoconjuntivitis plagada de estornudos, congestión nasal aguda, secreción infinita y un insoportable picor de ojos. 

Contra todos estos síntomas, hasta el momento, lo más efectivo es una buena dosis de antihistamínicos y mucha paciencia. Pero recientemente, un nuevo estudio publicado por Evening Standard asegura que el sexo podría ser la mejor solución a las alergias primaverales. Has leído bien, el sexo. 

La alergia primaveral provoca la conocida fiebre del heno "La alergia primaveral provoca la conocida fiebre del heno"

Esta es la conclusión a la que ha llegado un grupo de científicos de la Universidad Médica Tabriz, en Irán, con la que aseguran que existe una relación directa entre el sistema reproductivo y el sistema nasal. Los investigadores han concluido que las relaciones sexuales conducen a una liberación de los vasos sanguíneos localizados tanto en la nariz como en los ojos. Así, afirman que el taponamiento nasal se podría ver desbloqueado con las prácticas sexuales. 

Esto no quiere decir que para deshacerse de los estornudos y la congestión sea necesario tener relaciones sexuales todos los días a todas horas. De hecho, una de las neurólogas encargadas de la investigación, Sina Zarrintan, ha explicado que "puede practicarse de vez en cuando para aliviar la congestión, y el paciente puede ir ajustando el número de relaciones sexuales dependiendo de la gravedad de los síntomas".

Pros y contras

El sexo puede ayudar a aliviar los síntomas de la alergia primaveral "El sexo puede ayudar a aliviar los síntomas de la alergia primaveral"

En este sentido, siendo que alrededor de ocho millones de españoles son alérgicos al polen, es interesante tener en cuenta estos descubrimientos. Eso sí, como todos los avances de la ciencia, existen algunos "peros". El primero y más importante es que los mayores beneficios del sexo a favor de la fiebre del heno están vinculados a la eyaculación. Esto quiere decir que los hombres son más propensos a beneficiarse que las mujeres. 

El pero más evidente es que no todo el mundo tiene un habitual acceso al sexo, el necesario para conseguir aliviar los síntomas de la alergia. Para ellos, los antihistamínicos siempre van a estar disponibles en la farmacia. Además, los resultados han sido explicados con la teoría, pero no se han conseguido refutar con ensayos clínicos, por el momento. A falta de una prueba definitiva, los alérgicos pueden probar a intentarlo, pues el sexo nunca está de más. 

Comentarios