Buscar
Usuario

Noticias

Esta performance muestra con mensajes duros pero reales cómo el machismo sigue oprimiendo

Las calles de Torrelavega (Cantabria) se llenaron de mensajes machistas y sexistas para denunciar la realidad que enfrentan muchas mujeres.

"Yo no juego a cosas de niñas", "sólo lo hago por tu bien", "en el fondo sé que te gusta", "esta se lía con todos, es una guarra", "¿quién te llama?", "lo hacemos a pelo o si no búscate a otro". Estas son algunas de las frases que tienen que escuchar muchas mujeres y que aparecieron en las calles de Torrelavega (Cantabria) el pasado 16 de junio de la mano de la performance 'Deconstrucción' para mostrar que el machismo y los roles de género siguen presentes en la sociedad. 

La Asociación Cultural Octubre ha sido la encargada de realizar este trabajo, que aunque tan solo permaneció un día en las calles, caló en muchas chicas, que compartieron imágenes de la iniciativa en sus redes sociales. Además de los carteles desplegados por el suelo en los que podíamos leer las frases machistas y sexistas, en otras calles la asociación levantó carteles que simulaban conversaciones de WhatsApp. Entre ellas se podía leer cómo una madre se preocupaba porque su hija llegaba a casa de noche y le decía que tuviese cuidado, cómo un chico desprecia a otro porque es gay o un pequeño fragmento de la conversación que tuvieron los miembros de 'La Manada'. 

Rompiendo roles de género

Otra de las acciones que mostraron hacía referencia a los roles de género que sigen existiendo en el imaginario colectivo y que impiden a muchas personas mostrarse como realmente son por miedo a represalias. En estas se podían leer frases como "mi abuelo dice que los niños no lloran" "mi padre trabaja en un taller, mi madre no hace nada", o también el cartel que suele haber en los baños de mujeres y mucho menos en el de hombres, el cambiador de pañales de los bebés. 

Aunque la mayoría de las personas que opinaron en las redes sociales estaban a favor de la propuesta, también hubo varias personas a las que les molestó, y es que en el perfil de Facebook de la asociación se pueden leer comentarios que alegaban que este trabajo era "una auténtica falta de respeto al sentido común y a cualquier hombre, hijo, sobrino, etc". La respuesta de la asociación fue clara: hay que seguir trabajando para deconstruirnos. 

Artículos recomendados

Comentarios