La portada de New York Times que el homófobo gobierno de Pakistán no quiere que veas

La portada de New York Times que el homófobo gobierno de Pakistán no quiere que veas

Un caso de censura soberbio y descarado de Pakistán para ocultar de la portada del New York Times internacional a una pareja gay besándose.

Noticias Xose Llosa Xose Llosa 31 Enero 2016 11:44

La libertad de prensa, el garante de la democracia que una y otra vez vemos violado, en ocasiones encuentra en sus ataques más sutileza que en otras; el organismo censor del homófobo gobierno pakistaní es uno de esos que no conoce la sutileza en su vocabulario. Así amaneció el viernes la edición internacional del New York Times en los kioscos pakistaníes:

Censura sin mucho mimo para el Photoshop "Censura sin mucho mimo para el Photoshop"

La edición internacional del diario norteamericano dedicó el artículo principal de portada a la lucha por los derechos de una pareja gay en China, otro gobierno radicalmente homófobo. La pareja aparecía besándose en la imagen que presidía la apertura del diario, y en la edición pakistaní fue sustituida por... bueno... un enorme cuadro en blanco que da un mensaje diáfano de cómo funcionan las cosas por allí. La soberbia del organismo censor, que simplemente tapa en blanco el artículo en lugar de sustituirlo por otro, es lo que termina de ser terrorífico en esa ya de por sí espeluznante historia.

Jóvenes pakistaníes tardaron poco en saltar a las redes, unos clamando contra la homofobia institucionalizada del país, otros dando relevancia a un nuevo ataque sobre la libertad de prensa: "En primer lugar no creo que debiera existir una edición de un periódico internacional censurada. Pero si tienen problema con ese contenido, que no se molesten en imprimir el resto",declaraba una mujer paquistaní de 28 años. Sin embargo, para seguir en nuestro tren del terror con la historia de la portada internacional de New York Times, voces de la ciudadanía paquistaní se han alzado en favor de la censura. Un activista social y político del país, Farhan Khan Virk, declaró: "Estoy de acuerdo, claro que lo estoy (...) Hay ciertas reglas en diferentes partes del mundo con las que no estamos de acuerdo, pero que respetarnos. Necesitan comprender que Pakistán no es un país secular. Nuestro gobierno está vinculado a las leyes del Islam. Esta es la democracia de la gente de Pakistán, ellos eligen una constitución islámica y el mundo debe respetar esto (...) Incluso aunque fuese un hombre y una mujer besándose en la portada, tampoco se debería permitir".

La foto de la discordia "La foto de la discordia"

La homosexualidad en Pakistán

Lo cierto es que la situación de Pakistán en torno a la homosexualidad es radical y en cierta manera desconcertante. Por un lado, como apunta Khan Virk, la ley castiga la homosexualidad con dureza. Por otra parte, hay un rechazo social patente a esta orientación sexual entre hombres, pero es particularmente inconcebible entre mujeres. Sin embargo, y a pesar de este rechazo legal y social, el francés Le Point pone de relieve que las relaciones extramatrimoniales homosexuales son algo muy común. Además, el enésimo ejemplo de la doble moral de los países ultraconservadores: Pakistán es uno de los países que registran más búsquedas en Google para términos como "sexo transexual", "hombre tirándose a hombre" o "fotos de sexo gay".

Mención aparte merece el caso de los transexuales en Pakistán, que están reconocidos en la legislación pakistaní como un "tercer género", además de que cuentan con una tradición de reconocimiento social relativamente positivo y aceptado en la historia del país. Sin embargo, tal y como se hacen ecos miembros de la comunidad trans local, esta visión moderadamente positiva de la que disponían hasta el momento, en los últimos tiempos se está deteriorando en favor de conductas generalizadas cada vez más discriminatorias.

Comentarios