Buscar
Usuario

Política

PSOE y Unidas Podemos sumarían 27 escaños más que las tres derechas en nuevas elecciones

Una diferencia evidente y superior a los parlamentarios sumados por la derecha, que dejaría a los socialistas a cinco escaños de formar Gobierno.

PSOE y Unidas Podemos sumarían 27 escaños más que las tres derechas en nuevas elecciones PSOE y Unidas Podemos sumarían 27 escaños más que las tres derechas en nuevas elecciones

Foto: GTres

Todo apunta a que los españoles tendrán que que acudir de nuevo a las urnas. Después de la incapacidad del PSOE de llegar a un acuerdo con Unidas Podemos para formar un gobierno estable, el 10 de noviembre parece que viviremos una nueva jornada electoral. Las cosas pintan bien para la izquierda, pues el resultado volvería a favorecer a ambos partidos.

El resultado no sería otro que una casi mayoría absoluta de escaños para la izquierda en coalición, frente a una pérdida de los mismos en las filas del Partido Popular, Ciudadanos y VOX. El gran objetivo de Sánchez e Iglesias debería pasar por dejar a un lado sus diferencias y tratar de encontrar la manera de formar Gobierno con las cartas que barajan. Según ha estimado el gabinete demoscópico Key Data para el diario Público, ambas formaciones saldrían reforzadas en caso de acudir a Generales. El estudio ha sido realizado en base a las encuestas realizadas tras las pasadas elecciones, que también ha tenido en cuenta la posibilidad de que el número de votantes se vea ampliamente reducido y la abstención de miles de ellos. 

El PSOE recolectaría el 70% de los votos ejercidos por los electores censadoshttps://www.losreplicantes.com/images/articulos/12000/12830/1.jpg[/img]</p><p>Tanto <strong>PSOE como PP mantendrían de alguna manera la proporción obtenida tras el sufragio de abril</strong>. De esta manera Sánchez no alcanzaría los ocho millones y Casado se encontraría por debajo de los cinco millones de votos recibidos. Pese a ello, <strong>los socialistas obtendrían los votos del 70% de los censados</strong> que ejercieran su voto. De esta manera, la izquierda volvería a tenerlo muy fácil para formar Gobierno, una <strong>situación muy similar a la coyuntura actual</strong>, que no llegó a materializarse por las diferencias programáticas y personales entre sus dos líderes. Sin embargo, esta vez el <strong>PSOE estaría aún más cerca de formar Gobierno </strong>de forma inminente, pues tan solo <strong>cinco escaños les harían falta</strong> para conseguir la <strong>mayoría absoluta.</strong> Los <strong>socialistas obtendrían 135 escaños y Unidas Podemos se haría con 36</strong>. Esta hipotético panorama podría dejar al partido de Sánchez en manos de los <strong>nacionalistas</strong>.</p><div class='pub-text' style='width:300px; margin:1em auto; text-align:center;'>
	<!-- /1007950/noxvo_btf4 -->
	<div id='noxvo_btf4'></div>
	<div id='sc-mpu-btf4' class='sc-mpu-btf4'></div>
	</div><h2>Un millón menos</h2><p>La derecha que integran las formaciones de <strong>Pablo Casado, Albert Rivera y Santiago Abascal</strong> saldrían desfavorecida. Unas nuevas elecciones no tendrían consecuencias favorables para ellos, ya que a pesar de la resurrección de<strong> los populares, que lograrían 17 escaños más con 300.000 votos de Ciudadanos y 250.000 de VOX</strong>. La <strong>ultraderecha perdería ocho diputados y los naranjas doce </strong>como resultado de los desajustes programáticos y la campaña antisanchista de los últimos meses. </p><p><strong>Ciudadanos</strong>, sería por tanto el <strong>partido más perjudicado </strong>de todas las formaciones políticas con <strong>715.000 votantes menos</strong>, un tercio de este conjunto podrían ser abstenciones. A pesar de ello, también serían <strong>los más beneficiados del sistema electoral</strong> imperante en nuestro país, ya que sacarían más parlamentarios que los de Iglesias. Contra todo pronóstico, <strong>los 27 escaños de ventaja de la izquierda harían evidente su superioridad </strong>frente a los parlamentarios de la derecha, ya que actualmente no tiene cabida la <strong>hipotética posibilidad de que Rivera y Sánchez unan fuerzas </strong>para alcanzar los <strong>180 escaños</strong>. </p><div class=

Tanto PSOE como PP mantendrían de alguna manera la proporción obtenida tras el sufragio de abril. De esta manera Sánchez no alcanzaría los ocho millones y Casado se encontraría por debajo de los cinco millones de votos recibidos. Pese a ello, los socialistas obtendrían los votos del 70% de los censados que ejercieran su voto. De esta manera, la izquierda volvería a tenerlo muy fácil para formar Gobierno, una situación muy similar a la coyuntura actual, que no llegó a materializarse por las diferencias programáticas y personales entre sus dos líderes. Sin embargo, esta vez el PSOE estaría aún más cerca de formar Gobierno de forma inminente, pues tan solo cinco escaños les harían falta para conseguir la mayoría absoluta. Los socialistas obtendrían 135 escaños y Unidas Podemos se haría con 36. Esta hipotético panorama podría dejar al partido de Sánchez en manos de los nacionalistas.

Un millón menos

La derecha que integran las formaciones de Pablo Casado, Albert Rivera y Santiago Abascal saldrían desfavorecida. Unas nuevas elecciones no tendrían consecuencias favorables para ellos, ya que a pesar de la resurrección de los populares, que lograrían 17 escaños más con 300.000 votos de Ciudadanos y 250.000 de VOX. La ultraderecha perdería ocho diputados y los naranjas doce como resultado de los desajustes programáticos y la campaña antisanchista de los últimos meses.

Ciudadanos, sería por tanto el partido más perjudicado de todas las formaciones políticas con 715.000 votantes menos, un tercio de este conjunto podrían ser abstenciones. A pesar de ello, también serían los más beneficiados del sistema electoral imperante en nuestro país, ya que sacarían más parlamentarios que los de Iglesias. Contra todo pronóstico, los 27 escaños de ventaja de la izquierda harían evidente su superioridad frente a los parlamentarios de la derecha, ya que actualmente no tiene cabida la hipotética posibilidad de que Rivera y Sánchez unan fuerzas para alcanzar los 180 escaños

[img=La derecha no conseguiría adelantar a la izquierda"

Las estimaciones de Key Data revelan que al menos un millón de personas decidirían no acudir de nuevo a las urnas. Sin embargo, la participación no bajaría tan drásticamente como sería de suponer, aunque en cierta manera el alto índice de abstención vendría motivada por los máximos de participación alcanzados en abril. El gabinete advierte que la inestabilidad política de los últimos meses podría estar motivando un creciente regreso al bipartidismo que creíamos acabado. 

La conclusión es que una vuelta a las urnas no garantiza la victoria de los socialistas, si por triunfo entendemos formar Gobierno alcanzando la mayoría absoluta de parlamentarios para ello. El panorama político volvería a repetirse y España regresaría al mismo punto, paralizada desde finales del mes de abril.

Artículos recomendados

Comentarios