Buscar
Usuario

Vida

Se amputa la nariz y modifica todo el rostro en Ourense para ser el villano de Capitán América

Un joven venezolano afincado en Galicia se ha gastado 30.000 euros en intervenciones quirúrgicas para ser Red Skull.

Se amputa la nariz y modifica todo el rostro en Ourense para ser el villano de Capitán América

Con solo 24 años, Henry Rodríguez, un joven venezolano afincado en Ourense, ha conseguido su sueño: convertirse en Red Skull, el supervillano de 'Capitán América' de manera permanente.

A través de sus operaciones quirúrgicas, en una técnica conocida como 'Body Modification' sin vuelta atrás, Rodríguez ha sido tajante con su cambio: se ha amputado su nariz, se ha implantado bolas de silicona en varias zonas del rostro para generar una nueva fisionomía y se ha modificado las orejas.

También se ha tatuado toda la piel de un tono rojizo. Ahora, ha abandonado su aspecto humano y se ha convertido en alguien completamente irreconocible, al menos para quienes le seguían desde antes de sus intervenciones.

Fan de los comics

Rodríguez es amante de los comics y apasionado de los villanos. Su idea llegó un día en que se le ocurrió convertirse en uno de los personajes de las ficciones de las que se había convertido en auténtico fanático.

Comenzó por la nariz, como prueba y simplemente para comprobar qué sentía con el resultado. Rápidamente vio que estaba contento, vio potencial y decidió seguir adelante. A partir de aquí se hizo llamar The Real Red Skull.

Su apariencia le ha dado una profesión. Llegó a Galicia y trabaja en un conocido estudio de tatuajes: "Esto es de lo que vivo. Mi cuerpo es mi uniforme, mi carta de trabajo. Tú no puedes llegar a un estudio de tattoo y ver a los trabajadores como si estuviesen en un banco. Cada cosa en su sitio", ha explicado en una entrevista publicada en La Voz de Galicia.

Sus vecinos, en Ourense, se han acostumbrado a su presencia, aunque reconoce que genera controversia por su particular aspecto: "Siempre hay dos bandos: los que les gusta y los que no les gusta: no somos una monedita de oro para gustarle a todo el mundo. Yo con esta estética me siento bien".

Artículos recomendados

Comentarios