La Pelopony se va a Miami, se hace fan de Trump y da la patada al colectivo LGTB

La Pelopony se va a Miami, se hace fan de Trump y da la patada al colectivo LGTB

Yolanda Gallardo olvida que debe su fama a los gays, colectivo al que ahora desprecia porque su música "ahora es global".

Música Víctor Mopez Víctor Mopez 22 Junio 2018 17:59

Seamos sinceros: el panorama musical español está lleno de mamarrachas. Y no lo decimos como algo negativo, porque nos encantan y nos dan la vida cada fin de semana con una copa en la mano. El problema es cuando estas mamarrachas comienzan a creerse Beyoncé y no solo dan la espalda aquellos a los que deben su fama, sino que además los pisotean. Y eso precisamente es lo que le ha pasado a La Pelopony.

Probablemente te estarás preguntando quién es esta mujer o si se trata de una de las protagonistas de 'Mi Little Pony'. Bien, es una cantante muy conocida entre el público gay que triunfó con temas como "Sentir" o "Androgénico" allá por el 2014. Desde entonces, su carrera tenido la misma repercusión Rosa Díez y es que hasta su participación en 'Supervivientes' fue de lo más mediocre regalándonos solo un par de memes. 

Ella, sin embargo, siempre se ha creído una artista de los pies a la cabeza. Y a nosotros, que nos tragamos cualquier cosa, siempre nos ha gustado. Hemos vivido con ella sus dramas sentimentales a través de las redes sociales, hemos envidiado sus pelucas y hemos tratado hasta de aprendernos sus coreografías. La última aventura de La Pelopony, sin embargo, ha enfadado y decepcionado a sus seguidores por la terrible actitud de la catalana

La Pelopony pierde la peluca

Ella votaría a Trump

Yolanda Gallardo, nombre real de la cantante, ha hecho sus maletas y ha viajado hasta Miami con el objetivo de hacer las Américas. Ella se cree que va a ganar un Grammy, pero solo se trata de un viaje de placer. Haciendo de su vida un reality, ha ido retransmitiendo a través de sus redes sociales sus peripecias en el país de los Big Macs. Y claro, ha acabado metiendo la pata hasta el fondo.

Adoptando un acento propio de una telenovela venezolana, La Pelopony ha abrazado la cultura estadounidense a las mil maravillas, algo que nos parece estupendo. Pero se ha emocionado tanto que incluso se ha declarado fan absoluta de Trump. Y todos conocemos la homofobia y transfobia que inunda el Gobierno del magnate.

"Yo votaría a Trump porque ese hombre cuida de que toda América funcione y se preocupa por la economía", compartió la artista despertando las críticas de sus seguidores, recordemos, la mayoría pertenecientes al colectivo LGTB. Bastó con recordarle algunas de las políticas más controvertidas del presidente norteamericano, como su objetivo de impedir a los transexules formar parte del ejército. De nada sirvió, Gallardo ya se cree la mismísima Melania Trump.

Rechazo y desprecio a las "maricas"

Lejos de retractarse o hacer autocrítica, La Pelopony no ha aceptado las críticas y ha tomado la postura de atacar al colectivo LGTB al que, recordemos de nuevo, debe su fama. "Yo no soy un colectivo gay ni una asociación gay de España de allá que a mí me estén pagando dinero para yo apoyar a los gays ni nada. Yo dije que quería al público gay", aclara enfadada en uno de sus vídeos.

No duda en despreciar a sus fansasegurando que ya no los necesita: "Amigas, eso fue al principio de mi carrera, evidentemente luego mi música se volvió global, mi amor". O el jet lag le ha sentado fatal o el sol de Florida le ha afectado más de la cuenta.

"Hay muchas maricas que se volvieron locas, enloquecidas", continúa en su alegato señalando que hay "maricas obsesionadas" en ser como ella. Yolanda Gallardo, cavándose su propia tumba artística. Si antes solo se subía a escenarios de discotecas LGTB, esta vez lo va a tener más crudo cuando regrese a España. Menos mal que su música ahora es global.

¿La Pelopony? ¿Quién es esa?

1 Comentario

  • Más recientes
  • Mejor valorados