Buscar
Usuario

Noticias

La policía reabre el caso del 'niño pintor' de Málaga 33 años años después

El caso del 'niño pintor' es uno de los más enigmáticos, que la Policía Nacional ha sido incapaz de resolver a pesar del paso del tiempo.

La policía reabre el caso del 'niño pintor' de Málaga 33 años años después

David Guerrero, conocido como 'El niño pintor', salió de su casa de Málaga el 6 de abril de 1987 para asistir a una galería de arte. Desde entonces, jamás se le volvió a ver. En 2016, su familia tuvo que declararle fallecido para poder solucionar temas de una herencia, sin embargo, no pierden la esperanza: "Nosotros lo sentimos vivo", alega su madre, Antonia Guevara.

El caso es un 'caso frío', y el método para ellos consiste en revisar la investigación sin resolver para buscar alguna pista que ayude a resolverlo desde una óptica policial diferente y a la luz de nuevos procedimientos científicos. Ahora, la Policía Nacional ha reabierto el caso de David Guerrero Guevara y está reconstruyendo paso a paso la investigación que se hizo hace casi 33 años.

Su caso se archivó en julio de 1996, debido a la ausencia de nuevas líneas de investigación y la prescripción de los posibles delitos. Sin embargo, la llegada de un mando nuevo al grupo policial desempolvaba el caso cada vez, aunque ha estado caracterizado por la ausencia de novedades, a pesar de que se han seguido hasta las más inverosímiles pistas alrededor de España y medio mundo, todas sin éxito.

Una investigación paralela

David Guerrero, 'el niño pintor' de Málaga "David Guerrero, 'el niño pintor' de Málaga"

Jorge Guerrero, hermano mayor de David, y Daniel Carretero, periodista, decidieron emprender por su cuenta una revisión del caso y se dedicaron durante meses a localizar y entrevistar a todas las personas de los diferentes entornos del 'niño pintor'. Gracias a ello consiguieron una nueva pista: Gervasio, un hombre vinculado a la peña El Cenachero, podría estar relacionado con la desaparición. 

Además, también localizaron a un testigo que situó a David en la galería La Maison, donde se exhibía por aquel entonces el cuadro que pintó al Cristo de la Buena Muerte, y también a otros dos testigos que apuntaron haberlo visto en las escaleras del edificio de la peña El Cenachero.

Los testimonios podrían ser reveladores, ya queen la investigación oficial se estableció que se habría perdido la pista del 'niño pintor' en la puerta de su domicilio familiar.

Otro hallazgo extraño

Gema Calderón fue la niña a la que David le entregó uno de sus dibujos, la caricatura de un hombre mayor. "Vaya cosa más fea que me has hecho", relató ella entonces. Semanas después, David desapareció y Gema entregó aquel dibujo a la policía, que pasó a ser una de las principales pistas del caso.

32 años después, alguien le devolvió la caricatura. La dejaron en su buzón, buzón que además no tiene ningún nombre escrito. Además, ante la posibilidad de que no fuera el original, Gema alega que "no hay duda". La letra sigue en el anverso y también el agujero de la chincheta con la que lo clavó en la pared de su habitación.

Ahora los agentes realizan un peritaje en busca de huellas, aunque la familia pide cautela puesto que ya recibieron llamadas de personas que se hacían pasar por el desaparecido.

"¿Cómo ha llegado el documento al buzón? ¿Quién lo ha sacado de dependencias policiales?", cuestiona Jorge Guerrero. Sin embargo, la policía se mantiene en silencio.

Artículos recomendados

Comentarios