Buscar
Usuario

Vida

5 posturas para perder la virginidad con éxito

¿Cuáles son las mejores posturas sexuales para perder tu virginidad? Te ayudamos a elegir las más adecuadas y cómodas para tu primera vez.

La primera vez puede suponer un gran paso a todos los niveles y lleno de responsabilidad. Aunque, realmente, lo más aconsejable es tomárselo con calma y diversión. Eso sí, siempre hay que ser honesto con uno mismo y con la otra persona. Porque hablando se entiende la gente.

A lo largo de vuestras vidas habréis escuchado la típica frase: "solo hay una primera vez". Una frase que llena de responsabilidad y misticismo la virginidad, aunque realmente no sea para tanto. De hecho, los primeros encuentros sexuales no suelen ser buenas experiencias por los nervios y la inexperiencia que hay en la pareja. En este caso las segundas partes suelen ser mejores.

Los preliminares son básicos en la primera vez "Los preliminares son básicos en la primera vez"

Los preliminares se convierten en un fantástico comienzo ya que a través de pequeños juegos os empezáis a conocer de una manera más íntima. Se explorarán vuestros límites y zonas erógenas para que os conozcáis mejor a nivel físico y sexual. Una vez recorrido vuestros cuerpos la excitación aumenta y os prepara lo siguiente: el coito.

Los nervios y la incertidumbre quizás tarden un poquito más en desaparecer ya que posiblemente no sepáis qué posición o posiciones sexuales son las más adecuadas para esta primera vez. Por eso, para liberar esa pequeña tensión, os dejamos aquí una serie recomendaciones de posiciones sexuales perfecta para perder la virginidad:

1 La posición de Andrómaca o mujer arriba

La posición de Andrómaca "La posición de Andrómaca"

Los sexólogos aconsejan esta posición a aquellos novatos del sexo. Tanto para aquellas mujeres que quieren descubrir el orgasmo durante la penetración, con la posibilidad de acariciar más fácil su clítoris; como para los hombres que quieren aprender a controlar su eyaculación.

La mujer controlará constantemente el tiempo y tomará el control de la situación. El hombre debe acostarse sobre la cama mientras ella se sienta en 90º sobre él. Después de los primeros instantes ella puede reclinarse un poco hacia delante.

2 Cabeza colgante

Esta postura se deriva de la anterior. En ella tiene que tumbarse la mujer al borde de la cama para dejar su cabeza fuera de ella. Esto genera más impulso en la zona genital logrando más profundidad en la penetración.

3 El número 8

En esta posición, la mujer se tumba boca arriba con las piernas ligeramente abiertas y si puede ser con una o dos almohadas bajo sus nalgas que llevará a facilitar mucho la penetración. Él se acuesta sobre ella, apoyado sobre sus brazos y coloca los suyos a ambos lados de la cabeza de ella. Entonces, la mujer ayudará al hombre hacer movimientos en forma de ocho muy lentamente para aumentar el placer sexual. Una manera placentera y divertida para este primer encuentro sexual.

4 La cuchara

La cuchara "La cuchara"

Esta posición es, sin duda, una de las que más ventaja tiene a la hora de este primer encuentro sexual. La comodidad es absoluta al estar ambos recostados y se puede tomar todo el tiempo necesario para explorar las diferentes zonas erógenas, además de abandonarse al placer de la caricia y de los besos. Las manos del hombre alcanzarán los pechos, el sexo de su amante o el vientre e, incluso, se puede llegar a acariciar su espalda, las caderas y el culo de la mujer.

Otra característica, es que en esta posición la penetración no es total por lo que es perfecta para ese primer acercamiento entre ambos genitales.

5 Misionero

La postura del misionero es una de las más recomendables "La postura del misionero es una de las más recomendables"

Esta posición es la más frecuente o común de nuestra civilización. Posiblemente, sea la más indicada para el primer acercamiento de la pareja ya que crea un ambiente, intimidad y conexión. Se puede volver algo rutinaria con el tiempo, pero no requiere nada de experiencia para esta primera vez. Es una posición normalmente muy cómoda y es un excelente preludio para la excitación. Ella se tumba boca arriba mientras él se acuesta arriba para penetrarla.

Después de los primeros encuentros sexuales a la pareja se le abrirán un océano casi infinito de posiciones: la posición del perrito, la lengua de gato, el 69, el árbol prohibido, el loto invertido, el columpio, el vuelo de gaviota o el trípode cojo. Pero, no os abruméis demasiado y tomaros con calma vuestra primera vez.

Artículos recomendados

1 Comentario

  • Más recientes
  • Mejor valorados