Buscar
Usuario

Vida

Los peores embutidos del supermercado: deberías evitarlos si quieres cuidar tu salud

La OMS desaconseja el consumo de este tipo de alimentos, pero hay algunos que pueden ser incluso más perjudiciales que otros: lo analizamos.

Los peores embutidos del supermercado: deberías evitarlos si quieres cuidar tu salud

Los embutidos y las carnes procesadas se han situado en el punto de mira durante los últimos años tras la recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de evitar su consumo. El organismo ha situado estos alimentos en el grupo 1 de "carcinógenos para humanos", junto al alcohol, tabaco, contaminación ambiental o el sol.

En el caso de los embutidos y carnes procesadas, la OMS es categórica: se debería eliminar por completo su consumo. Un estudio publicado en The Lancet encuentra indicios de relación entre la ingesta de estos alimentos y la aparición de cáncer colorrectal; al igual que entre las carnes procesadas y los embutidos con el cáncer de estómago.

Desde la Universidad de Harvard se recomienda eliminar por completo el consumo de estos alimentos. El llamado Plato Saludable, diseñado por esta institución, que sustituye a la clásica pirámide alimenticia, recomienda limitar las carnes rojas y el queso, además de "evitar el bacon, fiambres y otras carnes procesadas".

Los peores embutidos del supermercado

Con todo, cabe tener en cuenta que no todos los embutidos del supermercado no son igual de perjudiciales para nuestro organismo, sino que hay algunos que pueden ser más perjudiciales que otros. Por ello, en este caso, vamos a analizar qué embutidos son más dañinos para nuestro cuerpo.

1 Sobrasada

La sobrasada tiene un perfil nutricional muy negativo "La sobrasada tiene un perfil nutricional muy negativo"

A pesar de que sea artesanal, la sobrasada siempre encuentra un problema: su elevado contenido en grasas saturadas, algo que convierte este producto en muy poco saludable, a pesar de que no contenga aditivos. El problema se encuentra en su propia receta, elaborada a base de carne, grasa, pimentón y especias, además de curado en tripa. Contiene hasta un 70% de grasas en forma de tocino, una cifra muy superior a otros embutidos. Tiene una media de un 24% de grasa saturada, una cantidad disparada.

2 Salchichas

Las salchichas se han convertido en un alimento muy socorrido, pero son muy perjudiciales "Las salchichas se han convertido en un alimento muy socorrido, pero son muy perjudiciales"

A pesar de que se han convertido en una especie de aliado para muchos consumidores porque permiten organizar una comida rápida; en realidad son muy poco saludables. Algo que, luego, contraviene la idea que se ha instalado en la mente de algunos clientes de supermercados que creen comer sano con este tipo de alimentos cuando los toman con moderación. No hay que olvidar que las salchichas de Frankfurt tienen un 30-35% de grasa, otro 30-35% de carne y que el resto son nitratos y nitritos, aditivos considerados como peligrosos que deberíamos evitar.

3 Salchichón

El salchichón tiene un perfil nutricional muy malo "El salchichón tiene un perfil nutricional muy malo"

El salchichón tiene un perfil nutricional nefasto. Contiene 438 calorías por cada 100 gramos y 40 gramos de grasa, de los cuales 12 son saturadas. Niveles muy altos, además de que su perfil le sitúa como uno de los que aumenta la incidencia de cáncer colorrectal, según la OMS. A ello, también se une su alto nivel de sal, siempre recordando que no debemos sobrepasar los 2,5 gramos de sodio diarios.

4 Fiambre de pollo y pavo

El fiambre de pollo y de pavo aparentan ser sanos, pero debemos atender a sus ingredientes para escoger los que realmente son buenos "El fiambre de pollo y de pavo aparentan ser sanos, pero debemos atender a sus ingredientes para escoger los que realmente son buenos"

Este tipo de embutido, que aparentemente es muy sano, en realidad suele contener todo tipo de aditivos y añadidos que finalmente hacen que no alcance el 50% de carne en muchos de los casos. Entre los aditivos, sales añadidas féculas de patata o proteína de soja, el producto deja de ser saludable para terminar siendo un procesado muy poco recomendable. Frente a ello, se recomienda recurrir a aquellos que superan el 90-95% de carne.

5 Mortadela

La mortadela depende mucho de sus variantes "La mortadela depende mucho de sus variantes"

La mortadela del supermercado tampoco suele ser saludable, ya que finalmente se suele componer de los mismos productos que se encuentran en otros embutidos similares del supermercado: aditivos, féculas, y grasas, 25 gramos en total, de los cuales 10 gramos son grasas saturadas.

Teniendo en cuenta que la OMS recomienda que el consumo de grasas no exceda el 10% del total de calorías, es fácil superar esta cifra si optamos por este tipo de embutido, que es extremadamente calórico y que cuenta con un porcentaje muy elevado en este tipo de grasas.

6 Chorizo

El chorizo se encuentra entre las variantes de carnes procesadas "El chorizo se encuentra entre las variantes de carnes procesadas"

Un estudio publicado por la Agencia Internacional de Investigación contra el Cáncer señala como carnes procesadas aquellas transformadas a través de salazón, fermentación, ahumado u otros procesos para potenciar el sabor o mejorar su conservación. Pese a que la mayoría contiene cerdo, como sucede con el chorizo, también pueden contener otras carnes rojas, como aves, vísceras o subproductos cárnicos como la sangre. El chorizo tiene unas 350 calorías por cada 100 gramos, con un 40% de grasa y cerca de un 12% de grasa saturada. Además tiene hasta 12 veces más sodio que la carne fresca.

Artículos recomendados

Comentarios