Buscar
Usuario

Noticias

La protagonista de los memes más virales reaparece con un cambio espectacular

Keisha Johnson ha conseguido dejar atrás la fotografía que la llevó a la fama y ha pegado un cambio físico que la ha dejado irreconocible

Se llama Keisha Johnson. Hace un par de años alcanzó la fama de una forma inmediata y quizás indeseada: su cara, con una mirada muy peculiar, era completa carne de meme. Y se viralizó. Los montajes circularon a lo largo y ancho del mundo, con mensajes como 'Osea Reatziona' o 'Confused Black Girl', que tanto triunfaron al otro lado del charco.

La fotografía se viralizó por todo el mundo "La fotografía se viralizó por todo el mundo"

La joven llegó a estar tan cansada de que todo el mundo usase su cara por internet, que incluso llegó a denunciar a Instagram por uso indebido. La red social, sin embargo, no tuvo ningún problema y se amparó en que nunca se responsabiliza de las instantáneas que cuelgan sus usuarios.

Finalmente, y avergonzada por todo lo que estaba sucediendo, la joven terminó borrando todas sus cuentas de redes sociales y desapareciendo de la faz de la Tierra sin ningún síntoma de querer volver al ruedo... hasta ahora.

La joven ha vuelto a abrir su cuenta de Instagram y nos ha mostrado su espectacular cambio físico. La verdad es que, como el buen vino, Keisha ha mejorado mucho con el paso de los años: "Mi cara se veía fea, como si estuviera a punto de vomitar... Yo no me veo así en la vida real", llegó a relatar en su demanda contra Instagram, en la que pedía una indemnización de 500 millones de dólares.

Sus fotografías ahora muestran que la joven ha dejado atrás todo lo ocurrido y que muestra una vida mucho más distinta. Por cierto, sus nuevas instantéaneas no cuentan con tanta difusión como la que le llevó a la fama, pero todos los comentarios que recibe en ellas son muy positivos. Pero Keisha lo prefiere. Ha pasado una historia que bien valdría para ser representada en una película.

Artículos recomendados

Comentarios