Buscar
Usuario

Vida

Querido hetero, si piensan que eres gay, no es ninguna ofensa

Carta abierta a todos los hombres heterosexuales que ven temblar su masculinidad, hombría y orientación sexual cuando se pone esta última en duda.

Querido hetero, si piensan que eres gay, no es ninguna ofensa

Resulta que a Ismael Nicolás, concursante de 'La isla de las tentaciones', le han dicho que es maricón gay. Y el pobre, atormentado por ello, lo ha contado entre lágrimas. Visto lo visto, quizá debamos pensar que atreverse a llorar en televisión ya es todo un gesto de valentía para él, pero nos cuesta entender que alguien pueda llorar porque le digan que es homosexual

Pensándolo bien, no cuesta tanto imaginárselo. Es lo que muchos de nosotros hicimos cuando nos llamaron "mariquitas" en el patio del colegio, cuando nos menospreciaron por ser más femeninos de lo que deberíamos, cuando utilizaron (o aún utilizan) nuestra orientación como insulto. Puede que ese sea precisamente el problema. Es posible que en el universo de Ismael (sea cual sea), ser gay sea un insulto, un menosprecio, una ofensa y por eso le ha afectado tanto que Rafa Martín, entrenador personal e influencer, haya destapado su presunta no heterosexualidad.  

Ni Mónica Naranjo ni nosotros lloramos nunca

Pero no, querido amigo heterosexual (sí, nosotros, los maricones, también tenemos amigos heteros), que te llamen gay no es ningún insulto y no deberías llorar por ello. Toma nuestro ejemplo. Nosotros no hemos llorado por cada vez que se ha presupuesto nuestra heterosexualidad, algo que se hace cada día hasta que nuestra pluma pueda salir a relucir. Nosotros no llorábamos cuando nos preguntaban de pequeños si ya teníamos una novia en el cole, si nos gustaba Fulana o Mengana (cuando a nosotros quien nos gustaba era Jaimito, sí, el del chiste). Nosotros no hemos llorado cada vez que al decir que somos gais nos han dicho "anda, pues no lo pareces" como si fuera un cumplido. Porque no, que no se me note que soy gay no es ningún piropo, igual que no es un insulto que a ti te digan que eres homosexual. 

Entendemos que tu masculinidad y tu hombría, querido hetero, se tambalean cuando alguien se atreve a sugerir que puedas sentirte atraído por un hombre, pero tranquilo, no hay ningún problema en ello. Tanto tú como yo vivimos en una sociedad en la que la heterosexualidad es la norma, pero salirse de ella es perfectamente válido (al menos, de momento). Y se puede ser perfectamente masculino siendo homosexual, aunque no hay nada de malo en no serlo. Pero también entendemos que la fragilidad de tu masculinidad no te permite comprender esto. 

Stop masculinidad tóxica

Ismael se derrumba en 'MYHYV' porque su heterosexualidad ha sido puesta en duda

Afortunadamente, las denominadas nuevas masculinidades están llegando y cada vez son más comunes. Poco a  poco nos alejamos de esa masculinidad tóxica de no mostrar sentimientos, de mantenerse dentro de los roles de género, de ese caracter rudo y puramente viril. Y el problema es que todos pecamos a veces de identificar como gais a todos aquellos que se permiten vivir fuera de esa norma; esos heteros que parece que se tocan de más, que se atreven a decirse que se quieren, o que tienen un hablar más "afeminado". Probablemente son heterosexuales como el que más y son conscientes de ello, por eso no necesitan reafirmar a cada segundo que lo son, ni se sienten insultados cuando alguien les llama maricón

Querido hetero, aunque lleves toda tu vida haciendo bromas sobre si se te cae el jabón en la ducha del gimnasio, donde por supuesto nunca miras al resto de hombres desnudos; aunque nunca te hayas atrevido a decirle a un amigo que le quieres, no vaya a ser que se piense cosas que no son; aunque evites llorar en público, porque eso es de "nenazas", permítete salir de ahí. No hay nada malo en ello. Y si alguien te dice que eres gay y no lo eres, tampoco pasa nada

Artículos recomendados

Comentarios