Los robots sexuales ya están en el mercado

Los robots sexuales ya están en el mercado

Si la vida amorosa con tu muñeco hinchable se estaba convirtiendo en algo monótona, no te preocupes, la industria de la robótica viene a salvarte con la aparición de los robots sexuales.

Tecnología 02 Noviembre 2016 11:49

Si hay algo que nunca está estancado es la industria del sexo. Continuamente salen al mercado nuevas innovaciones, que hacen de nuestra vida íntima toda una aventura cargada de novedades. Hay inventos de todo tipo, para gente con pareja y para aquellos que disfrutan del sexo en soledad. Sin embargo, entre estos dos mundos hay un limbo, la gente sin pareja pero que prefiere disfrutar del sexo acompañado. Este núcleo, normalmente, se ha conformado con los míticos muñecos hinchables, esos objetos de plástico dotados con lo básico para poder consumar. A pesar de que estos muñecos han avanzado bastante desde su invención, aún no se había alcanzado la perfección. La solución de este grupo ya había sido vaticinada por muchas películas, muñecos sexuales... robot. 

En este caso se trata de muñecas robot, invención de la empresa Abys Creation, la cual ha desarrollado los juegues sexuales más realistas de la historia. Sus muñecas están fabricadas con una especie de piel sintética, que incorpora sensores electrónicos que permiten al robot reaccionar ante el placer del acto sexual

Además el fundador de la empresa, Matt McMullen, ha hecho pública su intención de que las muñecas incorporen un mecanismo de inteligencia artificial, una especie de Siri sexual, que hará posible que las situaciones sean más realistas. Los investigadores pretenden que estos robots sean capaces de realizar procesos de seducción y que incluso, lleguen a susurrar "cosas dulces mientras se hace el amor".

La empresa nació como fabricante de maniquíes "La empresa nació como fabricante de maniquíes"

En realidad, la naturaleza de la empresa de McMullen no era la industria sexual. En sus comienzos la compañía se dedicaba a la fabricación de maniquíes. Fueron las reacciones de los usuarios lo que le empujó a iniciar la carrera en el mundo de la robótica, ya que varios clientes le felicitaban por el extremo realismo de sus maniquíes. 

Como servicio extra, los clientes pueden personalizar por completo sus robots, desde el tipo de cuerpo, pasando por el color del pelo, hasta la forma del pezón y el tipo de vello púbico. 

Puedes personalizar todos los aspectos de la muñeca "Puedes personalizar todos los aspectos de la muñeca"

En un paso más allá, McMullen anima a la gente a desarrollar lazos afectivos con los robots:

Quiero que la gente desarrolle un apego emocional real no sólo para el robot, sino también para el personaje que hay detrás de él...que desarrolle algún tipo de amor por este ser 

Eso sí, la historia de amor puede salir un poco cara: muñeca, desde 6.000 a 12.000 libras; accesorios, 120 libras, el amor de un robot... no tiene precio. 

1 Comentario

  • Más recientes
  • Mejor valorados