Pide que su pareja se vende los ojos por una sorpresa y termina apuñalándola brutalmente

Pide que su pareja se vende los ojos por una sorpresa y termina apuñalándola brutalmente

El hombre pidió a su pareja iniciar una cuenta atrás sobre diez y, al terminar, la atacó a cuchilladas.

El británico Shaun May, de 34 años, ha sido detenido por intentar acabar con al vida de su esposa hasta en dos ocasiones. Y todo, después de pedir a su pareja que se vendase los ojos con una toalla para darle una sorpresa y que posteriormente iniciase una cuenta atrás desde diez.

Según el medio de comunicación británico Kent Online, antes de acabar esa cuenta atrás, Shaun ya apuñaló en el cuello y en el hombro a la mujer, a la que después llevó a un centro hospitalario en el cual afirmó que su esposa era la que se había caído sobre el cuchillo. Los médicos no se creyeron esa versión y dudando de la palabra del hombre, decidieron avisar a la policía que más tarde le detuvo.

Laura, como se llama la aún esposa del asesino, tuvo suerte y las puñaladas que recibió no alcanzaron ningún vaso sanguíneo vital para su vida. Según fuentes cercanas, el hombre habría perdido su empleo y, tras el intento de homicidio, este amenazó a todo el mundo con quitarse la vida.

Shaun May y su pareja, en una fotografía colgada en su perfil de Facebook "Shaun May y su pareja, en una fotografía colgada en su perfil de Facebook"

Un cambio repentino

Laura afirmó ante la policía que nunca había vivido nunca ningún episodio de esta índole con su pareja. De hecho, seguía contando, ese mismo día se fueron a la cama tras la cena y, tal y como relata el fiscal, "hubo cierta actividad sexual antes de que Shaun le dijera que tenía un regalo para ella y pedirle que cerrara los ojos. Ella lo hizo y él salió de la habitación", decía.

El hombre ha sido enviado a prisión acusado de un grave intento de homicidio y se prevé que próximamente se celebre el juicio en el que se anunciará la condena definitiva para Shaun May.

Comentarios