Buscar
Usuario

Política

Salvini humilla a una familia tunecina llamando a su casa para preguntarles si venden droga

A pocos días de las elecciones en Emilia Romagna el exministro del Interior italiano vuelve a la carga con su guerra contra los inmigrantes.

Salvini humilla a una familia tunecina llamando a su casa para preguntarles si venden droga

"Buenos días, buenas tardes... ¿Usted vive en el primer piso? ¿Puede dejarme entrar, por favor? Porque me han informado de algo bastante desagradable y quisiera que usted lo desmintiese", así empieza la última "salvinada". "Me han dicho que usted vende parte de la droga que se distribuye en el barrio", le dice el ex ministro del Interior italiano Matteo Salvini, a través del interfono, a un vecino de un barrio de Bolonia. El líder de la Lega, que se encuentra en plena campaña electoral, a continuación le pregunta si era correcta o incorrecta esta afirmación y se jacta descaradamente de que el vecino le haya colgado el telefonillo. 

Un show que retransmitió en directo a través de las redes sociales, repitiendo en numerosas ocasiones el nombre de la persona a la que increpaba.Los medios le rodeaban y le acompañaba la mujer que le había dado el "chivatazo" que sonrientemente le explicaba que tanto el padre como el hijo de esta familia tunecina, supuestamente, se dedican al tráfico de drogas.

Las reacciones

Como era de esperar, no han faltado las críticas a esta escena, incluida la del vicepresidente del Parlamento de Túnez, Osama Al Saghir, que expresó su descontento en unas declaraciones a una emisora italiana. "Es un gesto vergonzoso y racista de Salvini. El Parlamento italiano debe posicionarse ya que no es la primera vez que Salvini toma una posición vergonzosa hacia la población tunecina", expresó el político mientras aseguraba indignado que se "están minando las relaciones entre los pueblos italianos y tunecinos, que en su mayoría tienen un relación maravillosa porque es gente que trabaja y paga sus impuestos como esta familia, y con esos impuestos Salvini cobra su sueldo, y es inaceptable".

Asimismo, el tunecino de 17 años increpado por el ex ministro del interior italiano también ha ofrecido unas declaraciones a la abogada Cathy La Torre. "Es una cosa muy desagradable, me hace pensar en cómo me debe ver la gente. Seguramente después de esto me vean con otros ojos", señala el muchacho a lo que añade: "No es justo, no soy un traficante, juego a fútbol y dentro de unos meses seré padre. Solo quiero que se vea esto. Salvini debe quitar ese vídeo de la red porque ha invadido mi privacidad y ha dicho mentiras".

Elecciones decisivas

El domingo 26 de enero es una jornada decisiva para Italia: Calabria y la Emilia Romagna tienen elecciones regionales. Las encuestas apuntan a que en esta última, el ultraderechista Salvini puede arrebatar a la izquierda su histórico bastión que actualmente gobierna el Partido Democrático (PD). Salvini sabe que estos comicios no son unos simples regionales, si no que su victoria podría significar también dar un duro golpe al gobierno central liderado por el Movimiento 5 Stelle y el PD, por ello se está empleando a fondo con su espectáculo populista en redes sociales y durante sus mitines.

Artículos recomendados

Comentarios