Buscar
Usuario

Noticias

Pide una ambulancia y los "médicos" le desvalijan la casa: así opera una banda de ladrones

Una banda de ladrones está aprovechando la base de datos de la Consejería de Sanidad para robar a ancianos sin dejar huella.

Una banda de ladrones está aprovechando las visitas rutinarias del SERMAS (Servicio Madrileño de Salud) para sustituir a los verdaderos médicos y desvalijar las casas de personas ancianas.

Así lo ha denunciado El Defensor del Paciente, que señala al distrito de Carabanchel y al municipio madrileño de Las Rozas como epicentros de esta trama tan controvertida.

La presidenta de la asociación médica, Carmen Flores, ha asegurado que la banda de cacos tiene acceso directo a los datos confidenciales de la Consejería, por lo que alguna persona vinculada a la Comunidad de Madrid podría estar cooperando para realizar estos robos.

La Comunidad de Madrid asegura que no ha recibido ninguna denuncia "La Comunidad de Madrid asegura que no ha recibido ninguna denuncia"

Desde el Gobierno regional aseguran que no han recibido ninguna demanda por estos hechos ni han detectado ningún acceso sospechoso a la base de datos confidencial. A pesar de ello, una persona cercana al centro de salud de Los Cármenes (próximo a Carabanchel) sí que ha confirmado estos hechos y ha formalizado una denuncia.

Desde la Comisaría de Carabanchel también confirman dos denuncias por estos mismos hechos y no descartan que se hayan formalizado más en otras dependencias policiales de la capital, tal y como confirman al diario El Mundo.

Así operan

Los ladrones fingen formar parte de la Unidad de Asistencia a Domicilio "Los ladrones fingen formar parte de la Unidad de Asistencia a Domicilio"

Desde la asociación El Defensor del Paciente aseguran que los ladrones conocen de primera mano la hora a la que los médicos acuden a atender diariamente a los ancianos, las direcciones o las patologías que padecen.

Cuando llegan al domicilio, engañan a la víctima y la convencen de que están realizando una sustitución ordinaria porque el médico se ha ido de vacaciones. Proceden, entonces, a realizar el tratamiento con normalidad, pero mientras distraen a sus víctimas, la otra persona se escabulle para robar todo tipo de objetos de valor que pueda encontrar en su camino.

Los delincuentes son sumamente discretos. En uno de los casos, aprovecharon el instante en el que bañaban a una anciana para desvalijar toda su casa sin que fuera consciente. No hicieron ningún destrozo ni hicieron daño a la mujer. No dejaron rastro.

Mientras tanto, la asociación pide a la Comunidad de Madrid que tome medidas para atajar este problema, ya que puede haber personas directamente vinculadas al Servicio de Asistencia Domiciliaria que presta el gobierno regional de Cifuentes.

Artículos recomendados

Comentarios