Buscar
Usuario

Noticias

Reducen a tiros a un maltratador que arremetía con un cuchillo contra la Guardia Civil en Málaga

El detenido se encuentra ingresado en estado grave después de hacerse cortes en el abdomen y en el cuello.

Reducen a tiros a un maltratador que arremetía con un cuchillo contra la Guardia Civil en Málaga

Un agente de la Guardia Civil se ha visto obligado a disparar contra la pierna de un sujeto armado con dos cuchillos en el paseo marítimo de Rincón de la Victoria, en Málaga. El detenido es un varón de 56 años que portaba un cuchillo y un machete. Se trata de un presunto maltratado que se había saltado la orden de alejamiento que tiene sobre su expareja.

El momento en el que le dispararon en la pierna y en el enfrentamiento con la Guardia Civil quedó grabado por los vecinos de la zona. La historia, sin embargo, era bien conocida por todos desde hacía tiempo. Sobre las 21:50 horas, en El Barrio de Pescadores de Rincón de la Victoria, una mujer llamó a los Servicios de Emergencia para denunciar que su expareja se había presentado en su domicilio y estaba aporreando la puerta, tal como denunció ante los operadores del 112: él no se podía acercar a ella.

En ese momento, se desplazaron hasta el lugar varias dotaciones de la Policía Local de Rincón de la Victoria y de la Guardia Civil, que comprobaron el aviso para proteger a la mujer. Los agentes subieron al piso, pero no vieron al sospechoso. Se entrevistaron allí con la mujer y, mientras tanto, el resto de dotaciones se desplegó por las inmediaciones, intentando localizar al supuesto maltratado.

Fue entonces cuando una de esas patrullas se cruzó con el acusado. Fue en el mismo paseo marítimo de Rincón de la Victoria. Los vídeos de los vecinos, que llamaron para decir dónde se encontraba el sospechoso, reflejan todo lo que ocurrió en aquellos fatídicos momentos.

Un instante critico

En las imágenes se puede apreciar que el supuesto maltratado aparece de entre los coches y se aproxima decidido hacia una pareja de la Guardia Civil, que lo esquiva y toma distancia. Los dos agentes sacan sus armas mientras retroceden. En ese momento, le piden a voces que tire las armas que porta, que serían un machete y un cuchillo, y que se coloque en el suelo para ser detenido. Sin embargo, el sospechoso hace caso omiso.

En ese momento aparecen más agentes, pero el hombre se encuentra en conversación con la primera pareja, que tiene el arma en las manos. El hombre va hacia ellos armado, sin hacer caso a las indicaciones, y cuando está a muy poca distancia de uno de los guardias civiles con el cuchillo y el machete en las manos, recibe el disparo.

La bala de la pistola reglamentaria del agente le impacto en la pierna izquierda, pero sigue avanzando hacia el guarida civil sin soltar los cuchillos. Es entonces cuando un compañero intenta que se entregue, pero no desiste y, pese a estar herido en una de las piernas, sigue desafiante. El sujeto se provoca entonces cortes.

En un primer momento, se practica uno en el abdomen, mientras que uno de los agentes trata de golpearle con la porra extensible en la mano para que suelte el cuchillo. En ese momento, con el otro cuchillo, se corte en el cuello,. tal y como se puede comprobar en los vídeos grabados por los vecinos.

Después de realizarse esta segunda autogestión, el hombre se sienta en uno de los bancos del paseo marítimo, donde termina siendo esposado y llevado a un centro hospitalario. Su pronóstico al ingresar era grave a consecuencia de los cortes que se produjo y del disparo en la pierna.

Artículos recomendados

Contenidos que te pueden interesar