Buscar
Usuario

Política

Así es la "tercera vía" que Pedro Sanchez plantea a Podemos para evitar nuevas elecciones

El socialista insta al Partido Popular y a Ciudadanos a que apoyen "la formación del Gobierno que han votado los españoles".

Así es la "tercera vía" que Pedro Sanchez plantea a Podemos para evitar nuevas elecciones

Pedro Sánchez no quiere pasar de nuevo por a elecciones. Lo ha dejado claro desde que su fallida investidura no lograra colocarlo como presidente del Gobierno español con funciones plenas. Sin embargo, reconoce que una coalición con Unidas Podemos tampoco sería efectiva llegados a este punto. Por ello, propone una "tercera vía" con la que presionar a Pablo Iglesias. El madrileño ha concedido una entrevista a el diario El País donde ha hablado de las opciones que baraja y cuáles son las opciones de las que dispone ante el riesgo de someterse a unas elecciones antes de que finalice el año. 

Se basa en un programa común progresista que además de la investidura, garantizará una legislatura estable. Con él, Pedro Sánchez y su equipo no se lo pondrán nada fácil a Pablo Iglesias. Lo han estado preparando durante todo el último mes de agosto y es por ello que el líder socialista no se habría alejado demasiado del Palacio de la Moncloa durante la temporada estival.

Ya lo confirmaba hace unos días durante unos encuentros que tuvo con algunos grupos de presión formados por representantes de algunos colectivos sociales que describieron la voluntad de Sánchez con muy buenas palabras: "lleno de entusiasmo y energía, con ganas de seguir adelante". Durante la reunión con los más de 30 invitados, aseguró que no se fiaba de Podemos y les haría "una oferta programática difícil de rechazar"

Pedro Sánchez confía en las 300 medidas que ha estudiado junto a su partido para convencer a Podemos y poder ser investido de manera inminente "Pedro Sánchez confía en las 300 medidas que ha estudiado junto a su partido para convencer a Podemos y poder ser investido de manera inminente"

Durante la primera semana de septiembre, Pedro Sánchez presentará su proyecto de Gobierno en el que se incluyen unas 300 medidas "para poder encontrar el apoyo necesario y que la legislatura eche a andar con ese Gobierno progresista que votaron los españoles". El programa va dirigido especialmente a Podemos, desde que ambos partidos de izquierda no se pusieran de acuerdo para investir al socialista como presidente del Gobierno el pasado mes de julio. El programa estará abierto a cualquier modificación hasta el 23 de septiembre, aunque solo contempla el posible apoyo de su homólogo de izquierda: "no espero nada de la derecha". 

Sin tener en cuenta el independentismo

El socialista es consciente de que "la cosa está al 50%". De la misma manera que podría formar Gobierno, la situación podría torcerse y próximamente tendría que volver a pasar por unas elecciones. Sin embargo, no cree en un Gobierno de coalición porque las conversaciones y negociaciones pasadas con el líder de Podemos no llegaron en ningún momento a buen puerto por la falta de cohesión entre ambos. "No tenemos por qué ir a elecciones, pero no depende únicamente del PSOE, sino de otras tres fuerzas políticas", subraya, mencionando también la hipocresía programática del Partido Popular y Ciudadanos.

Las medidas propuestas por el presidente del Gobierno en funciones atienden, entre otras, a descartar la participación del movimiento secesionista y las fuerzas que lo promueven. En palabras de Sánchez, el independentismo pasa por su mayor época de vacas flacas desde el procés en 2017. 

De igual manera, es consciente de que si tiene que hacer frente a unas nuevas elecciones a finales de año, "los progresistas de este país van a apostar con mayor contundencia por el PSOE". Tiene confianza en el programa y asegura que los votantes de izquierdas lo respaldarán firmemente, ya que reflejará una estabilidad segura, veraz y fiable durante cuatro años.

Pese a que el programa está dirigido abiertamente a Unidas Podemos, Pablo Iglesias ha confirmado que Pedro Sánchez no le ha llamado en todo el mes de agosto y por ello, no hay aún fecha confirmada para su próximo encuentro. En su perfil de Twitter, el líder de Podemos cree que "si la investidura solo puede ser entre el 17 y el 20 de septiembre, o quiere elecciones y no busca acuerdos o pretende negociarlo todo en el último minuto" y tacha a Sánchez de irresponsable.

Por su parte, Sánchez estima que la reunión se producirá "cuanto antes", de tal manera que puedan comentarse "los errores que se produjeron el pasado 25 de julio". Cree que ambos partidos pueden llegar a un acuerdo "con una opción distinta al Gobierno de coalición que plantea Unidas Podemos". 

Artículos recomendados

Comentarios