Una mujer prefiere grabar y difundir el intento de suicidio de su empleada del hogar antes que socorrerla

Una mujer prefiere grabar y difundir el intento de suicidio de su empleada del hogar antes que socorrerla

La acusada podría enfrentar un delito contra los derechos humanos

Noticias Adrián Parrondo Adrián Parrondo 03 Abril 2017 11:08

Una mujer ha sido detenida en Kuwait después de que su empleada del hogar cayese desde un séptimo piso mientras su jefa grababa tranquilamente la escena y sin realizar el más mínimo amago de ayuda, a pesar de las súplicas que realizaba la víctima.

Las imágenes recogidas por la autora del vídeo muestran a su empleada, de origen etíope, colgada del balcón con una mano mientras grita "sujétame, sujétame", sin obtener ningún tipo de respuesta. Su jefa únicamente se limita a observar la escena y a grabarla sin realizar ningún amago por socorrerla: "¡Loca, ayúdame!", llega a espetar en un momento la afectada. Lo único que la dueña de la casa se limita a decir es a llamar a la afectada como "dama colgante".

En un momento dado, la mano de la mujer se resbala y termina cayendo al vacío. En el vídeo no se puede apreciar en concreto la caída, ya que sale de plano, pero al parecer, la mujer pudo salvar su vida prácticamente sin complicaciones porque dio con un techo blando que se encontraba a poca altura del balcón, lo que le permitió escapar del lugar por sus propios medios y con heridas de carácter leve, aunque de diversa consideración: en concreto, tenía ensangrentadas la nariz y la oreja, así como un brazo roto.

Por el momento se desconocen las circunstancias por las que la empleada terminó colgada del balcón de la casa, aunque algunos medios apuntan a la posibilidad de un intento de suicidio.

Y mientras tanto, la única reacción de la acusada ha sido colgar el vídeo en las redes sociales y asegurar que realizó la grabación para demostrar que ella no había asesinado a su empleada.

Sin embargo, su omisión de socorro podría costarle una pena de prisión. Así al menos sucederá si prospera la demanda que ha presentado la víctima ante el fiscal público, en relación a un delito contra los derechos humanos.

Las duras condiciones de vida de las empleadas del hogar en Kuwait

El problema en todo ello ha reavivado un viejo debate en los países árabes: la situación en la que permanecen las empleadas del hogar. Generalmente han sido tratadas como esclavas, algo que se agrava en las monarquías del Golfo Pérsico, donde las diferencias económicas entre la población son más que palpables.

Kuwait ha tenido que establecer refugios para las empleadas del hogar que huyen de la esclavitud "Kuwait ha tenido que establecer refugios para las empleadas del hogar que huyen de la esclavitud"

Algunas empleadas se ven obligadas a escapar del abuso diario al que son sometidas, algo que ha llevado al gobierno kuwaití a crear refugios para las afectadas en los que poder resguardarse y evitar estas situaciones.

El país de Oriente Próximo hay más de 600.000 personas trabajando como empleadas domésticas, en su mayoría de procedencia asiática. La mayoría se queja del abuso, maltrato y falta de pago de salarios a los que son sometidas.

La situación es tan dramática, que algunos gobiernos extranjeros han tenido que tomar medidas. Filipinas, por ejemplo, no permite que sus nacionales acudan al país para trabajar en tal ocupación si el sueldo es menor a 320 euros mensuales.

Victoria, una empleada de 42 años, relata que fue encerrada en una habitación y golpeada durante días por los dueños de una agencia de contratación, que se había quedado con todo el dinero que poseía, en concreto 270 euros. Al parecer, ella había trabajado siete meses en una casa, pero la familia la había despedido por padecer hipertensión. Fue cuando su agencia comenzó a abusar de ella hasta que consiguió escapar a la embajada filipina y volver a su país, tal y como ha relatado al diario 'El Mundo'.

Mientras tanto, el debate continúa en el país árabe. Las condiciones de vida tan duras que han de soportar a diario podrían tener solución con medidas concretas para ello. Este vídeo ha puesto de nuevo en el candelero un problema que deja muchas heridas abiertas.

Comentarios